Diego Maradona, junto a Guillermo Moreno y Hebe de Bonafini (@PrensaMadres)
Diego Maradona, junto a Guillermo Moreno y Hebe de Bonafini (@PrensaMadres)

El pasado miércoles, Diego Maradona concurrió a la sede de la AFA en la calle Viamonte para mantener una reunión con el enviado de la FIFA para conformar la comisión normalizadora, Primo Corvaro, pero el encuentro no pudo concretarse y el ex DT de la selección argentina estalló.

"Hice el intento de hablar con la gente de FIFA para resolver esto de la AFA, pero no quieren hacer borrón y cuenta nueva. Quieren hacer una Superliga basada en el 'choreo' increíble que hubo de (Julio) Grondona", criticó "El Diez".

Maradona se presentó en la radio Conexión abierta junto al ex secretario de comercio kirchnerista, Guillermo Moreno, la titular de Madres de Plaza de Mayo, Hebe de Bonafini, y periodistas como Nora Vieiras y Daniel Tognetti. Allí anticipó que, el próximo jueves, irá a la Bombonera para presenciar el partido de vuelta entre Boca e Independiente del Valle, por las semifinales de la Copa Libertadores.

Maradona anticipó que irá a ver a Boca el próximo jueves (@PrensaMadres)
Maradona anticipó que irá a ver a Boca el próximo jueves (@PrensaMadres)

"Me voy al palco, que va a estar de bote a bote", adelantó y consideró que, ante el conjunto ecuatoriano, "El Xeneize" se juega "la final del mundo".
"Con el mellizo zafamos", aseguró, ilusionado por el pase a la final del elenco de Guillermo Barros Schelotto.

En otro plano, el embajador deportivo de Dubai, quien regresará a los Emiratos Arabes en pocos días, reiteró sus críticas hacia Juan Sebastián Verón, a quien acusó de "traidor" luego de que se suspendiera la reunión con Corvaro en la AFA.

"Verón es el menos indicado al decir que quiere hablar cara a cara. Cada vez que quise hablar, se escondió", señaló sobre el actual presidente de Estudiantes de La Plata.

El ex capitán de la selección argentina también hizo referencia a su adicción a las drogas y dijo que sus hijas fueron la clave para salir de esa situación. "Salí de (la clínica) Avril y seguía pensando en la droga. Dalma me salvó la vida cuando me pidió que viva para Gianinna, que no me había disfrutado", recordó.