Griselda Siciliani apoya la despenalización del aborto y volvió a pedir la legalización. (Foto Enrique García Medina/GENTE)
Griselda Siciliani apoya la despenalización del aborto y volvió a pedir la legalización. (Foto Enrique García Medina/GENTE)

El debate por la legalización del aborto –"una cuenta pendiente en Argentina"– unió a varios colectivos de mujeres en eso de salir a la calle y "poner el cuerpo a algo enorme, como la soberanía de la mujer sobre su salud reproductiva", que obtuvo media sanción en Diputados. Tras la vigilia del 13J y el pañuelazo federal que se había hecho un día antes, Griselda Siciliani volvió a pedir por el aborto legal.

Fue el 27 de junio, con un show en el festival Te Quiero Verde, organizado por colectivos de mujeres (actrices, músicas, periodistas, arquitectas, etcétera) que se comprometieron al seguimiento de la Ley de interrupción voluntaria del embarazo, que votará el Senado el 8 de agosto.

Griselda Siciliani y sus músicos –Martín “Tucán” Bosa, Carlitos Casella y TomásCarnelli–, quienes “dejaron todo para venir y colaborar de alguna manera”. (Foto Enrique García Medina/GENTE)
Griselda Siciliani y sus músicos –Martín “Tucán” Bosa, Carlitos Casella y TomásCarnelli–, quienes “dejaron todo para venir y colaborar de alguna manera”. (Foto Enrique García Medina/GENTE)

–¿Qué significó haberte presentado en vivo en este festival por el aborto legal?

–Hoy se trataba de eso, de este momento de hacer lo que sabemos y ponerlo al servicio de algo fundamental. Me parece imposible y ridículo que no tengamos esta ley. Siento que deben escuchar a la gente. En este caso, nosotras somos instrumento de visibilización de una situación de todos y todas. Me siento contenta de poder usar mi capital, que es quién soy y qué hago, y ponerlo a disposición de una causa mayor. Poder hacer algo, aunque sea mínimo. Veo a cada persona, como vos que viniste a hacer la nota, los chicos produciendo, los que armaron el escenario… Todo el mundo está poniendo algo de sí para decirles a los senadores que voten a favor de las mujeres.

–¿Qué te generaron las palabras de la vicepresidenta, Gabriela Michetti, quien dijo en una entrevista a La Nación que "no permitiría el aborto ni en casos de violación", y sugirió que era conveniente parir igual y dar el bebé en adopción?

–Ya había había hecho ruido su intento por dilatar el debate; el tema presupuestario era falso (al Estado le salen más caras las internaciones por complicaciones en abortos clandestinos) y esto último que dijo acerca de no permitir abortar en casos de violación es inadmisible. Como funcionaria y como mujer no puede mirar hacia el costado. Desde 1921 una mujer violada tiene ese derecho: lo prevé el artículo 86 del Código Penal. Acá de lo que se trata es ampliar los derechos.

Griselda Siciliani se presta para una selfie (Foto Enrique García Medina/GENTE)
Griselda Siciliani se presta para una selfie (Foto Enrique García Medina/GENTE)

–Hay mucha violencia en esta instancia en el Senado. ¿Cómo respondés a los ataques en las redes?

–Sí, hay mucha violencia, chicas agredidas por el uso de pañuelos, aprietes a senadores e intimidación. Se han dicho disparates, pero nosotros queremos demostrar que somos muchos los que queremos la ley, y de una manera totalmente pacífica. Que me puteen a mí en Twitter no es nada comparado con las mujeres que se están muriendo. El que no vota por el aborto legal está votando por el aborto clandestino. No se trata acerca de qué pensamos acerca del aborto, sino que ocurre igual y hay que atender este tema.

–¿Cómo le explicaste a tu hija Margarita de qué se trata esta lucha? Te ha acompañado a firmar la carta a Diputados.

–Sí, ella lo tiene internalizado y también ha ido conmigo a una marcha. Los chicos tienen mucho más naturalmente incorporada la libertad. Yo le dije "vamos a pedir que las mujeres seamos más libres", y no tuvo ninguna duda. No hay que explicarles nada. Le cuento hasta donde ella me pregunta, pero siento que es de otra generación. Lo piden los jóvenes y los chicos de los colegios secundarios, y sabemos que va a pasar. Lo que estamos pidiendo es que pase ya, para que no muera ninguna mujer más por aborto clandestino.

Por Karina Noriega