El ruso Andréy Ryabinsky batió el récord mundial al impactar un blanco situado a 4.210 metros de distancia, pero en 1809, durante la Guerra de la Independencia Española, se ejecutó el disparo más increíble de la historia
VIDEOS
COLUMNISTAS
DESTACADAS
VIDEOS