Amazon cancela su videojuego de El Señor de los Anillos previsto para 2022

La división de videojuegos de la titánica compañía de Jeff Bezos sigue sin encontrar el rumbo, cancelando otro juego más

Entre la batería de juegos de alto perfil que Amazon estaba preparando, había uno que llamaba poderosamente la atención ya que se trataba de un título inspirado en el universo de El Señor de los Anillos. No se trataba de cualquier juego: era ni más ni menos que un MMO, es decir, un juego de rol online masivo a la usanza de un World of Warcraft que se serviría del imaginario de Tolkien y, probablemente, las populares adaptaciones cinematográficas. Sin embargo, en el día de ayer se confirmaron los rumores que decían que el juego sería cancelado. La información llegó por parte de un vocero de Amazon que se refirió a los motivos por los cuales el juego ya no verá la luz en 2022 como estaba previsto.

El juego de El Señor de los Anillos fue anunciado hace algo más de dos años: un proyecto a gran escala que sería desarrollado a modo de coproducción entre Amazon Games Studio y la empresa conocida como Leyou Technologies Holdings Ltd., oriunda de China. Si bien el comienzo de la relación no tuvo ningún tipo de inconvenientes, todo cambió cuando Tencent -una de las compañías más expansivas y fuertes de la industria, también basada en China- decidió comprar Leyou Technologies Holdings Ltd., lo cual puso a Tencent en la mesa de negociación en cuanto a todo lo referido al diseño, desarrollo y futuro del título licenciado, del cual se proyectaban enormes dividendos.

Crucible fue uno de los primeros grandes fracasos de Amazon Game Studios.
Crucible fue uno de los primeros grandes fracasos de Amazon Game Studios.

Así es como las tensiones no tardaron en manifestarse y tras varias idas y vueltas, se tomó la decisión de cancelar el juego de forma definitiva. El vocero de Amazon se refirió al cambio de la situación desde la aparición de Tencent en el horizonte: “Desafortunadamente no se pudieron garantizar los términos para seguir adelante con el desarrollo de este juego. Amamos trabajar con una propiedad intelectual como lo es El Señor de los Anillos, por lo que nos resulta decepcionante no poder llevar esta propuesta a nuestros clientes”.

Esto no hace más que acrecentar el complicado prontuario de Amazon Game Studios. La división de videojuegos de Amazon fue conformada en el año 2014 y desde entonces no pudieron concluir con ninguno de los proyectos que anunciaron desde aquel momento. El estudio supo atraer talentos de la industria bajo su ala, pero rápidamente los perdió, habida cuenta de un mal manejo a nivel gerencial, donde quienes toman las decisiones tienen muy poco conocimiento de la dinámica del desarrollo de los videojuegos y su industria. Numerosos reportes dan cuenta de esto, como también acusan un ambiente tóxico de trabajo, lo cual se extrapola con distintas acusaciones por parte de empleados de planta de Amazon obligados a cumplir extensos horarios sin descanso en los depósitos.

Breakaway también desapareció en el olvido.
Breakaway también desapareció en el olvido.

Breakaway es otro de los juegos cancelados: un título de duelos por equipos de cuatro jugadores que mezclaba deportes con una ambientación ligada a la fantasía. Tras dos años de desarrollo y demostraciones técnicas en formato Alpha que no dejaron contento a nadie, Amazon decidió cancelar definitivamente el desarrollo del título, considerando que el título no había impactado como esperaban que lo hiciera. Crucible es otro de los títulos cancelados: un “hero shooter” a la usanza de Overwatch, free to play, que tras meses de ser publicado en Windows fue retirado del mercado, hundido en el fracaso más absoluto.

De momento, el único juego de Amazon Game Studios que sigue en carrera es New World: un juego de estrategia al estilo de Civilization o Age of Empires que no estuvo librado de polémica debido a la forma en la que retrataban a las culturas originarias de distintas partes de la tierra. New World llegará en agosto de este año, si es que nada sucede antes de esa fecha. Si llega a manos del público, será el primer título publicado por Amazon en casi siete años. Un récord para el olvido.


Últimas Noticias