La diseñadora Kate Spade murió hoy a los 55 años. La norteamericana había iniciado su trabajo en el mundo de la moda en la revista Mademoiselle y lanzó Kate Spade New York en 1993 junto a su esposo Andy Spade. En 2017, la marca fue comprada por más de 2.000 millones de dólares por la firma Coach. A pesar de la venta, el sello y espíritu de la diseñadora sigue vigente.

Hacemos un recorrido por su estilo icónico, donde se destacaban sus bolsos y accesorios originales y divertidos. Su estética moderna, los colores y su originalidad fueron los grandes protagonistas de sus colecciones que se instalaron el guardarropas de referentes como Kate Middleton, Taylor Swift y Halle Berry.

La Cartera Sam, la pieza fundacional

La cartera “Sam”
La cartera “Sam”

Sus diseños de carteras elegantes y coloridas fueron una de las grandes insignias de la firma. El modelo de cartera Sam, que creó la marca en 1993 y que constó en un modelo simple y elegante, es un clásico de la firma que contó con varias reversiones en colores estridentes. El sello personal de la artista, su nombre.

Supo sumarse a la tendencia “unicornio”.
Supo sumarse a la tendencia “unicornio”.

Los flamencos, unicornios, cerdos y piñas fueron algunos de los elementos elegidos por la diseñadora para dar forma a los bolsos y clutchs más originales.

El sentido del humor y la diversión fueron un guiño en todos sus diseños. Accesorios como case para celulares o paraguas formaron parte del universo de Kate.

Bandolera en forma de ananá
Bandolera en forma de ananá
Piggy clutch
Piggy clutch
Accesorio para smartphone
Accesorio para smartphone

La colección Keds por Kate Spade presentaba zapatillas elegantes pensadas para las novias modernas. Con brillos, una opción canchera para la boda, que forma parte de su línea Bridal.

Con brillos, una opción canchera para casamientos.
Con brillos, una opción canchera para casamientos.

Fotos Archivo Atlántida.

Texto: Celeste Lattanzio