Rapados o al natural Foto: Archivo Atlántida / Para Ti Mamá.
Rapados o al natural Foto: Archivo Atlántida / Para Ti Mamá.

¿Peladito o peludito? Nos preguntamos apenas nace. Generalmente, como su pelito es más grueso y oscuro que lo que solemos estar acostumbrados a tener al crecer, optamos por la primera opción. Ahora, más allá de que le quede más lindo, ¿está bueno hacerlo? Y si hablamos de las nenas, ¿ponerles aritos las perjudica en algo? ¿Puede traerles problemas? Veamos qué nos responde a esto la Dra. Aldana Marino.

Pelo
No hay pros ni contras de rapar al bebé. Es sólo una cuestión estética. Se los puede pelar desde el nacimiento. Generalmente nacen y al otro día ya se los pela. Eso sí, es recomendable que lo haga una enfermera o neonatólogo del lugar donde nació. ¿Es cierto que el raparlos hará que les crezca el pelo más rápido y más fuerte? No. Es un mito. Les crecerá igual que si no lo hacemos.

Aros
Hacer los agujeritos no es peligroso. Eso sí, hay que estar atentos a que no se le salgan o que no pierda la tuerquita, por el riesgo de que la trague.
*Pueden ser bolitas de oro o perlitas.
*Sí o sí deben ser de oro o acero quirúrgico, para evitar alguna reacción alérgica, o infección.
*También debe realizarlos una enfermera o neonatólogo. Es decir, alguien especializado.
*Los días posteriores se deben limpiar los agujeritos con alcohol y un algodoncito, hasta que cicatricen bien.

Por Paula Labonia / Asesoró: Dra. Aldana Marino, médica del Área de Residencia del Hospital Fernández, M.N.: 142.071.

 

LEA MÁS: