Se duplicó la demanda de cajas de seguridad en el país: cómo hacer para obtener una al instante

Ante la incertidumbre económica, cada vez más personas buscan alternativas para resguardar sus ahorros. Inhouse dialogó con Ingot, una empresa que cuenta equipos de última generación, incluyendo el primer escáner biométrico de iris de la Argentina, lector de reconocimiento facial, huella digital y nueve niveles de acceso hasta ingresar a las bóvedas

Ingot se posiciona como vanguardia en resguardo de valores y desembarcó en el país con la apertura de su casa central en pleno Microcentro
Ingot se posiciona como vanguardia en resguardo de valores y desembarcó en el país con la apertura de su casa central en pleno Microcentro

Los vaivenes económicos de los últimos meses vienen generando una fuerte tendencia respecto al destino de los valores que tienen los argentinos. Son muchos los que decidieron retirarse de sus cajas de ahorro o plazos fijos para volcarse a otras modalidades. Una de las más comunes, aunque no la más segura, es el "colchón", como vulgarmente se conoce la acción de guardar ahorros en el hogar.

Quienes buscan mayor resguardo, encuentran en las cajas de seguridad una solución a medida. En los últimos meses y especialmente después de las PASO, la demanda de estas cajas se duplicó, según lo relevado por distintas entidades bancarias y privadas. Pero no siempre son otorgadas inmediatamente: hay listas de espera que pueden alcanzar los seis meses.

Para suplir esta escasez, llega al mercado una nueva opción, con tecnología de última generación aplicada a la seguridad de ahorros, pertenencias de valor, documentos y mucho más. Con una inversión de 100 millones de pesos para el primer año, Ingot desembarcó en el país con la apertura de su casa central en pleno Microcentro.

Ingot cuenta con la primer bóveda de criptowallet y de guardado de arte, de 37 metros cuadrados, que podrá albergar más de 300 cuadros, vasijas y otras piezas de valor
Ingot cuenta con la primer bóveda de criptowallet y de guardado de arte, de 37 metros cuadrados, que podrá albergar más de 300 cuadros, vasijas y otras piezas de valor

La empresa ofrece el servicio privado integral de guardado de valores más completo de América Latina: más de 2000 cajas de seguridad disponibles, bóvedas privadas para individuos, instituciones, empresas y coleccionistas de obras de arte, usuarios de las Criptowallets y la primer sucursal de resguardo de valores 100% automatizada i24. Otro de sus diferenciales es el horario de atención extendido, de 9.30 a 18.30 horas.

Los períodos de contratación son flexibles: desde 48 horas hasta el tiempo que el cliente necesite. Una solución para aquellos que no encuentran en los bancos la disponibilidad de cajas de seguridad que necesitan.

La instalación innova en seguridad al incluir en el proceso de ingreso el primer escáner biométrico de iris de Argentina, junto al lector de reconocimiento facial, huella digital y nueve niveles de acceso hasta ingresar a las bóvedas.

Así, las medidas de seguridad superan ampliamente las exigencias del Banco Central para las entidades bancarias: restricción de ingresos por molinetes y detectores de metales; identificación por alias; datos encriptados y bóvedas con paredes de acero reforzado. El ingreso es por ascensor privado y cuenta con salas de espera individual. También posee amplias salas de escrituras y vigilancia las 24 horas, los 365 días del año.

Otra novedad para el sector es que el servicio de alquiler de caja de seguridad incluye un seguro general para valores que va desde los 50 a 300 mil dólares, tomados por el mayor reasegurador del mundo, el Sindicado de Seguros del Grupo Lloyds en Londres, diseñado por Marsh.

Las medidas de seguridad de Ingot superan ampliamente las exigencias del Banco Central para las entidades bancarias
Las medidas de seguridad de Ingot superan ampliamente las exigencias del Banco Central para las entidades bancarias

“Estamos haciendo una apuesta de vanguardia en Argentina y para el sector. En Ingot, el cliente es lo más importante y los alquileres de las cajas de seguridad son nuestro único negocio, por eso lo convertimos en una experiencia de excelencia. Todos los servicios ya pueden ser contratados desde la App-Ingot que, además, ofrece un semáforo en el que se puede visualizar el tiempo de espera en cada sucursal”, afirmó Juan Piantoni, CEO de INGOT. Piantoni, ex Citibank y empresario del sector, es el principal desarrollador del concepto de servicio de alquiler de cajas de seguridad fuera del ámbito bancario de la región, con más de 20 años de experiencia en el rubro, acompañado y respaldado por un fondo de inversión privado.

La estructura de Casa Central, en Avenida Corrientes al 600, cuenta con 1000 metros cuadrados que se distribuyen entre cuatro bóvedas con tres diferenciales únicos en el país, la bóvedas para instituciones y la primer bóveda de criptowallet y de guardado de arte, de 37 metros cuadrados, que podrá albergar más de 300 cuadros, vasijas y otras piezas de valor. Está diseñada con sensores de temperatura, humedad y movimiento, circuito cerrado de televisión, entre otras medidas de seguridad exclusiva.

“Un concepto de almacenamiento privado y seguro para guardar cada uno de los objetos de valor que acompañan a las personas en su vida, desde metales preciosos, joyas, documentos, valores. Desde la app pueden contratarse todos los servicios y le hemos sumado un indicador de espera: el semáforo, que permite conocer el tiempo de espera por sucursal. La seguridad es uno de nuestros diferenciales: contamos con el reconocimiento de iris, rostro y huella, 9 niveles de acceso antes de ingresar a la bóveda, periodos de contratación flexible. Tenemos las mayores salas de escrituras y transacciones del mercado y no hace falta contratar una caja de seguridad para usarlas”, cerró Piantoni.