Fanáticos de todo el mundo se autoconvocados en la SWCE de Chicago.
Fanáticos de todo el mundo se autoconvocados en la SWCE de Chicago.

¿Te trajiste todo, no?". "Sí, los Sith, un Chewie y dos Organas"… La charla de ascensor entre dos adultos -cargados de bolsas, pelucas y muñecos- podría pasar por irreal sino fuera porque es en Chicago y todos saben que aquí se vive la 13ª edición del SWCE (Star Wars Celebration).

La ciudad toda respira Darth Vaders, Leias Organas, Stormtroopers y Lukes Skywalkers y esta locura linda llamada Star Wars Manía. Desde su última edición, en 2017, SWCE se realiza cada dos años y el anuncio de la ciudad designada (Londres, Tokio y Los Angeles ya fueron hosts) es esperado con ansiedad. Orlando fue la anterior, hoy le toca al hogar de los Obama (Chicago, la llamada "La Ciudad de los vientos") hasta donde se acercaron grupos de fans, amigos y familias enteras desde Ohio, Estados Unidos o como el Team Liga Star Wars desde Colombia.

Caracterizarse de la mejor manera posible de tu personaje preferido de Star Wars. Esa es la cuestión… ¡y la obsesión!
Caracterizarse de la mejor manera posible de tu personaje preferido de Star Wars. Esa es la cuestión… ¡y la obsesión!

DE OTRA GALAXIA LEJANA…  ¿Y qué se hace en una convención de Star Wars? Primero y principal, se fijan las normas de convivencia. Cada quien llega vestido (disfrazado suena irrespetuoso) como quiere y hace lo que quiere (vale desde jugar a las cartas, intercambiar con coleccionistas, rol play o tatuarse, ¿por qué no?. Todo bajo la premisa del no al bullying y no a la agresión.

Una actividad para no dejar pasar: "Star Wars Speed Dating". Porque, ¿Qué mejor que emparejarte con otro fan?: "Si los Rebeldes pueden hacer estallar la Estrella de la Muerte en siete minutos, veamos si podés conectar con tu amor en solo tres", advierten.

En la convención se consigue todo lo que imaginás de la saga… ¡y lo que no también!
En la convención se consigue todo lo que imaginás de la saga… ¡y lo que no también!

EN LAS ESTRELLAS. Por el centro de convenciones McCormick Place es lo más normal del mundo cruzarse con Jedis, Yodas, Landos, Stormtroopers, Poe Damerons y Leias por los pasillos. Llegar aquí no fue fácil, la previa incluyó acreditación mediante y paso por el detector de metales: "Dejar las armas afuera" nunca sonó tan real. Lasers, abstenerse.

Todo la parafernalia habida y por haber de Star Wars está acá presente. Desde los tentadores muñecos Funko (de colección, esos que nunca encontrás online) a los Lego en su versión 20º aniversario Star Wars. "Esos que solo encontrás si te ganás la lotería", advierten. ¿Un Millenium Falcon en versión para armar? Módicos US$799.99. También podés encargarte cascos (US$350) o un Han Solo congelado en carbonita. Hay opciones para todos, desde T-shirts (US$25) para grandes -hay para chicos, ya que la SWCE pasa el fanatismo de generación en generación-, tazas, parches y lo más trabajados pins. Van desde US$5 a US$ 199 (edición limitada). La convención también cuenta con esos puestos con filas de fanáticos ansiosos porque sabés que podés sacarte la foto pero no comprar. Porque hay muchas cosas que aún se hacen por placer.

Paula Ikeda, de la redacción de Para Ti ¡a las estrellas!
Paula Ikeda, de la redacción de Para Ti ¡a las estrellas!

A LA MODA. Atención fashionistas: el look de cada starwarsmaníaco está bien trabajado. Si tenías algo de colección, éste es tu lugar para sacarlo a relucir. Fanáticos de Star Wars aplauden los mejores trajes y sonríen al pasar al reconocer almas afines. Hay fanatismo para rato porque SWCE continua y promete ser portador de varias primicias de Disney. Desde lo que viene en la saga de Star Wars o lo mejor de los parques temáticos. ¿Lo viste, lo seguís vía streaming y ya querés todo? Nosotras también. Mientras esperamos por Rey y una nueva entrega de Star Wars: Episodio IX, solo podemos decirte, que la Fuerza te acompañe.

Escena de Star Wars: Episodio IX
Escena de Star Wars: Episodio IX

Textos y fotos: PAULA IKEDA (enviada especial a Chicago, Estados Unidos).