Más livianos y seguros: así son los nuevos envases para trasladar gas licuado dentro del sector industrial

El gas licuado de petróleo (GLP) es el combustible alternativo más utilizado a nivel internacional, por ser de fácil distribución y amigable con el medio ambiente

El gas licuado de petróleo (GLP) es el combustible alternativo más utilizado a nivel internacional.
El gas licuado de petróleo (GLP) es el combustible alternativo más utilizado a nivel internacional.

La demanda de gas natural del sector industrial registró un aumento durante el 4to trimestre de 2019, según Saesa. El consumo promedió los 44,4 millones de m3 diarios, un 33% superior al trimestre anterior, que tuvo un valor de 33,3 millones de m3 promedio por día.

Ante este contexto que muestra un aumento del uso del gas en el sector industrial, YPF decidió incorporar envases livianos para este segmento. Así, YPF Gas es el primer fraccionador del país en sumar un nuevo envase de plástico para proveer de GLP -gas licuado de petróleo-, al sector industrial, con un diseño probado en el mundo y que cumple con los más altos estándares internacionales de calidad.

El gas licuado de petróleo (GLP) es el combustible alternativo más utilizado a nivel internacional, por ser de fácil distribución y amigable con el medio ambiente. El GLP es el resultado de la refinación del petróleo crudo y también de la separación de gases extraídos de pozos de petróleo y gas. Su principal ventaja es que se puede almacenar en estado líquido, en gran cantidad, facilitando al mismo tiempo su transporte.

En la actualidad, debido a razones económicas, medioambientales y legislaciones vigentes, el GLP es el combustible más utilizado para el transporte en recintos cerrados de materiales orgánicos, mercaderías perecederas sensibles y materiales inorgánicos, como así también en playones descubiertos de maniobras y estibajes.

Cómo son estos envases

El gas licuado de petróleo (GLP) envasado se comercializa en envases que, hasta este momento en el mercado argentino, son mayoritariamente de acero. Pero los de YPF tienen múltiples ventajas frente a los de acero. En primer lugar, son 65% más livianos, lo que hace que este cilindro sea fácil de manipular y se reduzca el riesgo de lesiones del personal en el lugar de trabajo.

Una de las presentaciones es el envase de 15 kg de propano, que se utiliza como combustible para autoelevadores. El envase no está fijo en el autoelevador, sino que es “retornable”: se coloca un envase lleno y se cambia por otro al vaciarse su contenido. Es una operación que requiere el esfuerzo de levantarlo hasta una altura promedio de 1,4 m para colocarlo en el soporte.

Otra característica que incrementa su seguridad es que se elimina el riesgo de explosión en caso de incendio, ya que no sufre efecto bleve

Además, al ser traslúcidos, permite comprobar el nivel de combustible, de este modo, se optimiza la operación de recambio y se alcanza una mayor eficiencia operativa. Por último, este tipo de envases es 100% reciclable: todo el material que los conforma se reutiliza, y su fabricación genera bajas emisiones de carbono.

Con esta innovación, YPF incorpora una nueva categoría de producto única en la Argentina y consolida su liderazgo en el sector, con el foco garantizar la sustentabilidad y mejorar la experiencia de los trabajadores y trabajadoras del sector.

Últimas Noticias

MAS NOTICIAS