Análisis de “The Dark Pictures Anthology: Little Hope”: la saga de terror presenta muchas mejoras en su segunda parte

Un pueblo fantasma es el escenario para una nueva historia de esta antología

Little Hope - Tráiler

Para celebrar Noche de Brujas de la mejor manera, Bandai Namco y Supermassive Games lanzaron The Dark Pictures Anthology: Little Hope, el segundo videojuego en esta franquicia de historias de terror. La primera entrega, titulada Man of Medan, dio inicio a lo que ya se posiciona como una importante saga del género, pero esta segunda parte logra consolidar la fórmula con varias mejoras.

La historia comienza con el prólogo que tuvimos la oportunidad de probar hace algunos meses. Una familia muere en un trágico incendio provocado por fuerzas sobrenaturales. Sin embargo, la trama de Little Hope transcurre en el presente, donde cinco personajes quedan varados en el mismo pueblo donde ocurrió ese accidente décadas atrás. El actor Will Poulter (“Midsommar”) encabeza el elenco de personajes de esta historia y ofrece una actuación sólida que, de hecho, contrasta con algunos de los otros protagonistas del relato.

Uno de los primeros cambios que se notan respecto de Man of Medan tiene que ver con los diálogos. A lo largo de la aventura hay numerosas decisiones que pueden cambiar el rumbo, principalmente divididas entre las que se basan en la lógica y las que tienen que ver con las emociones. Aunque no es algo nuevo para la franquicia, en Little Hope está mejor implementado y permite elegir la opción de diálogo con una anticipación que permite tener conversaciones mucho más fluidas y sin tiempos muertos. Puede parecer un detalle menor, pero en una experiencia narrativa de este estilo, suma mucho dinamismo.

Prólogo completo de The Dark Pictures - Little Hope

Aparte de los diálogos, otro importante apartado de la jugabilidad se apoya en los Quick Time Events (QTE), secuencias de botones que se deben presionar en el momento correcto. Algunas de estas secuencias en Man of Medan eran impredecibles y hasta parecían imposibles a propósito, con un tiempo de reacción ínfimo. Por suerte, en esta nueva historia, el equipo de Supermassive Games agregó pequeños indicadores que preparan a los jugadores y avisan que se vienen QTEs. Esto también logra que las escenas de acción, que cuentan con recursos más cinematográficos y otras novedades visuales, también sean mucho más dinámicas, entretenidas y aterradoras.

No existen las buenas o malas decisiones, pero sí existen aquellas decisiones que pueden desembocar, directa o indirectamente, en la muerte de algún personaje. La novedad más interesante de Little Hope es que la escena de muerte de cada personaje viene acompañada de pequeños indicadores que muestra cuáles fueron las resoluciones que llevaron a ese momento. Con tantas decisiones, caminos y finales posibles, The Dark Pictures presenta historia con un alto grado de rejugabilidad para aquellos que quieren probar distintas alternativas. Este pequeño agregado le suma un nivel más a ese aspecto del título y permite saber exactamente qué hacer para cambiar el destino de los personajes.

Todas estas mejoras al sistema de juego hacen que la aventura sea más disfrutable y que haya menos elementos que rompan con el clima que la historia intenta lograr. Por su lado, el argumento es sólido y cuenta con varios misterios diferentes que mantienen a la audiencia intrigada y con muchas preguntas. El final cuenta con una vuelta de tuerca digna del director M. Night Shyamalan y permite darle una identidad mucho más definida a la antología The Dark Pictures, que parece tener elementos comunes en sus historias, al menos por ahora.

(Foto: Bandai Namco)
(Foto: Bandai Namco)

Por su lado, el personaje del Curador también empieza a desenvolverse un poco más, jugando con la rotura de la cuarta pared, hablándole a los jugadores y empezando a dar algunas pistas sobre su rol en este universo terrorífico. Al igual que Man of Medan, Little Hope cuenta con su edición Curator’s Cut, que ofrece ponerse en la piel de distintos personajes en las diferentes escenas del juego, para desbloquear nuevos diálogos, caminos, decisiones y perspectivas.

A pesar de las mejoras en la jugabilidad, The Dark Pictures Anthology continúa llegando a sus límites con la tecnología. Como mencionaba antes, la actuación de Will Poulter sobresale, pero también lo hace su trabajo de captura de movimiento, a pesar de que en algunas secuencias se lo ve tosco. En cambio, los demás personajes presentan algunos movimientos raros o expresiones faciales que no están en sintonía con la situación que están viviendo, lo que los hace parecer un poco robótico. En otras palabras, nos recuerda que estamos frente a un videojuego y nos saca un poco del clima que intenta generar. Con suerte, la tecnología de la nueva generación de consolas traerá una mejora en este aspecto para la tercera parte de la antología, que ya se anticipa en Little Hope.

Supermassive Games escuchó a su audiencia e implementó muchos cambios de una entrega a otra de su antología, lo que se traduce en un producto mucho más sólido y atractivo. Aunque todavía quedan pequeñas cosas por mejorar, The Dark Pictures Anthology: Little Hope logra consolidar la fórmula para el estudio, que ahora sólo debe asegurarse de contar historias atractivas llenas de decisiones, y posiciona a la saga como una de las referentes del terror en el mundo del gaming.

Seguí Leyendo:

“Little Nightmares 2”: primeras impresiones de la secuela que cambia de protagonista, pero no disminuye la dosis de terror

Primeras impresiones de “The Black Heart”: el juego de peleas argentino con temática de terror

Los videojuegos celebran Halloween con eventos especiales