Rombai en acción: Fer Vázquez junto a Valeria Emiliani y Megumi Bowles. Foto: Diego Soldini/RevistaGENTE
Rombai en acción: Fer Vázquez junto a Valeria Emiliani y Megumi Bowles. Foto: Diego Soldini/RevistaGENTE

Los grandes momentos de la noche de GENTE en Córdoba fueron los shows. Arrancaron, cuando empezó a llegar el grueso de los 400 invitados, Lucila Juárez (la hija del legendario Rubén) con algunos tangos, y Paula Torres (de La Voz Argentina), que llenó la sala Mahatma con un voz potente.

Más tarde, la noche tomó temperatura y mucho ritmo con Auténtica Cuba, el show que lleva adelante el grupo de Oye Chico. Con Ibrahim Ferrer Jr. (hijo del mítico integrante de Buena Vista Social Club del mismo nombre), Azuquita y Ariel Camargo en voces, y un espectacular cuerpo de baile integrado por la coach del Bailando Verónica Paschiero, Rosmery González, Yuslandy Hernández, Jorge Mena, Alexis Bongó, Cindy Fraga y Agustina Bustamante. Los 400 invitados no paraban de agitarse al ritmo del Tributo a Celia Cruz y la versión salseada de Lágrimas Negras que interpretaron.

Kawen, una banda de Carlos Paz que enamoró a los 400 invitados. Pedro Alfonso se bailó todo con ellos. Foto: Diego Soldini/RevistaGENTE
Kawen, una banda de Carlos Paz que enamoró a los 400 invitados. Pedro Alfonso se bailó todo con ellos. Foto: Diego Soldini/RevistaGENTE
Azuquita e Ibrahim Ferrer Jr., de Auténtica Cuba. Foto: Matías Campaya/RevistaGENTE
Azuquita e Ibrahim Ferrer Jr., de Auténtica Cuba. Foto: Matías Campaya/RevistaGENTE

Luego, se adueñó del escenario del hotel Eleton Resort la local Nati Medina, ternada a los premios Gardel 2018 en la categoría cuarteto, que puso a la gente a bailar en el mismo momento en que en otro sector se hacía la foto de tapa. Su cuarteto pop retumbó en el salón Mahatma hasta que se despidió en medio de pedidos de bises. Es que la cordobesa tiene mucho ritmo.

Nati Medina, el crédito local que fue ternada en los premios Gardel el año pasado. Foto: Diego Soldini/RevistaGENTE
Nati Medina, el crédito local que fue ternada en los premios Gardel el año pasado. Foto: Diego Soldini/RevistaGENTE

Más tarde, en el mismo momento en que los artistas más emblemáticos se acercaron al escenario para bailar, los conductores –Alvaro Navia y Belén Francese– dijeron que el plato fuerte del evento llegaba hasta el escenario.

Con la voz del uruguayo Fer Vázquez, la colombiana Valeria Emiliani y la boliviana Megamy Bowles, demolieron a puro ritmo con hitazos como Me voy, Locuras contigo, Yo te propongo, Noche loca y Cuando se pone a bailar. Ante la insistencia, volvieron a tocar Me voy. Uno de los más entusiasmados fue Pedro Alfonso, que junto a Tomás Fonzi y Diego Ramos se treparon al escenario y no lo dejaron hasta después de media hora, cuando la cumbia pop dejó su lugar a las bandejas del DJ Martín Allende, de Festival Djs, también encargado de la puesta de luces, efectos y sonido de los shows.

Lucila Juárez entonó sus tangos. Foto: Diego Soldini/revistaGENTE
Lucila Juárez entonó sus tangos. Foto: Diego Soldini/revistaGENTE
Paula Torres, de La Voz Argentina, pura potencia. Foto: Diego Soldini/RevistaGENTE
Paula Torres, de La Voz Argentina, pura potencia. Foto: Diego Soldini/RevistaGENTE

El final fue para Kawen, la banda oriunda de Carlos Paz. Y atención, porque estos nueve amigos que un día se reunieron a hacer música y crearon un estilo propio que combina chacarera y cumbia ("Chacacumbia", lo bautizaron ellos), van a dar que hablar. Tienen un carisma único y generaron tal empatía que Pedro Alfonso se tiró al piso para bailar e Iliana Calabró hizo su propio meneadito, festejado por todos. Su show duró hasta pasadas las cinco de la mañana, cuando todavía quedaban muchos invitados que no se resignaban a que el día llegaba, y la gran fiesta del verano en Córdoba llegaba a su fin.

Por Hugo Martin y Flor Illbele
fotos: Matías Campaya, Fabián Uset y Diego Soldini

SEGUÍ LEYENDO: