Tras las inundaciones en Florida, EEUU se prepara para condiciones climáticas extremas en varias partes del país

La nación sufrirá desde ola de calor en el sur, hasta nevadas tardías en el noroeste

Guardar

Nuevo

Jim Comunale y Pam Mervos caminan por la calle Arthur mientras fuertes lluvias inundan el vecindario el miércoles 12 de junio, en Hollywood, Florida (Matias J. Ocner/Miami Herald via AP)
Jim Comunale y Pam Mervos caminan por la calle Arthur mientras fuertes lluvias inundan el vecindario el miércoles 12 de junio, en Hollywood, Florida (Matias J. Ocner/Miami Herald via AP)

Después de días de intensas inundaciones en Florida, ese estado y muchos otros se preparan para una intensa ola de calor, mientras que el noroeste de Estados Unidos experimentará un frío impropio de la estación y posibles nevadas tardías en las Montañas Rocosas a principios de la próxima semana.

El caótico mapa meteorológico incluye la posibilidad de que se desarrollen fuertes tormentas entre los frentes cálido y frío. Según los meteorólogos, los frentes en colisión podrían provocar inundaciones repentinas entre el este de Nebraska y el norte de Wisconsin el sábado por la noche, así como fuertes tormentas en partes del este de Montana hasta Dakota del Norte y del Sur.

Un conductor parpadea sus luces de emergencia mientras cae una fuerte lluvia sobre partes del sur de Florida (Matias J. Ocner/Miami Herald via AP)
Un conductor parpadea sus luces de emergencia mientras cae una fuerte lluvia sobre partes del sur de Florida (Matias J. Ocner/Miami Herald via AP)

Mientras tanto, una ráfaga de humedad tropical llegará a la costa central del Golfo durante los próximos dos días, con fuertes lluvias que se espera que comiencen el lunes por la mañana, según el Servicio Meteorológico Nacional de Estados Unidos.

Los meteorólogos dijeron que la amenaza de fuertes lluvias en Florida sigue disipándose, pero algunas tormentas podrían causar inundaciones locales dado el suelo ya saturado. Algunas zonas entre Miami y Fort Lauderdale quedaron bajo el agua en los últimos días debido a las persistentes tormentas que arrojaron hasta 50 centímetros (20 pulgadas) de agua en partes del sur del estado.

El dañino sistema de tormentas sin nombre coincidió con el inicio a principios de junio de la temporada de huracanes, que este año se prevé que sea una de las más activas de los últimos años, en medio de la preocupación de que el cambio climático esté aumentando la intensidad de las tormentas.

Mientras las aguas de las inundaciones retroceden en Florida, las temperaturas subían el sábado en gran parte del sur de Estados Unidos.

En El Paso, al oeste de Texas, se espera que las temperaturas máximas se acerquen a los 40,6 grados Celsius (EFE/EPA/Adam Davis)
En El Paso, al oeste de Texas, se espera que las temperaturas máximas se acerquen a los 40,6 grados Celsius (EFE/EPA/Adam Davis)

En Atlanta, donde se prevén temperaturas cercanas a los 38 grados Celsius (100 grados Fahrenheit) el sábado y el domingo, las autoridades municipales abrieron un centro de refrigeración para aliviar el calor. La ciudad anunció el aplazamiento del “Día de campo de la familia y los amigos” debido a las altas temperaturas previstas.

Y en la ciudad de El Paso, al oeste de Texas, se esperaba que las temperaturas máximas del sábado se acercaran a los 40,6 grados Celsius (105 grados Fahrenheit) y el Servicio Meteorológico Nacional estadounidense emitió un aviso de calor para la región hasta el lunes por la mañana. La ciudad ha abierto cinco centros de refrigeración que funcionarán diariamente hasta nuevo aviso.

Las temperaturas en el noroeste del país y Nueva Inglaterra alcanzarán probablemente máximos que oscilarán entre mediados y finales de los 30 grados Celsius (90 grados Fahrenheit) la próxima semana.

(Con información de AP)

Guardar

Nuevo