El destino al que siempre se quiere volver

Una ciudad colorida, con una imponente historia y diferentes atracciones para no perderse

Un paisaje de la bella Guayaquil (Crédito: Prensa Municipio de Guayaquil)
Un paisaje de la bella Guayaquil (Crédito: Prensa Municipio de Guayaquil)

Con 2.698 millones de habitantes, Guayaquil, fundada en la década de 1530, es la ciudad más grande de Ecuador y es reconocida como su principal puerto. Esta ciudad es dueña de atracciones visitadas por turistas de diferentes lugares del mundo. Además de ser el primer punto de acceso para los viajes a las islas Galápagos y sede de un importante comercio de importación y exportación.

Hoy, Guayaquil, la Perla del Pacífico, tras un año de pandemia global, no sólo afronta la bioseguridad con mucha seriedad, sino que ha tomado la decisión de lanzar su marca ciudad como muestra de la tenacidad de su gente. En ese sentido, brilla más que nunca ya que es la dueña de muchos de los puntos más coloridos y atractivos de Ecuador. Los paseos están dirigidos a grandes y chicos; desde escapadas de un día hasta visitas y viajes cortos por las pintorescas calles de cada una de sus localidades.

Imágenes de Guayaquil, la Perla del Pacífico (Crédito: Prensa Municipio de Guayaquil)
Imágenes de Guayaquil, la Perla del Pacífico (Crédito: Prensa Municipio de Guayaquil)

Para salidas en el día nada como el Malecón 2000, La Rotonda y el Parque Seminario o un recorrido por el barrio colonial de Las Peñas y el puerto de Santa Ana.

La Rotonda en Guayaquil (Crédito: Prensa Municipio de Guayaquil)
La Rotonda en Guayaquil (Crédito: Prensa Municipio de Guayaquil)

El Parque Histórico Guayaquil es ideal para pasar un día rodeado de un entorno natural. Cabe destacar que no se trata de un zoológico sino de un lugar de conservación de especies. Aquí se encuentran más de cincuenta especies de aves y mamíferos, la mayoría en peligro de extinción.

Este espacio fue construido en medio de los bosques y manglares, en las afueras de la ciudad. Además es un lugar en el que la historia arquitectónica de la ciudad también se lleva sus aplausos por las casas que quedaron de la época colonial.

Otra escapada ideal para pasar el día es el Puerto Santa Ana, un lugar moderno con diferentes restaurantes. Es el espacio perfecto para caminar junto al río y el Barrio Las Peñas, donde nació la ciudad. Allí, vivían los descendientes de los primeros colonos españoles a finales del siglo XVIII. Aún hoy se conservan las primeras casas coloniales de Ecuador. Es un recorrido imperdible darse una vuelta por el lugar más importante de la historia de Guayaquil.

Puerto Santa Ana, Guayaquil (Crédito: Prensa Municipio de Guayaquil)
Puerto Santa Ana, Guayaquil (Crédito: Prensa Municipio de Guayaquil)

Hemiciclo de la Rotonda: Este imponente monumento fue inaugurado en 1938, con motivo de la conmemoración de la célebre “Entrevista de Guayaquil”, realizada el 26 de Julio de 1822, por los libertadores Simón Bolívar y José de San Martín. Es uno de los estandartes de la ciudad y nadie abandona Ecuador sin una foto frente al emblemático monumento.

Otro sitio para ser visitado es el Cerro del Carmen. La historia narra que en 1541, en el croquis de Dionisio Alcedo y Herrera se señalaba la existencia de tres cerros: Santa Ana, San Cristóbal y San Lázaro, hoy llamado Cerro del Carmen. En este último se desarrolló el cementerio general, evocando el pasaje bíblico de la resurrección de San Lázaro, en cuya cumbre se colocó la imagen del Cristo del escultor español Juan Ávalos. Además con la idea de recordar el camino a la crucifixión, en la ascensión de Cristo al Gólgota se colocaron, a los costados, escalinatas que conducen hasta el monumento, bajorrelieves alusivos a la pasión de Cristo.

Cerro Santa Ana, Guayaquil (Crédito: Prensa Municipio de Guayaquil)
Cerro Santa Ana, Guayaquil (Crédito: Prensa Municipio de Guayaquil)

El cerro Santa Ana es el lugar donde nació Guayaquil, en el siglo XVI, cuando el español Diego de Urbina asentaba la ciudad en las faldas de lo que se denominaba Cerrito Verde o Cerrito de la Culata, que junto al Cerro del Carmen formaban una imagen parecida a una silla de montar. Por esto, se llamó a la urbe como la “Ciudad de la silla gineta”. El nombre de Santa Ana se debe a una antigua leyenda que cuenta la historia del soldado español Nino de Lecumberry, quien en una de sus faenas, estando en peligro de muerte, invocó a dicha santa para salvarse. Luego, en agradecimiento, colocó en la cima del cerro, una cruz con la leyenda de “Santa Ana”. Desde ahí, los pobladores empezaron a llamar así al lugar que antes era denominado por los aborígenes originarios como “Loninchao”.

La colina de 60 metros de altura es uno de los más importantes miradores de Guayaquil, ya que permite efectuar un recorrido visual con un giro de 360 grados, en el que se aprecia al norte: la intersección de los ríos Babahoyo y Daule que forman el Guayas; al sur: el casco comercial de la ciudad; al este, la Isla Santay y Durán; y al oeste, el cerro del Carmen y el resto de la ciudad. El Cerro Santa Ana, además, es una zona turística, cuyo acceso se da por las escalinatas Diego Noboa, que tienen 444 escalones, en los que hay plazas, glorietas, museos, capilla, el faro, galerías de arte, tiendas de artesanías, cibercafés, bares y restaurantes.

Las Peñas, Guayaquil (Crédito: Prensa Municipio de Guayaquil)
Las Peñas, Guayaquil (Crédito: Prensa Municipio de Guayaquil)

Malecón 2000 está ubicado en la ciudad de Guayaquil, junto al río Guayas. También es parte de la historia. Es un proyecto de regeneración urbana del antiguo Malecón Simón Bolívar, de 2.5 km de extensión en donde se puede disfrutar de los grandes monumentos de la historia de Guayaquil, como el Hemiciclo de la Rotonda, museos, jardines, fuentes, centro comercial, restaurantes, bares, patios de comida, así como muelles, desde donde se puede abordar embarcaciones para realizar paseos diurnos y nocturnos por el río Guayas y miradores, entre otras atracciones.

Malecón 2000, Guayaquil (Crédito: Prensa Municipio de Guayaquil)
Malecón 2000, Guayaquil (Crédito: Prensa Municipio de Guayaquil)

Disfrute y diversión

A lo largo del río, tanto turistas como guayaquileños siempre han podido recorrer lugares emblemáticos como como el Puerto Santa Ana, el barrio las Peñas, el Malecón 2000, la isla Santay, el Mercado Caraguay (al sur de la ciudad), que conforman un hermoso skyline de Guayaquil.

Otro punto fuerte para no perderse es La Perla, ubicada en el Malecón 2000, que con 57 metros de altura, es la primera rueda gigante de Ecuador y la más alta de Sudamérica. Desde allí se puede disfrutar la vista de la ciudad y de los paisajes que lo rodean dentro de un complejo con todas las comodidades.

La Rotonda, Guayaquil (Crédito: Prensa Municipio de Guayaquil)
La Rotonda, Guayaquil (Crédito: Prensa Municipio de Guayaquil)

Marca ciudad de Guayaquil

Con el objetivo de fomentar el sentido de pertenencia, motivar el desarrollo de la urbe y posicionarla a nivel internacional como un destino seguro para invertir y visitar, este año se está trabajando deen el proyecto Marca Ciudad denominado Guayaquil.

Con el liderazgo de la alcaldesa Cynthia Viteri, la marca ciudad busca representar la identidad de Guayaquil y ser un sello de orgullo para los guayaquileños que además otorgue beneficios y un nuevo panorama para la promoción de Guayaquil en el exterior y la economía naranja.