FIFA 21 corrige errores para PlayStation 5 y Xbox Series X/S

El título de EA Sports continúa ajustando su experiencia en la nueva generación de consolas

infobae-image

Hace poco más de un mes, FIFA 21 aterrizó en la nueva generación de consolas con su versión next gen, la cual introdujo una cantidad interesante de novedades, como animaciones y mejoras gráficas y de jugabilidad. Ahora, con esta edición ya asentada en el mercado, la desarrolladora del juego, EA Sports, lanzó una actualización que apunta a la corrección de los errores.

La nueva versión de FIFA 21 para PlayStation 5 y Xbox Series X/S significó una bocanada aire fresco para los fanáticos de la franquicia, quienes hace años buscaban un salto de calidad. Esto se logró gracias a las prestaciones de las plataformas, las cuales permitieron a la desarrolladora explotar su jugabilidad y motor gráfico, obteniendo mejores resultados a la hora de golpear la pelota, la textura del pelo y la introducción de nuevas animaciones en la previa y en el campo de juego.

Como era de esperarse, esta versión llegó en conjunto de una buena cantidad de errores, los cuales fueron reportados por la comunidad de usuarios a lo largo de este mes. En este contexto entra la nueva actualización, la cual apunta a la corrección de estos que, en consecuencia, mejorará la experiencia de juego un poco más.

infobae-image

En cuanto a la jugabilidad, uno de los cambios que introducirá esta actualización pasa por la reducción de la velocidad de la pelota. Esto se podrá sentir tanto a la hora de efectuar un tiro o un centro, como también con el balón en los pies. Relativo a esto, el parche reducirá las chances de tropezar de un futbolista luego de tener un choque mínimo.

Otro de los problemas que se solucionaron con esta actualización, es el que ocurría a la hora de efectuar un tiro libre cerca del córner, posicionando la pelota en un lugar incorrecto al que se había hecho la falta. Mismo caso sucede cuando un jugador recibía una falta y podía mover a su futbolista libremente, ganando así terreno de forma ventajosa.

En cuanto a los árbitros, estos introducirán una interesante cantidad de cambios. Estos ahora contarán con una lógica mejorada, la cual se podrá denotar en situación complejas, como el momento en el que un último jugador realiza una falta cortando una posibilidad de gol. Además, estos podrán evaluar mejor en caso de si un futbolista se merece una amarilla.

infobae-image

Por el lado del Ultimate Team, una de las modalidades más exitosas de la franquicia, los usuarios se encontrarán que ahora los partidos de Squad Battles se cargarán correctamente, dado que antes las alineaciones del rival desaparecían rápidamente. Este modo también solucionó su problema que aparecía cuando un capitán invitaba a un amigo a un partido en cooperativo.

Los demás modos online también recibirán novedades con este parche. Estos pasarán por la introducción de un ajuste predeterminado para las temporadas, algo que hará que se modifiquen según la posición de cada jugador. Uno de los puntos más divertidos pasará por las burbujas que se agregarán en las escenas donde se juegue con el West Ham United, las cuales son una característica de su hinchada.

Sin dudas, esta versión next gen permitió a los usuarios encontrarse con aires frescos en la franquicia, la cual pedía hace unos años nuevos aires. Uno de los elementos fuertes de esta pasó por la introducción de la Real Player Motion Technology. Este nuevo sistema implementado por EA Sports permite que los jugadores peleen de manera más realista al momento de defender una posición o la pelota. Esto se encargará de hacer más creíbles los encontronazos en el área a la hora de recibir un córner en contra o al querer superar en velocidad a otro futbolista. Según explicó Sam Rivera, esto será algo que el jugador sentirá mucho al jugar, dado que, por ejemplo, en PlayStation 5, repercutirá en la tecnología háptica.

infobae-image

Otro de los grandes cambios que introdujo el juego en PS5 y Xbox Series X/S es la humanización de los jugadores sin la pelota. Al igual que sucede en un partido de fútbol real, estos ahora señalan e indican posiciones, sangran, se acomodan el pelo en la mitad de la cancha o se ajustan las canilleras. Todos estos pequeños detalles permitieron a la franquicia a acercarse a su gran objetivo, el cual pasa por aportar una gran cuota de realismo a los jugadores.

Habrá que esperar a los próximos meses para saber si EA Sports tiene algún as bajo la mango con su franquicia estrella, la cual podría implementar algún torneo en marzo, como hizo el año pasado con la Copa Libertadores. No obstante, es muy factible que todos los cañones de la desarrolladora ya se encuentren apuntando a FIFA 22, el próximo capítulo de la saga, el cual deberá ser el estandarte en la nueva generación de consolas.

Seguí leyendo