Junto con el Birkin Bag son dos de las piezas de lujo que tiene la casa parisina Hermès. El origen del Kelly bag nos hace viajar a el año 1925, donde no se lo conocía con este nombre, sino con Haut à courroies, la traducción sería “con correas encima”.

Tampoco tenía las mismas dimensiones actuales, debido a que no estaba destinado para que la dama lo pueda lucir por la calle sino que era para llevar accesorios para jinetes y sus caballos, era un bolso con un tamaño más grande al que tiene ahora.

En 1930, la casa Hermès pensó en modernizarlo para consagrarlo como un referente en moda. Para ello, creyó conveniente adaptarlo más a las manos, reducir su tamaño y enfocarlo como un accesorio más casual para la mujer.

Sucedió entonces que La princesa Grace Kelly de Mónaco, se quedó embarazada y usaba este mismo modelo para tapar su embarazo ante las cámaras.


Shutterstock
Shutterstock

Sumado a eso ,Grace apareció con una de estas carteras en la portada de la Revista Life en 1950 y fue entonces cuando este magnífico bolso pasó a llamarse Kelly, en honor a la princesa y se ha convertido en un verdadero ícono de la moda.