Sábado 5 de agosto, 21:10 horas. Chiquita –en diseño dorado de seda natural y tul bordado by Iara– presenta el especial de eltrece, emisión de tres horas, que alcanzó picos de 12.4 puntos de rating.

Sábado 5 de agosto, 21:10 horas. Chiquita –en diseño dorado de seda natural y tul bordado by Iara– presenta el especial de eltrece, emisión de tres horas, que alcanzó picos de 12.4 puntos de rating.

“Siempre traté de ser la mejor en todo lo que emprendí. No sé qué es el cansancio”.

“Siempre traté de ser la mejor en todo lo que emprendí. No sé qué es el cansancio”.

“¡No puedo firmar un contrato para hacer un programa comiendo!”, respondió Mirtha ante Alejandro Romay y Samuel Yankelevich, directivos de Canal 9 en aquel 1968.

“¡No puedo firmar un contrato para hacer un programa comiendo!”, respondió Mirtha ante Alejandro Romay y Samuel Yankelevich, directivos de Canal 9 en aquel 1968.

Ante la propuesta del formato, la diva no estaba convencida. "¿Me quieren explicar cómo harán los invitados para comer y hablar al mismo tiempo? ¡Se los aviso ahora! ¡En tres meses nos echan a todos a patadas!". Al poco tiempo, aquel Almorzando con las estrellas –que debutó el 3 de junio de ese año– se convirtió en Almorzando con Mirtha Legrand, y cincuenta años después, en el Guiness del espectáculo argentino.

Así lo recordó la propia Chiquita en el especial que compartió con Diego Torres, Ricardo Darín, Adrián Suar, Soledad Pastorutti y Martín Bossi. “Esta noche me han transformado en una mujer tan feliz”, dijo. “Lamento no tener 50 años menos, porque los hubiese seducido a todos ustedes”.

Así lo recordó la propia Chiquita en el especial que compartió con Diego Torres, Ricardo Darín, Adrián Suar, Soledad Pastorutti y Martín Bossi. “Esta noche me han transformado en una mujer tan feliz”, dijo. “Lamento no tener 50 años menos, porque los hubiese seducido a todos ustedes”.

-LA CARTA DE GOLDIE- “Querida Chiquita: quiero expresarte algunas cosas y temo sinceramente traicionar mis sentimientos y mi imparcialidad”, comenzó María Aurelia Paula Martínez Suárez –conocida como Silvia Legrand, y aun más como Goldi– en locución tan conmovedora como sus palabras

-LA CARTA DE GOLDIE- “Querida Chiquita: quiero expresarte algunas cosas y temo sinceramente traicionar mis sentimientos y mi imparcialidad”, comenzó María Aurelia Paula Martínez Suárez –conocida como Silvia Legrand, y aun más como Goldi– en locución tan conmovedora como sus palabras

La Carta de Goldie. "Sos un ser único e irrepetible. Cuando a veces decís que has dado tu vida al público, es verdad. Y agreguemos también tus largos años de cine. Empezaste a los once y no has parado hasta hoy. Haciendo honor a tu personal elegancia, ¡proverbial elegancia! Tus verdades, tus condiciones… No en vano sos tan amada. Como hermana tengo orgullo por tus logros y por el cariño y el respeto mutuo. No quiero ocupar más tiempo en este homenaje…

El cierre de la carta de Goldie fue un poema significativo para las hermanas

El cierre de la carta de Goldie fue un poema significativo para las hermanas

Cerró su intervención con un poema. ¿Qué te parece si me despido con la poesía esa que tanto nos gusta a las dos y evoca a nuestro querido pueblo? 'Mi vida fue de día y en enero/ al aire libre, bajo un sol redondo,/ encendido en la sombra de un macondo/ feliz santafesino y chacarero/ El murmullo era el sonido de aquel piano/ y un pequeño carnaval como trasfondo/ y andábamos corriendo por el fondo/ con una mandarina en cada mano/ ¿Qué más puedo pedirle a la alegría/ si la vida era una vuelta a la manzana/ y nadie… estaba muerto todavía?'. Mil gracias por tantos años de trabajo inolvidable, por regalarnos tu finura y tu delicadeza. Y no sigo porque la emoción no me lo permite. Chau, hermana"

Las Mirtha a lo largo de los años. Pablo Codevilla fue chofer de la señora en un recorrido inolvidable por 50 años de recuerdos.

Las Mirtha a lo largo de los años. Pablo Codevilla fue chofer de la señora en un recorrido inolvidable por 50 años de recuerdos.

Tini Stoessel evocó el momento de la firma del contrato de Almorzando con las estrellas (1968), ante Romay y Yankelevich.

Tini Stoessel evocó el momento de la firma del contrato de Almorzando con las estrellas (1968), ante Romay y Yankelevich.

Juana Viale la entrevista en Casa Rosada, donde José López Rega le avisó que sería prohibida.

Juana Viale la entrevista en Casa Rosada, donde José López Rega le avisó que sería prohibida.

Marcela Tynaire y Angela Torres el almuerzo a solas, entre Mirtha y Lolita Torres

Marcela Tynaire y Angela Torres el almuerzo a solas, entre Mirtha y Lolita Torres

Mariana Fabbiani su performance de Señor amante con Valeria Lynch.

Mariana Fabbiani su performance de Señor amante con Valeria Lynch.

Laurita Fernández el clip de A ésa, con Joaquín Galán.

Laurita Fernández el clip de A ésa, con Joaquín Galán.

La estrella, mi abuela. “Producir a Mirtha es una experiencia enriquecedora”, dice Nacho Viale (37), su nieto mayor y productor desde 2010.

La estrella, mi abuela. “Producir a Mirtha es una experiencia enriquecedora”, dice Nacho Viale (37), su nieto mayor y productor desde 2010.

"No sólo por tanta historia que representa, sino también por la autoexigencia que contagia y su seguridad tan inspiradora. Siempre tiene en claro lo que quiere. No concibe la diaria sin pasión, y ésa es una gran lección para mí y para todo el equipo. Mirtha vive, piensa, respira para su trabajo. Te aseguro que viéndola en acción entendés por qué es quien es", dice Nacho Viale

Lo más fácil: "El vivo. Maneja el aire como ninguna". Lo más difícil: "Convencerla de hacer cambios". Un pendiente en tantos años: "Ya ninguno. Mirtha comenzó su etapa de disfrute". Minutos después de apagarse las luces del estudio, Nacho comenta: "¡Cuánto genera esta mujer! Conmueve cada vez que se abre esa puerta".

El retiro, un tabú. "En toda su carrera, Mirtha nunca firmó contrato por más de un año. Y siempre vuelve, con más ganas. Yo la acompañaré hasta donde quiera llegar. ¿Sabés qué me dijo? (al terminar el especial aniversario)… '¡¿Van a desarmar la escenografía?! Hagámoslo otra vez'".

Chiquita, la grande. “Mirtha tiene estelaridad. Y no tiene que ver con el divismo, sino con una luz que quién sabe de dónde viene”. Es la frase con la que Enrique Pinti sintetizó el espíritu “de Oro” de una celebración récord en el espectáculo mundial.

Chiquita, la grande. “Mirtha tiene estelaridad. Y no tiene que ver con el divismo, sino con una luz que quién sabe de dónde viene”. Es la frase con la que Enrique Pinti sintetizó el espíritu “de Oro” de una celebración récord en el espectáculo mundial.

En medio siglo de "mesazas" –y 77 de carrera artística– Rosa María Juana Martínez Suárez, la que soñó en Villa Cañas (Santa Fe) y triunfó sin fronteras, fue elogiada y señalada. Pero siempre se mantuvo vigente y aggiornada. Con la pasión como bandera, reconoció algunos malos momentos mediáticos: "En cincuenta años, sólo dos personas se fueron de mi mesa: Silvana Suárez y Cecilia Rossetto; Andrea del Boca se molestó cuando le pregunté por su embarazo… Y de algo me arrepentiré siempre: de haber perdido el control de mi programa aquella vez que se hicieron denuncias tan graves sobre tantas personas (en referencia a los supuestos casos de pedofilia ligados a la causa de las inferiores de Independiente)". También reconoció haberse sacudido la frivolidad –que, según dice, "me dolía"– en un momento bisagra en su trayectoria. "Esos años en que estuve prohibida de la televisión (de 1980 a 1987) me hicieron ver otra realidad: puse el foco en lo social".

Con el tiempo se ganó el título de "entrevistadora incisiva", con un estilo periodístico destacable entre colegas. "Esta mujer que ven aquí, el próximo 23 de febrero cumplirá 92 años", dijo Mirtha emocionada.

"Toda una vida dedicada a esto. Empecé a los 14 años –en Los martes orquídeas– y aquí estoy. ¡Entera!". Pero la clave no está en la edad. "A esta altura de mi vida, cuando podría quedarme en casa disfrutando de mis nietos y bisnietos, paso la semana esperando a que llegue la hora de hacer mi programa. ¿Pero quién puede con ese fuego sagrado? Eso, señores, es amor".

“¿Iluminada? Yo diría que soy una elegida. Creo que Dios señala a determinadas personas convirtiéndolas en grandes cirujanos, grandes pintores, grandes artistas… A mí me convirtió en Mirtha Legrand”

“¿Iluminada? Yo diría que soy una elegida. Creo que Dios señala a determinadas personas convirtiéndolas en grandes cirujanos, grandes pintores, grandes artistas… A mí me convirtió en Mirtha Legrand”

Fotos: Maximiliano Vernazza, archivo Atlántida, eltrece y gentileza de Rodrigo Mendoza.

SEGUÍ LEYENDO: