“La bioestimulación significa introducir una sustancia para estimular una actividad biológica. Y esto es lo que se está imponiendo como concepto de belleza”
“La bioestimulación significa introducir una sustancia para estimular una actividad biológica. Y esto es lo que se está imponiendo como concepto de belleza”

El desafío de la estética y la cosmética es batallar contra el paso del tiempo. En la lucha por combatir la flaccidez y el envejecimiento prematuro lo más novedoso es la bioestimulación facial, que mejora la apariencia de la piel de manera natural.

Según explica la Dra. Julieta Spada, dermatóloga y miembro de la Sociedad Argentina de Dermatología, "en sentido amplio, bioestimulación significa introducir una sustancia para estimular una actividad biológica. Y esto es lo que se está imponiendo como concepto de belleza".

El principal resultado de la bioestimulación es activar la función del fibroblasto, la célula encargada de la estructura y la calidad de la piel. Así se optimiza su función en el organismo para obtener una piel más tersa, combatir la flaccidez y disminuir las arrugas. Además, hoy, en materia de estética y belleza, la prevención es la clave.

LA PROTEÍNA MÁGICA. Cuando somos jóvenes, el rostro tiene forma de triángulo invertido y, a medida que pasa el tiempo, cambia y se transforma en un triángulo normal. "Esto es lo que no queremos que suceda, porque el semblante se transforma y aparece la expresión de cansancio. A veces esto no necesariamente aparece en personas mayores, sino que por genética ya lo podemos ver en mujeres a partir de los 20 años", destaca la Dra. Alejandra Bugallo, especialista en estética. Por eso la presencia de colágeno se vuelve vital, porque es una de las principales proteínas estructurales de la piel.

La buena noticia es que de la mano de la estética se puede bioestimular la piel combinando dos aparatologías. Te contamos en detalle de qué se trata:

x Primer paso, Ultherapy: hoy más que nunca las nuevas tecnologías en materia de belleza tienden a ser no invasivas y a lograr resultados efectivos sin que se noten cambios en la fisonomía ni en los rasgos. La idea es recuperar la lozanía de la piel de modo natural, de adentro hacia fuera. Especialmente indicado a partir de los 40 años, cuando las mujeres comienzan a perder laxitud en los tejidos pero sin daños mayores, Ultherapy es el tratamiento estrella.

"El mecanismo de acción es el ultrasonido y funciona generando ondas de choque que al interactuar con el tejido, generan calor. La piel se calienta en profundidad sin subir la temperatura de la superficie. La gran ventaja es que podemos elegir hasta qué profundidad tenemos que llegar al tiempo que vemos esas capas y nos aseguramos de tratar las zonas que lo necesitan. Esos puntos se retraen y tensan de modo inmediato y, a largo plazo, reorganizan las fibras de colágeno", puntualiza el Dr. Sergio Korzin, especialista en cirugía plástica y estética y miembro de la Sociedad de Cirugía Plástica, Estética y Reparadora (SACPER).

Ultherapy es el único lifting sin cirugía aprobado por FDA de los Estados Unidos. No invasivo, trata la flaccidez, combate el envejecimiento de la piel y logra una apariencia más fresca y joven desde la frente hasta el pecho.

xSegundo paso, Radiesse. Para completar el gran cambio generado por la bioestimulación, el toque final está dado por Radiesse, el relleno que redefine el contorno facial y reduce las arrugas profundas. Propone una renovada forma de alisar arrugas y pliegues, otorga volumen y contorno al rostro, y rejuvenece la piel a través de la aplicación de microesferas de hidroxiapatita de calcio, un relleno dérmico que "enciende" los fibroblastos, el punto de partida de reactivación de la piel.

De este modo Radiesse, también llamado "lifting líquido", según agrega la Dra. Silvana Dato, "se convierte en el relleno ideal para tratar el rostro, cuello y escote y reposicionar los tejidos. Y en personas jóvenes actúa en forma preventiva. Los resultados permanecen por 18 meses. Los grandes cambios en materia de estética son cada vez más imperceptibles porque son naturales y no modifican los rasgos".

Foto: Shutterstock