Cada vez más mujeres se animan a invertir: la importancia de la inclusión financiera

El empoderamiento femenino está llegando y las finanzas no son la excepción, pero es necesario que sean más las que se incorporen al universo fintech.

Foto de archivo. Una mujer mira una pantalla con las cotizaciones de las acciones en la Bolsa de Valores de Colombia en Bogotá, Colombia, 1 de febrero, 2019. REUTERS/Luisa González
Foto de archivo. Una mujer mira una pantalla con las cotizaciones de las acciones en la Bolsa de Valores de Colombia en Bogotá, Colombia, 1 de febrero, 2019. REUTERS/Luisa González

Días atrás, la escocesa Jane Fraser se convirtió en la primera mujer en acceder al cargo de CEO en uno de los grandes bancos de Wall Street: será la encargada de dirigir los destinos del poderoso Citigroup. Este nombramiento viene a confirmar que, si bien falta mucho camino por recorrer, las mujeres de a poco nos vamos haciendo lugar en base a esfuerzo, dedicación y conocimiento.

Pero no sólo en cuestión de cargos se empiezan a observar avances, sino también en lo que refiere a nuestro vínculo con las finanzas desde el costado inversor. La incursión de las mujeres en el mundo bursátil es una realidad que está sucediendo, pero los cambios no vienen solos, hay que romper algunas barreras y superarse todos los días, animarse a más. A la hora de invertir, tanto la confianza como el conocimiento son pilares muy importantes, por lo que la capacitación y la educación juegan un rol protagonista. No hace falta ser expertas: hay cursos disponibles para iniciarse en el mercado y dar los primeros pasos sin experiencia previa.

En invertirOnline venimos observando un importante crecimiento en la cantidad de mujeres que se animan a darle un rendimiento extra a su dinero: entre enero y agosto de 2019, de cada 100 cuentas que se abrían, tan sólo 13 pertenecían a mujeres; mientras que en 2020 esa relación pasó a ser 21 sobre 100. Es decir que en un año creció 61% la participación sobre el total.

Jane Fraser (REUTERS/Erin Scott)
Jane Fraser (REUTERS/Erin Scott)

Es gratificante ver que la tendencia es federal: pese a la concentración poblacional y económica que hay en el AMBA, el 41,33% de los inversores que abren cuentas en nuestra plataforma viven en el interior del país.

También es interesante destacar cómo las nuevas generaciones lideran el cambio: el 50,23% de las mujeres que invierten están en un rango etario que va de los 30 a los 45 años. Y también hay un movimiento pujante por parte de las más jóvenes, ya que el 30,48% tienen menos de 30. Sin dudas, estamos ante un cambio de paradigma que confirma que todos, sin importar sexo o edad, pueden invertir. La educación financiera juega un rol fundamental que nos permite estar cada día más cerca del gran objetivo: democratizar las finanzas.

De hecho, no existe motivo alguno para que las mujeres tengamos una participación menor a los hombres en lo que refiere a inversiones. Creo que esta diferencia responde a una matriz histórica, social y cultural que hay que derribar.

El empoderamiento de la mujer está llegando y las finanzas no son la excepción, pero es necesario que sean más las que se incorporen al universo fintech. Hoy la tecnología permite que la creación de una cuenta de inversión sea un proceso sencillo, en pocos clicks y desde casa. Es cuestión de animarse y no dejar los ahorros inmovilizados ni tampoco debajo de un colchón. Cada vez son más las mujeres que se sumergen en el mercado bursátil: es cuestión de desafiar nuestros límites y comenzar a invertir.

La autora es Gerente Comercial de invertirOnlinLa autora es Gerente Comercial de invertirOnline

MAS NOTICIAS

Te Recomendamos