Se presentaron las características principales de Xbox Series X y Series S a través de un video oficial

Las consolas contarán con tiempos de carga veloces, grandes mejoras gráficas y una interfaz sencilla e intuitiva

La nueva consola de Microsoft llegará al país en noviembre
La nueva consola de Microsoft llegará al país en noviembre

Luego de varios meses de expectativas, rumores y anuncios, las nuevas consolas de Microsoft, Xbox Series X y S, están por aterrizar al mercado. Pese a que durante los últimos meses la empresa se encargó de ir puntuando todas sus características, hoy lanzó un video que muestra a fondo como será su funcionamiento, interfaz y jugabilidad, para que los usuarios puedan conocer como será esta nueva experiencia.

Esta presentación, que estuvo a cargo del manager de programación, Malik Prince, y el ingeniero Harrison Hoffman, comenzó demostrando como será la interfaz, la cual llega re estilizada para la ocasión. Esta, según indicaron, apunta a ser sencilla e intuitiva, con el fin de ayudar a los nuevos usuarios que aterricen a la plataforma y satisfacer a quienes ya estaban.

No obstante, los encargados de la demostración apuntaron a que el eje de la interfaz pasará por permitir al usuario acceder rápidamente a los juegos que utilizaron recientemente y también a descubrir nuevos títulos. Esto, sin dudas, buscará agilizar la experiencia y hacer más dinámico el inicio de una partida.

La nueva interfaz buscará ser sencilla e intutiva para los nuevos usuarios de la plataforma
La nueva interfaz buscará ser sencilla e intutiva para los nuevos usuarios de la plataforma

La presentación continuó mostrando como se verá Gears 5 en la nueva generación de consolas. El ingeniero a cargo de esta demostración, apuntó a que se realizó un gran trabajo llevando los juegos de Xbox One a Series X, lo que se puede disfrutar tanto en la puesta a punto de la iluminación como de la textura, algo que está directamente relacionado con la llegada de la tecnología Ray Tracing.

Otro título que se presentó en funcionamiento fue Dirt 5, al cual Hoffman ingresó a una partida que ya tenía por la mitad gracias a la función Quick Resume. Por lo que se pudo denotar en la presentación, esta será fluida y eficaz, algo que permitirá poder pasar de un juego al otro sin tener ningún problema ni pérdida de tiempo en las cargas.

Vale remarcar que la función Quick Resume permite “suspender” varios juegos a la vez, en la sección que se quiera, y luego ir seleccionando entre uno y otro para continuar desde donde se lo dejó pausado. Una acción que tarda apenas unos pocos segundos hasta que carga completamente el título y se puede retomar la partida.

La presentación también tuvo como protagonista al nuevo joystick de Xbox Series X, el cual, según indicaron, es más pequeño y ergonómico con el fin de ser más cómodo en las manos. A su vez, remarcaron que este se logró gracias al feedback que tuvieron por parte de los usuarios, de quienes tomaron sus consejos.

Los juegos retrocompatibles de Xbox One explotarán su iluminación y texturas gracias a la tecnología Ray Tracing
Los juegos retrocompatibles de Xbox One explotarán su iluminación y texturas gracias a la tecnología Ray Tracing

Otro punto fuerte de esta presentación pasó por la interactividad, la cual parece que estará bajo el foco para Microsoft con la función Quick Share. Relativo a esto, primero se mostró como será el menú overlay que tendrá la consola, el cual permitirá ver notificaciones, contacto y mensajes, entre otras cosas.

En segunda instancia se demostró como será la utilización del botón share, el cual si se presiona una vez tomará una captura de pantalla y si se toca dos veces un clip de video, al igual que sucede en PlayStation. De la mano con esto se presentó la nueva aplicación de Xbox, la cual se renovó totalmente para ser más sencilla e intuitiva para utilizar. Hoffman indicó que, por ejemplo, una vez hecha una captura aparecerá rápidamente en la app, con el fin de compartirla. A su vez, puntuó el remote play, al cual se podrá acceder con tan solo conectar el joystick al dispositivo en uso.

En cuanto a dispositivos, Hoffman presentó una memoria de almacenamiento externa, la cual permitirá ampliar el tamaño disponible para la utilización de la plataforma y se instalará mediante un simple sistema plug and play. Según explicó, esta mantendrá la experiencia de fluidez y dinamismo que otorga la SSD de la consola, por lo que la performance no se alteraría con su uso. Esto será un punto a tener en cuenta a la hora de ver el feeedback por parte de los usuarios una vez esté en el mercado.

Los usuarios podrán ampliar el almacenamiento de la consola gracias a una memoria externa de fácil conexión
Los usuarios podrán ampliar el almacenamiento de la consola gracias a una memoria externa de fácil conexión

Como era de esperarse, tuvo su espacio en la presentación Xbox Game Pass, uno de los grandes pilares de la plataforma para los próximos años. Para concluir, también se presentó como se verán los juegos dentro del store de la consola. Estos se muestran sencillo e intuitivos, con la infromación bien distribuida, siguiendo con la tónica de la interfaz en general, sin presentar ningún cambio interesante.

Cabe destacar que Xbox Series X será la “más rápida y potente” de la compañía, con resolución 4K a 60 fps. Esta contará con un procesador diseñado por AMD, con arquitecturas Zen 2 y RDNA 2, algo que se encargará de brindar un poder de procesamiento cuatro veces mayor al de una Xbox One. Además, será acompañada por la integración de 12 teraflops en su apartado gráfico, lo que triplica la potencia que tiene, por ejemplo, una PS4 Pro, que cuenta con 4,19.

La versión económica, por su parte ofrecerá una resolución 2K (1440p) y alcanzará hasta 120fps-algo que promete una gran experiencia de juego sin la necesidad de perder mucha potencia en comparación a Series X. No obstante, incluirá una función de reescalado de juegos a 4K, tal y como ofrece Xbox One con algunos títulos retrocompatibles. Además, como se esperaba, dará soporte a la tecnología Ray Tracing, la cual tendrá bastante injerencia en el apartado visual de la próxima generación. Vale destacar que contará una memoria SSD NVME personalizada que llegará con una capacidad de 512 GB, buscando la optimización en los tiempos de carga y fluidez de la jugabilidad.