Crecen las tensiones en la UCLA ante la orden policial de dispersar a los manifestantes que se oponen a la guerra en Gaza

Las fuerzas de seguridad ordenaron a un grupo de estudiantes a que abandonaran el lugar bajo amenaza de detención, un día después de que se produjeran incidentes violentos en el campus universitario

Guardar

Nuevo

Crecen las tensiones en la UCLA ante la orden policial de dispersar a los manifestantes que se oponen a la guerra en Gaza (REUTERS/David Swanson)
Crecen las tensiones en la UCLA ante la orden policial de dispersar a los manifestantes que se oponen a la guerra en Gaza (REUTERS/David Swanson)

Policías con equipo antimotines se congregaron este miércoles por la noche en el campus de Universidad de California en Los Ángeles (UCLA) y ordenaron a un grupo de manifestantes pro-palestinos apostados en un campamento a que abandonaran la zona bajo amenaza de detención, un día después de que se produjeran incidentes violentos en el mismo lugar.

En el corazón del campamento, que congregaba a cientos de personas y carpas en una amplia área del campus, surgía lo que parecía una pequeña ciudad entre las barricadas. Al ponerse el sol, algunos manifestantes realizaban sus oraciones musulmanas, mientras otros entonaban cánticos de resistencia, intercambiaban equipos de protección como gafas y máscaras quirúrgicas, y discutían estrategias para lidiar con el gas lacrimógeno. Con cascos y pañuelos en la cabeza, el bullicio de las conversaciones se mezclaba con cánticos transmitidos a través de un megáfono.

Unos pocos construían escudos caseros con contrachapado por si chocaban con la policía, que formaba líneas en otra parte del campus. “Para balas de goma, ¿quién quiere un escudo?”, preguntaba un manifestante.

Mientras tanto, en las escalinatas del campus, una multitud formada por estudiantes, ex alumnos y vecinos se congregaba alrededor de las carpas. Sentados, escuchaban con atención y aplaudían a varios oradores que se sumaban a los cánticos en apoyo a Palestina. Cerca, un reducido grupo de estudiantes con carteles y camisetas expresando su respaldo a Israel y al pueblo judío se manifestaba pacíficamente.

Las fuerzas de orden público ordenaron a un grupo de estudiantes a que abandonaran el lugar bajo amenaza de detención, un día después de que se produjeran incidentes violentos en el campus universitario (REUTERS/Aude Guerrucci)
Las fuerzas de orden público ordenaron a un grupo de estudiantes a que abandonaran el lugar bajo amenaza de detención, un día después de que se produjeran incidentes violentos en el campus universitario (REUTERS/Aude Guerrucci)

La presencia policial y las advertencias reiteradas contrastaban con la calma de la noche anterior, cuando manifestantes atacaron el campamento en apoyo a Palestina. En aquel momento, lanzaron conos de tráfico, rociaron gas lacrimógeno y derribaron barricadas, provocando choques que se prolongaron durante varias horas antes de la intervención policial. A pesar de los enfrentamientos, no se realizaron arrestos, aunque al menos 15 manifestantes resultaron heridos. La respuesta considerada como tibia por parte de las autoridades fue objeto de críticas por parte de líderes políticos, estudiantes musulmanes y activistas.

Ray Wiliani, residente de la zona, mencionó que se presentó en la UCLA este miércoles por la tarde para respaldar a los manifestantes a favor de Palestina.

Debemos plantarnos”, dijo. “Ya basta”.

En otros puntos, la policía llevó a cabo arrestos en Nueva Hampshire y desmanteló tiendas de campaña en el Dartmouth College. En Oregon, agentes acudieron al campus de la Universidad Estatal de Portland mientras las autoridades del centro intentaban poner fin a la ocupación de la biblioteca que había comenzado el lunes.

Las escenas caóticas en la UCLA se desarrollaron horas después de que la policía de Nueva York irrumpiera el martes por la noche en un edificio ocupado por manifestantes anti-guerra en la Universidad de Columbia, dispersando una protesta que había paralizado la facultad.

Según un recuento de The Associated Press, desde el 18 de abril ha habido al menos 38 incidentes con arrestos en protestas en campus universitarios en Estados Unidos. Más de 1.600 personas han sido detenidas en 30 escuelas.

La policía llevó a cabo arrestos en Nueva Hampshire y desmanteló tiendas de campaña en el Dartmouth College (REUTERS/Aude Guerrucci)
La policía llevó a cabo arrestos en Nueva Hampshire y desmanteló tiendas de campaña en el Dartmouth College (REUTERS/Aude Guerrucci)

El rector de la UCLA, Gene Block, afirmó en un comunicado que “un grupo de instigadores” se presentó la noche anterior para “atacar con violencia” el campamento en apoyo a Palestina, aunque no proporcionó detalles sobre el grupo o por qué la universidad o la policía universitaria no habían intervenido antes.

“Independientemente de lo que uno piense sobre el campamento, este ataque contra nuestros estudiantes, profesores y miembros de la comunidad fue totalmente inaceptable”, dijo Block. “Ha sacudido nuestro campus hasta sus cimientos”.

Block prometió que la universidad llevará a cabo una investigación exhaustiva. Las autoridades no han aclarado si todos los manifestantes eran estudiantes.

El responsable de universidades de California, Michael Drake, ordenó una “auditoría independiente de los preparativos de la universidad, sus acciones y la respuesta de las fuerzas de seguridad”.

“La comunidad debe sentir que la policía los protege, no que permite que otros les hagan daño”, declaró Rebecca Husaini, jefa de despacho del Consejo de Asuntos Públicos Musulmanes, en una conferencia de prensa en la que algunos alumnos musulmanes dieron detalles sobre lo ocurrido durante la noche.

Los oradores pusieron en duda la versión proporcionada por la universidad, que afirmaba que hubo 15 personas heridas y una hospitalizada, argumentando que el número de lesionados trasladados al hospital era considerablemente mayor. Uno de los estudiantes relató que tuvo que acudir al centro de salud después de recibir un golpe en la cabeza con un objeto manejado por uno de los atacantes.

Desde el 18 de abril ha habido al menos 38 incidentes con arrestos en protestas en campus universitarios en Estados Unidos (REUTERS/David Swanson)
Desde el 18 de abril ha habido al menos 38 incidentes con arrestos en protestas en campus universitarios en Estados Unidos (REUTERS/David Swanson)

Varios estudiantes que participaron en la conferencia de prensa compartieron que tuvieron que brindarse apoyo mutuo durante el ataque y no confiar en la policía. Además, señalaron que muchos de los integrantes del campamento pro-palestino mantuvieron la calma y evitaron confrontaciones con el bando opuesto. La UCLA canceló las clases del miércoles.

Los campamentos de protesta que exigen a las universidades cortar lazos comerciales con Israel o empresas que respaldan la guerra en Gaza se han propagado por campus universitarios en todo el país, marcando un movimiento estudiantil sin precedentes en este siglo. La respuesta policial ha recordado a la que se empleaba décadas atrás contra movimientos mucho más grandes que protestaban contra la Guerra de Vietnam.

En Madison, estalló un enfrentamiento en la madrugada del miércoles después de que la policía, protegida con escudos, retirara todas las tiendas de campaña salvo una y empujara a los manifestantes. Cuatro agentes resultaron heridos, incluyendo un patrullero estatal que fue golpeado en la cabeza con una patineta, según informaron las autoridades. Cuatro personas fueron acusadas de agredir a las fuerzas de seguridad.

Estos sucesos tienen lugar en un año electoral en Estados Unidos, planteando interrogantes sobre si los votantes más jóvenes respaldarán la reelección del presidente Joe Biden, considerando el firme apoyo que su administración ha brindado a Israel.

En algunos casos, líderes estudiantiles y autoridades universitarias han llegado a acuerdos para limitar las interrupciones en la vida del campus y las próximas ceremonias de graduación.

Los campamentos de protesta que exigen a las universidades cortar lazos comerciales con Israel o empresas que respaldan la guerra en Gaza se han propagado por campus universitarios en todo el país (REUTERS/David Swanson)
Los campamentos de protesta que exigen a las universidades cortar lazos comerciales con Israel o empresas que respaldan la guerra en Gaza se han propagado por campus universitarios en todo el país (REUTERS/David Swanson)

La Universidad de Brown en Rhode Island, por ejemplo, accedió a considerar una votación sobre la desinversión en Israel en octubre, aparentemente siendo la primera universidad estadounidense en aceptar una solicitud de este tipo.

Las manifestaciones estudiantiles comenzaron en Columbia el 17 de abril para protestar contra la ofensiva israelí en Gaza, que fue en respuesta al letal ataque de Hamas al sur de Israel el 7 de octubre.

Los milicianos mataron a 1.200 personas, la mayoría civiles, y tomaron unos 250 rehenes.

Israel y sus aliados han tachado las protestas estudiantiles de antisemitas, mientras que los críticos de Israel sostienen que estas acusaciones se utilizan para silenciar a la oposición.

Aunque se han registrado algunos comentarios antisemitas entre los manifestantes, los organizadores de las protestas, algunos de los cuales son judíos, aseguran que se trata de un movimiento pacífico para defender los derechos de los palestinos y denunciar la guerra.

Entretanto, otros campamentos de protesta fueron desalojados por la policía, lo que resultó en detenciones, o se levantaron de forma voluntaria en universidades de todo el país, como en el City College de Nueva York, la Universidad de Fordham, la Universidad Estatal de Portland en Oregón, la del Norte de Arizona en Flagstaff y la de Tulane en Nueva Orleans

(AP)

Guardar

Nuevo