“Antón es un bebé muy buena onda, chistoso…. ¿Qué más te puedo decir? ¡Es mi hijo y me parece el mejor del mundo!” Foto: Sebastián Cid/ Para Ti
“Antón es un bebé muy buena onda, chistoso…. ¿Qué más te puedo decir? ¡Es mi hijo y me parece el mejor del mundo!” Foto: Sebastián Cid/ Para Ti

Michel Noher (34) es de esos hombres simples, espontáneos, sin vueltas, que te hacen sentir cómoda desde el momento en que los conocés. Sonríe para la cámara con naturalidad, aunque confiesa que las producciones de fotos lo incomodan y le resultan un esfuerzo, y apura la última toma para sentarse a charlar, mate de por medio. Acaba de llegar de Valencia (España) donde estuvo dos meses filmando El desentierro, ópera prima del director Nacho Ruipérez, y asegura que le costó mucho separarse de su mujer, Celeste Cid (33), y del pequeño Antón, de 1 año y 2 meses. "Pero ojo, no lo digo como padre culposo. A ver: me fui a trabajar, no de vacaciones. Pero fue duro, los extrañé mucho. Por suerte, Celes pudo venir una semana a visitarme con Antón y los disfruté a full a los dos".

-¿Era la primera vez que te separabas tanto tiempo de ellos?
-Sí, sí, la primera vez. La verdad es que yo disfruto mucho de mi hijo, y en este momento dos meses es una vida porque aprende tantas cosas, cambia día a día, minuto a minuto. Antón es un bebé muy buena onda, chistoso…. ¿Qué más te puedo decir? ¡Es mi hijo y me parece el mejor del mundo! (Se ríe)

-¿Ya camina?
-Está en eso. Todavía te agarra de la mano para dar sus pasitos. Pero está ahí: para cuando salga esta nota seguro que ya se largó. Es una edad tremenda porque quieren tocar todo y no miden ningún riesgo…. A mí me hace reír Antón porque va hasta el enchufe, lo señala y me dice: "Nooo"… Onda, ya sabe que no puede y me lo aclara a mí. Se autocensura. Un personaje total.

“Ni loco miro las escenas de sexo de Celeste” Foto: Sebastián Cid/ Para Ti
“Ni loco miro las escenas de sexo de Celeste” Foto: Sebastián Cid/ Para Ti

-¿Estás mucho con él, lo cuidás cuando Celeste está grabando?
-Intento estar todo lo que puedo porque nada me gusta más en el mundo que compartir tiempo con él. Quiero disfrutarlo y siento que cada vez interactuamos más. Igual, tenemos una persona en casa que nos ayuda porque si no sería imposible que trabajemos los dos. Tendríamos que turnarnos y no es la idea. Pensá que, además, Celes este año está protagonizando una tira –N. de la R.: Las Estrellas, por El Trece– y eso implica extensas jornadas de grabación. A eso sumale que yo me fui dos meses a trabajar afuera; si no tuviéramos ayuda viviríamos en un caos total. Por suerte, estamos bien organizados.

-Celeste tuvo que hacer una dieta especial para amamantar a Antón porque él tiene intolerancia a la proteína de vaca, ¿vos hiciste la dieta con ella?
-No, no tan estricto como la hace ella porque todo sigue igual: Celes continúa dándole la teta a Antón, así que no consume lácteos, ni sus derivados. Tampoco soja. Yo les cocino y ahí comemos todos lo mismo pero, si salimos a comer afuera, yo puedo pedir una pizza tranquilamente.

Con Manuela Pal, su compañera de elenco de ADDA que dio origen a una serie web digital.
Con Manuela Pal, su compañera de elenco de ADDA que dio origen a una serie web digital.
Yo soy hijo único, así que ver el funcionamiento natural de dos hermanos, la admiración que siente Antón por André es algo increíble

-¿Y cómo es la relación de Antón con su hermano André (13, hijo de Celeste con Emmanuel Horvilleur).
-Yo estoy fascinado con el vínculo de ellos porque para mí es algo completamente nuevo. Yo soy hijo único, así que ver el funcionamiento natural de dos hermanos, la admiración que siente Antón por André es algo increíble. ¡Se aman! Siento que puedo ver la naturaleza manifestándose y estoy maravillado.

“¡Fue un año con muchos desafíos! Lo termino con cuatro películas filmadas, una obra de teatro –Lo prohibido–, y un premio Tato por la serie web de ADDA que se llamó La búsqueda de Laura”. Foto: Sebastián Cid/ Para Ti
“¡Fue un año con muchos desafíos! Lo termino con cuatro películas filmadas, una obra de teatro –Lo prohibido–, y un premio Tato por la serie web de ADDA que se llamó La búsqueda de Laura”. Foto: Sebastián Cid/ Para Ti

-¿Se van de vacaciones? ¿Dónde piensan pasar Año Nuevo?
-Nos vamos al sur, a Bariloche. Pasamos el 31 ahí y después veremos, algo más vamos a hacer.

-¿Sentís que el 2017 fue un buen año para vos?
-Sí, muy bueno, ¡un año con muchos desafíos! Lo termino con cuatro películas filmadas, una obra de teatro –Lo prohibido–, que fue una experiencia hermosa porque pude cantar, y un premio Tato por la serie web de ADDA que se llamó La búsqueda de Laura. Esta fue una gran innovación de Telefe, nunca se había hecho algo así, en paralelo con una telenovela, y la gente respondió súper bien a la propuesta. Recibir el premio fue el broche de oro para este 2017.

-¿Te queda un buen recuerdo de esa telenovela?
-Sí, claro, el mejor. La pareja de los Godoy pegó mucho en la gente y a mí me encantó trabajar con Manuela (Pal), a quien conozco desde hace muchos años, pero no habíamos coincidido en un proyecto. El plus que teníamos es que Manu acababa de ser mamá, yo estaba esperando a Antón y en la ficción éramos una pareja que tenía problemas para tener un bebé. O sea: todo giraba en torno a los hijos entre nosotros.

Protagonizando una campaña de la marca de ropa de Celeste, Cid Kohan.
Protagonizando una campaña de la marca de ropa de Celeste, Cid Kohan.
Con mi padre tenemos una relación muy sincera: los dos somos muy críticos de lo que hace el otro

-Y hablando de padres e hijos, ¿cómo es la relación con tu papá (Jean Pierre Noher, 61, actor)?
-Muy buena, hablamos mucho. Tenemos una relación muy sincera: los dos somos muy críticos de lo que hace el otro. Te diría que los comentarios más duros sobre algún trabajo me los ha hecho mi padre.

-¿En serio?, ¿no es un papá fan?
-Es un fan exigente. Pero yo también con él, ¿eh? ¡Es mutuo! Le digo: "No jodas, acá te tiraste un poco a chanta. Eso ya lo hiciste". (Se ríe).

-¿Con Celeste también sos así de crítico?
-No, no, con ella soy más cuidadoso.

-¿Y cómo te llevás con las escenas de sexo que tiene en Las Estrellas? ¿Las mirás?
-No, ni loco. ¿Para qué las voy a mirar? Hay cosas que no son necesarias (vuelve a reírse).

El día que nació Antón, hace un año y dos meses.
El día que nació Antón, hace un año y dos meses.

-Estás con una de las mujeres más lindas de la Argentina, que seguramente cuida un montón su imagen, ¿vos también lo hacés?
-Para nada, no me cuido. Pero reconozco que desde que estoy con Celeste ella me presta alguna crema y hasta me obliga a usarlas.

-Contame qué proyectos tenés para el 2018.
-Tengo dos películas para filmar, pero aún no sé bien en qué fecha comenzaremos los rodajes. También tengo una linda propuesta de teatro en el Centro Cultural San Martín; es un unipersonal que voy a estrenar en mayo. Y bueno, espero ansioso el estreno de El desentierro, este thriller que gira en torno a un hijo que busca a su padre desaparecido veinte años atrás.

-Este mes se estrenó Todo lo que veo es mío, película en la que interpretás al artista Marcel Duchamp.
-¡Un proyecto hermoso! El director, Román Podolsky, me llamó para que leyera el guion y me encantó. El tema es que su idea era filmarla en noviembre del año pasado y recién había nacido Antón, no me daba para meterme en el proyecto de lleno. Le pedí que postergara un poco el rodaje, se copó y arrancamos en febrero.

Una imagen de la película, Todo lo que es mío, del director Román Podolosky.
Una imagen de la película, Todo lo que es mío, del director Román Podolosky.

-La película transcurre en 1918, durante los meses que el artista vivió en nuestro país, y Duchamp se queja de lo machista que es la sociedad argentina. ¿Sentís que, si pudiera vernos ahora, encontraría otro país o todo sigue igual?
-Yo creo que hemos evolucionado. Pensá que el movimiento Ni una menos comenzó en la Argentina y se replicó en el mundo. Pero también creo que cuando existen luchas así es, justamente, porque algo está funcionando muy mal en la sociedad. Por ello, y aunque crea que hemos avanzado, tengo que decir que la Argentina sigue siendo una sociedad machista, como casi todas las de Latinoamérica. Aunque tengo fe en que de a poco la mentalidad va ir cambiando, soy optimista en ese sentido.

Texto: JULIANA FERRINI Producción: SOFÍA PÉREZ Y SANTÍA

Maquilló y peinó: Sole Olveira. Agradecemos a: Ropa Revolver y Airborn.

LEA MÁS: