Una paseo en bicicleta por la economía argentina en pandemia

El coronavirus es un gran problema para el mundo, pero para Argentina es la continuidad de un gran inconveniente de arrastre, una prepandemia política y económica que lleva décadas

Según el “Atlas de Digitalización” de Siemens, la red de transporte de Buenos Aires es considerada relativamente completa y fácil de utilizar
Según el “Atlas de Digitalización” de Siemens, la red de transporte de Buenos Aires es considerada relativamente completa y fácil de utilizar

El inversor y empresario norteamericano Warren Buffet dice que "se necesitan 20 años para construir una reputación y cinco minutos para arruinarla”. Cuando aplicamos la frase a Argentina se podría asegurar que “en cinco minutos logramos reafirmar la misma mala reputación que venimos construyendo desde hace 20 años”.

Estamos con una caída histórica de nuestra economía. El PBI bajó 16,2 % en el segundo trimestre de 2020 con relación al período previo y 19,1 interanual. Argentina ocupa la tercera posición mundial en caída de su economía detrás de India e Inglaterra. Si la prioridad era la salud, tampoco tuvimos esa buena noticia en la administración de la pandemia, ya que ocupamos el puesto cada vez más alto en cantidad de contagios y fallecidos.

La pandemia es un gran problema para el mundo, pero para Argentina es la continuidad de un gran inconveniente de arrastre, una prepandemia política y económica que lleva décadas. El Indec informó que el desempleo pasó de 10,4% a 13,1%; la actividad, del 47,1 al 38,4%; y el empleo del 42,2% al 33,4 por ciento. Muchos interpretan que sin restricción a la circulación social los datos del desempleo hubiesen sido mayores. El efecto de búsqueda laboral con aislamiento morigeraría los datos.

Warren Buffet
Warren Buffet

Por su parte, en el primer semestre del 2020 el 40,9% de las personas y el 30,4% de los hogares son pobres. Más lamentable aún es el dato de indigencia: 10,5% de las personas y 8,1 % de los hogares. Es decir, no tienen los ingresos necesarios para conseguir la alimentación básica diaria. Si en el 2002 la política prometió que serían mejores y saldríamos del desastre del 2001, hoy muchos de aquellos mismos jóvenes de 40 años, hoy con más de 60, están hipotecando el futuro con 56,3% de los chicos menores de 15 años en la pobreza, según el Indec.

Bicicleta

Si Argentina fuese una bicicleta y le sacamos las cámaras de las ruedas para verificar su estado tendríamos parche tras parche. No hay indicios de sostenibilidad. La única idea es recorrer hasta donde nos permita la incorporación del parche presente hasta la próxima pinchadura.

Hagamos un paseo por la bicisenda argentina. Un domingo el ministro de economía dijo que “no van a endurecer el cepo” y en la esquina siguiente, a las 48 horas, el presidente del Banco Central lo endureció. Se pierde más reservas, más aire y se pierde equilibrio y confianza en el andar. Un sábado se reúnen en Olivos para definir medidas que incentiven la liquidación de divisas por parte del campo y la decisión es que la bicicleta recorra pocas cuadras más: reducción de retenciones por 3 meses. Una medida con temporalidad y sin incentivo a la inversión de mediano y largo plazo. Es otro parche y en el camino nos bajamos para inflar un poco las ruedas hacia el próximo parate. En un semáforo con tráfico de doble carril, todos los ministros se ponen de acuerdo para convencer que "no van a devaluar”. El ahorrista no puede acceder más al dólar oficial, los dólares paralelos se disparan con brechas cada vez más grandes.

Argentina ocupa la tercera posición mundial en caída de su economía detrás de India e Inglaterra

Los políticos se paran en otra esquina y mientras ellos siguen pedaleando, en el Ejecutivo y en el Congreso observan que hay millones de personas con bicicletas al lado. Cada bicicleta no tiene marcas sino cartelitos: pobre, indigente, toma de tierras, desempleado, monotributista, autónomo, emprendedor, empresario pyme, cerrado por pandemia, fundido por el Estado, productor del campo, turismo, jardín maternal. Cientos de carteles.

Los políticos, muy inteligentes, pintan los carteles de blanco y cambian los nombres: AUH, AUE, IFE, Tasa 0, Ahora 12, Ahora 36, Subsidio por Desempleo, Precios Máximos, Precios Cuidados, Congelamiento Alquiler, Congelamiento Telefonía y Cable, Congelamiento Luz, Agua y Gas, ATP y decenas de carteles más. Todos reciben algo, se suben a sus bicicletas y continúan por la bicisenda. Sin embargo, los que tiene cartelitos con siglas comienzan a tener problemas a las pocas cuadras. A todos se les pincho la rueda.

Los emprendedores, empresarios y productores saben que van por un carril más angosto y con cada vez más vidrios, clavos, lomas de burro y trabas

A esta altura muchos se dan cuenta de que el problema es el camino y las condiciones del mismo para continuar y avanzar en el recorrido. Los problemas son muchos y acumulados de años de pedaleo. Los monotributistas, confinados en un régimen simplificado cada vez menos simple, no pueden sostener la presión tributaria y funden. Los autónomos no pueden crecer por la carga impositiva que tienen que pagar. Los emprendedores buscan emigrar para encontrar mejor rumbo y destino. El empresario Pyme termina no incrementando la producción por que debe contratar más empleados, el productor del campo siembra más por qué cada vez obtiene menor ganancia de la cosecha y otros empresarios esperan protocolos que no llegan.

El belga Eddy Merckx considerado el mejor ciclista de todos los tiempos decía “no compres cosas para mejorar, pedalea para mejorar”. Lo ciclistas asistidos por el Estado deben tener como rumbo el esfuerzo y el pedaleo constante porque la vida consiste en no parar y encontrar la recompensa al final del camino, incluso cuando uno piensa que nunca la encontrará.

Albert Einstein decía que ‘la vida es como andar en bicicleta: para mantener el equilibrio basta con estar en movimiento’

Los emprendedores, empresarios y productores saben que van por un carril más angosto y con cada vez más vidrios, clavos, lomas de burro y trabas. Los que reciben de asistencia del Estado sufren una pinchadura detrás de la otra. La sólo parece dar más aire en formato de asistencia y parches.

Todos saben que el problema no es calidad de la bicicleta. El problema está en mejora de las condiciones para sacar las dificultades del camino.

Albert Einstein decía que “la vida es como andar en bicicleta: para mantener el equilibrio basta con estar en movimiento”. Sin camino, sin horizonte, sin las condiciones habrá cada vez menos “ciclistas” dispuestos a tomar riesgos.

El autor es analista económico

MAS NOTICIAS

Te Recomendamos