Los autores de El camino del Jedi (Urano) cuentan en primera persona los temas que desarrollan en el libro.

Darth Vader y R2D2 en la presentación de “El camino del Jedi”
Darth Vader y R2D2 en la presentación de “El camino del Jedi”

Quién lo duda: estamos en un 2017 muy, pero muy "Star Wars". Se cumplen 40 años del estreno de este clásico galáctico y en diciembre llegará a los cines de todo el planeta el episodio VIII, "The last Jedi". Para nosotros dos, este año es todavía más alusivo, porque acaba de salir nuestro primer libro, El camino del Jedi, enfocado en la mitología y espiritualidad en "Star Wars", editado por Urano a través de su sello Indicios.

La idea surgió a fines de 2016, palpitando el estreno del episodio VII ("El despertar de la Fuerza"), cuando estábamos en plena recapitulación de la saga creada por George Lucas. Uno de nosotros (Federico) es fiel seguidor desde su infancia, pero la otra (Silvana) nunca había mostrado señales de interés, aunque esta vez estaba decidida a ver "Star Wars" completa de una buena vez… por primera vez.

Con nuevos ojos, lo que encontramos fue un asombroso compilado en clave pop de temas espirituales y mitológicos, en sintonía con concepciones para todos los gustos: budismo, kabbalah, cristianismo, hinduismo, taoísmo y hasta arquetipos junguianos y astrología. Justo los temas que, cada uno por su lado, y sólo por gusto, veníamos estudiando en los últimos años.

Como un juego, íbamos mirando los distintos episodios y tomando nota de historias arquetípicas escondidas en la historia. Luego nos juntábamos y nuestros cine-debates eran interminables. ¿Cómo no escribir un libro con todo eso?

“El camino del Jedi”: un viaje mitológico, junguiano y espiritual
“El camino del Jedi”: un viaje mitológico, junguiano y espiritual

Aunque no se revele tan a simple vista, Yoda, Obi-Wan Kenobi, Qui-Gon Jinn, Luke Skywalker, Anakin Skywalker y el resto de los caballeros jedi tienen muchísimo en común con los grandes maestros y pensadores de la historia. Por el mismo camino de los jedis han transitado Lao-Tsé, Buda, Moisés, Jesús, incluso Platón. Es el sendero que lleva a la iluminación, a la paz, al centro de uno mismo y a la certeza, también, de que somos parte de algo mucho más grande.

"Que llegues a ser quien eres", dijo el griego Píndaro en una época muy, muy lejana. Y de eso trata El camino del Jedi: es una aventura rumbo al autodescubrimiento. A verse frente a frente con el jedi (o el héroe) interior.

En el libro analizamos desde distintas disciplinas las recorridas de Anakin Skywalker/Darth Vader, Luke Skywalker y Rey. En cada caso, el personaje deja la comodidad del mundo conocido para adentrarse en el proceso de descubrir su verdadera identidad. Joseph Campbell, el gran mitólogo estadounidense, llamó a este proceso el viaje del héroe.

En ese sentido, la figura del jedi representa a aquel que ha logrado despertar a su conciencia superior y ha vencido su lado oscuro o, como lo llama Carl Jung, su sombra.

Y todos podemos convertirnos en jedis, si queremos.

En cada episodio de "Star Wars", los jedis comparten muchas de estas enseñanzas, sólo que lo hacen en clave de cultura pop y con sus sables lásers. Porque "Star Wars" es una mitología contemporánea, construida meticulosamente, tomando elementos de los grandes relatos universales de Oriente y Occidente, pero actualizándolos. "Star Wars" es entretenida, pero también deja un mensaje trascendental.

Ya en terreno de mitos, incluso nuestro propio libro tiene el suyo: los autores, amigos de otros tiempos, tras no cruzarnos por años y años, una tarde coincidimos por casualidad en la misma  esquina de Villa Crespo. Estábamos cambiados, con nuevos intereses esotéricos, espirituales, y justo en unos días se estrenaba "El despertar de la Fuerza", que fuimos a ver juntos. Será por eso que en nuestras charlas todoterreno del reencuentro sobrevolaban temas como la numerología, la astrología, la kabbalah, el budismo y ¡Star Wars! Por eso, nos gusta pensar -y decir- que todo esto del libro fue guiado por la Fuerza. O llámese también el Creador, desde el punto de vista cabalístico; Chi, para el taoísmo; Dios, para el cristianismo; Brahman, para el hinduismo y campo unificado para la ciencia.

En cualquier caso, que la Fuerza siempre los acompañe.

LEER MÁS:

>>> Registrate en Grandes Libros y participá en la red social de lectores más grande de América latina.