Marcelo Camaño, el único guionista argentino que ganó un Emmy: ”¿Quién sabe más del personaje: el autor que lo escribió o el actor que lo interpreta?”

Invitado al ciclo “Guión_bajo”, que conduce Franco Torchia, el autor de los libros de “Montecristo”, “Resistiré” y “Vidas Robadas”, entre otras telenovelas, habló de su oficio y de cómo la ficción puede conmover más que la realidad

Leamos - Marcelo Camaño

En un nuevo encuentro del ciclo “Guión_bajo: Los guiones e historias que marcaron nuestras vidas”, Franco Torchia conversó en profundidad con el guionista, docente y director Marcelo Camaño, autor de las telenovelas “Montecristo” –vendida a más de 45 países y editado como por el sello Summa–, “Resistiré” y “Vidas Robadas”. Camaño se consagró como uno de los guionistas más conocidos del país y del mundo. Es el único guionista argentino ganador de un Emmy gracias a su trabajo con “Televisión por la Identidad”. Además es el guionista de series como “Estocolmo”,  “La Dueña” y  “Historias de Diván”.

La entrevista completa se puede ver en el sitio de Experiencia Leamos. Publicamos aquí unos fragmentos del encuentro.

¿Qué formato tiene más poder a la hora de motorizar determinadas sensibilidades en el espectador: la ficción o el documental?

—La ficción siempre le gana al documental. Soy un gran consumidor de documentales, me encantan y he hecho muchos, pero la ficción llega al corazón. Te permite ‘traficar’ cualquier tipo de temática que te propongas, y está en la cultura y creatividad del guionista ver cómo lograrlo.

Marcelo Camaño
Marcelo Camaño

¿Cómo se logra ´traficar´ una idea cuando la voluntad gerencial es otra?

—No me gusta el término ‘bajada de línea’. Considero que uno genera una ficción determinada, con una temática determinada, y tiene que ser fiel con esta hasta el final. Cuando empiezan a aparecer los ‘opinators’ -que son miles-, uno no debe dejar que los prejuicios interfieran en la obra.

¿Te pasó que un actor interprete de manera muy distinta a tu personaje?

—En general he tenido muy buenas experiencias con los actores. Cuando uno explica y pacta la historia con el otro, el actor aporta también desde su lugar y el trabajo se enriquece. Claro que hay discusiones, ya sea con el actor, actriz, o con un director, pero siempre empieza una lucha muy graciosa, porque, ¿quién sabe más del personaje: el autor que lo escribió o el actor que lo interpretó? Forma parte del mito y me divierte mucho. Es hasta necesario que el actor se haga cargo del guión, porque lo que te devuelve en la pantalla puede optimizarse para los siguientes capítulos. Me parece un fenómeno interesante, no frustrante.

Leamos es una nueva manera de vivir los libros y la lectura. Una comunidad que vive el placer de leer, que disfruta vivir historias, compartirlas, conversar y debatir. Cada semana en Experiencia Leamos hay nuevas conversaciones con escritores, músicos, políticos, actores, filósofos, psicólogos. También podés participar de los talleres de lectura y un club de lectores exclusivos para suscriptores. Informate y comenzá ya mismo a disfrutar de todas las actividades.

LEER MÁS

Carolina González: “Más allá de los algoritmos y los géneros que se ponen de moda, lo que realmente vale es una historia”

Los secretos del guionista que nos conmueve con las historias del deporte