Las texturas watery (también llamadas sorbet) son emulsiones hidratantes ligeras y de rápida absorción. Foto: Marcello Molinari/Para Ti
Las texturas watery (también llamadas sorbet) son emulsiones hidratantes ligeras y de rápida absorción. Foto: Marcello Molinari/Para Ti

Beber dos litros de agua al día no basta y usar cosméticos con base acuosa tampoco. Lo último en materia de belleza para una buena hidratación son los productos watery. Se trata de nuevas fórmulas, especialmente para la cara, en las que el agua es la gran protagonista. "Pero eso no quiere decir que el agua sea el ingrediente principal. La mayoría de los cosméticos tienen agua en más proporción que cualquier otro componente, sin embargo eso no significa que sea la que nos proporcionará la hidratación que nuestra piel necesita", explica la Dra. Patricia Dermer, química y directora de Lidherma.

Lo que sucede en estos nuevos productos beauty es que sus fórmulas permiten captar el agua que está presente en nuestro organismo y la transportan a la piel. "Nosotros podemos tomar la cantidad de agua por día necesaria y hacernos baños de inmersión, pero eso no equivale a hidratar la piel. Estos productos cosméticos están especialmente formulados para retener las moléculas de agua y atraerlas hacia nuestra piel. Activos como el ácido hialurónico o las acuaporinas son claves para realizar esta tarea", asegura Dermer. Además de hidratantes, los productos watery son súper frescos y ligeros, lo que los vuelve ideales para el verano.

LIQUID CARE. Parece que las fórmulas acuosas son, al igual que la mayoría de las novedades beauty de los últimos años, invento de Oriente. Tal vez porque la simbología del elemento líquido está muy presente en los protocolos de cuidado asiáticos. De textura watery o sorbet, caracterizada por su estructura acuosa, son productos de fácil absorción que se funden perfectamente con la piel, aportando un frescor vigorizante y una suavidad instantánea. Se dice que tienen efectos duraderos debido a que su tecnología libera los activos de forma controlada y progresiva a lo largo del día.

También son más resistentes al sudor porque están compuestos por mayor cantidad de agua que de aceites. Si bien, según Dermer, poco tiene que ver la presentación –el producto en cuestión puede ser una crema, un suero, una esencia o una emulsión, lo que importa es que su formulación sea hidratante–, la sensación que provoque al tocarlo y esparcirlo por la piel tiene que ser fresca y "liviana". "Pero lo más importante son los activos que ese vehículo transporta. La piel está formada por una capa de componentes grasos y el agua en un componente graso no penetra. Más bien se pelean porque el agua es polar y la piel no es polar. Entonces el agua debe ingresar a nuestro organismo mediante otro tipo de moléculas", aclara la doctora en química. Estas moléculas están formadas por diferentes activos watery entre los que podemos destacar:

x Ácido hialurónico: cuya característica principal es su gran capacidad para atraer y retener el agua. En su uso tópico aporta grandes dosis de hidratación a la piel, además de darle un aspecto más terso y ayudar a rellenar las pequeñas arrugas y líneas de expresión.

x Acuaporinas: las del tipo 3 son unas proteínas que regulan el transporte de agua, glycerol y otros solutos a través de la membrana celular. Uno de sus componentes principales, la trimetilglicina, es un transportador de agua que mantiene la homeostasis de la piel: regula el balance de agua en condiciones de deshidratación, polución o cambios de temperatura; mejora el movimiento de agua a través de la membrana celular cuando es necesario y aumenta la presencia de AQP-3 en la epidermis.

x Aloe vera: de acción regenerante, nutre e hidrata profundamente gracias a su elevado contenido en mucílagos, grasas insaturadas, vitaminas, aminoácidos y polisácaridos que le otorgan la capacidad de penetrar hasta las capas más internas de la piel y nutrirla en profundidad. Combate la sequedad de la dermis e impide la pérdida de su humedad natural.

x Glicerina: es un líquido viscoso humectante que atrae y retiene la humedad, por eso hidrata no sólo instantáneamente, sino hasta 72 horas tras la aplicación. Su pH neutro es perfecto para pieles secas o sensibles. Es lubricante, por lo que preserva la elasticidad y la función barrera. Y por su capacidad para mimetizarse con el agua permite texturas confortables al tacto y apenas oleosas.

TIP INFALIBLE. Los productos liquid care son ideales para cutis grasos. ¿Un truco para potenciar su efecto fresco? Guardalos en la heladera y aplicados bien fríos. Foto: Marcello Molinari/Para Ti
TIP INFALIBLE. Los productos liquid care son ideales para cutis grasos. ¿Un truco para potenciar su efecto fresco? Guardalos en la heladera y aplicados bien fríos. Foto: Marcello Molinari/Para Ti

EL AGUA CELULAR. "El agua es el elemento central de la vida en la tierra. También es el elemento vital del funcionamiento del cuerpo humano. Es fundamental para la piel, la envoltura externa que nos protege y regula los múltiples intercambios con nuestro entorno", aseveran los especialistas de Guerlain. Ellos explican que el agua desempeña diversas funciones en la piel: xEn la capa córnea protege la estructura de barrera de la piel contra los agentes externos, garantizando la organización de los lípidos del cemento intercelular y la plasticidad de los corneocitos.En la epidermis favorece la vitalidad de las células, contribuyendo crucialmente a su renovación y diferenciación. En la dermis contribuye a preservar la firmeza y la elasticidad de los tejidos, sumergiendo los fibroblastos y las fibras de colágeno en un entorno óptimo para su actividad. El 80% de la piel de los bebés es agua, por eso es suave, lisa, elástica y jugosa. En cambio, la piel adulta tiene sólo entre un 30 y un 50% de agua –en el mejor de los casos–, por eso se marcan las líneas y su tacto es áspero. La escasez de agua y su repartición en la piel son algunas de las principales causas de la deshidratación y de la formación de las arrugas. Pero no son las únicas.

Según los laboratorios de investigación de Guerlain, cuanto más pura sea el agua del medio donde se llevan a cabo los diferentes procesos biológicos, mejores serán los intercambios y la actividad celular, principalmente la capacidad de biosíntesis que rige la juventud de la piel. Para optimizar la hidratación y retardar la aparición de las arrugas, la calidad del agua presente en la piel es tan importante como su cantidad. El agua celular, a diferencia de las aguas desmineralizadas utilizadas en cosmética, funciona como "alma gemela" del agua de la piel; actúa como una verdadera fuente de energía, en perfecta ósmosis con el organismo, dato importante para tener en cuenta a la hora de leer las etiquetas de los componentes.

RUTINA. Según recomiendan los especialistas de Eucerin, toda rutina de cuidado comienza con una correcta limpieza que elimine impurezas y maquillaje. Para pieles secas o sensibles, aconsejan aplicar una leche de limpieza y retirar con un algodón; para el caso de pieles mixtas a grasas conviene usar una loción micelar que no necesita enjuague. En segundo lugar, aplicar un tónico ayuda a remover cualquier residuo, refrescar y tonificar la piel. Una vez que el rostro está limpio, con los dedos meñiques se coloca el contorno de ojos, especialmente desarrollado para humectar esta delicada zona y, por último, hidratar con la crema adecuada para el tipo de piel: seca, normal a mixta o con FPS si se expondrá al sol.

Textos: MARIELA RAFFAELLI (mraffaelli@atlantida.com.ar) Producción: AUDREY LICEAGA

LEA MÁS: