Carlos Rosenkrantz (Nicolás Stulberg)
Carlos Rosenkrantz (Nicolás Stulberg)

El designado juez de la corte Suprema de Justicia de la Nación Carlos Rosenkrantz dio su primera entrevista días antes de jurar en el más alto tribunal del país. El reportaje fue realizado por la Revista Argentina de Teoría Jurídica de la Universidad Torcuato Di Tella.

Aquí, los párrafos más salientes de la nota:

1 –"Tengo una idea que creo que es importante para el país. La idea es que la Corte tiene que contribuir a garantizar la seguridad jurídica que el país necesita para generar riqueza"

2- "Hay que resolver problemas del pasado. Hay otros momentos en los que hay que pensar las reglas que te permiten un mejor futuro. Yo creo que éste es el momento de pensar las reglas que permiten un mejor futuro. Sucede que –como producto de circunstancias muy particulares, y en parte a raíz de que me interesara mucho por el derecho privado- tengo algunas ideas al respecto. Ésa es mi motivación central (Para aceptar el cargo )".

3 –"Creo que es un momento muy particular en la historia jurídica argentina, en el que el pasado es pasado y hay que pensar en el futuro, y eso exige quizás distintas visiones o insumos. Yo creo que puedo aportar algunos (no todos) de esos insumos. No creo en los súperjueces. El tiempo dirá si esto que digo es mera autoindulgencia o no".

4- "Un juez no puede ser original porque eso es tomar al derecho en sus propias manos y un juez no tiene la atribución política de tomar el derecho en sus propias manos. Lo que tiene que hacer un juez es una tarea de exhumación: preguntarse cómo es que uno puede reconstruir la práctica en la que tiene que desempeñarse. Es una tarea muy difícil".

5- "Los amicus curiae son muy importantes. No sé si con eso alcanza para satisfacer el ideal de mayor participación ciudadana, pero si establecés mecanismos para que aquellos que se sienten más comprometidos con el resultado de una decisión puedan expresarse de un modo orgánico y constructivo, permitís mucho, y creo que es bueno para todos. Es bueno para las partes, es bueno para los jueces que tienen que decidir, y es bueno tener la posibilidad de que te tengan que escuchar. Me parece que eso, escuchar a las partes comprometidas, es lo máximo que puede hacer la justicia. Lo demás es la política. Son dos cosas diferentes. La justicia es la justicia y la política es la política. La justicia está pensada para resolver casos uno a uno. La política no".

6- "En la política se deciden casos generales y la justicia casos uno a uno. En el medio hay mucho. Creo que una de las grandes cosas que hay que reflexionar desde la academia y del pensamiento institucional es qué pasa en las situaciones en que se está forzado a decidir cuestiones que afectan a una enorme cantidad de gente. Es difícil decidir esos casos como si se trataran de un derecho contra otro derecho, porque lo que está en juego es el contexto en los que los derechos se ejercen y se exigen".

7- "Una aspiración muy importante que deben tener los jueces es entender que el rol sentenciar es diferente al papel de un árbitro en un juego. El árbitro decide sin dar razones. Esto es muy importante. Es decisionismo puro: decide y resuelve los conflictos. Un juez tiene que decidir, sin duda, pero también debe construir y hacer inteligible el principio por la cual toma esa decisión, para que ese principio sea utilizado en otras decisiones. No basta con decidir. Es necesario dejar en claro que se decide en base a ciertos principios".

8- "Cuando trabajás en el Estado te das cuenta de la magnitud de la burocracia y que para poder efectuar transformaciones tenés que ser capaz de movilizar. Es decir, convencer a mucha gente para que actúe en un modo combinado. Que cambien en masa. Es difícil que eso suceda y es bueno que sea muy difícil que eso suceda. Ésa es la enseñanza más importante que te puede dejar trabajar en el Estado".

9- "La práctica de la abogacía me dio algo que es también importante y es el aprecio por los argumentos finos. Darte cuenta que muchas veces los argumentos finos son importantes, y que los hechos importan muchísimo. Es una de las cosas que en las que más creo. Para decidir los casos lo que hay que ver son los hechos. La interpretación de los hechos es algo que nuestra tradición educativa no ha enfatizado".