El restaurante informal y más barato de Toño Pérez, chef de Atrio: la cocina de un 3 estrellas Michelin en un palacio del siglo XV

En este restaurante brillan los guisos de siempre, los bocados sencillos y el producto regional, todo ello en una carta y un menú degustación asequibles servidos en un entorno único

Guardar

Nuevo

Restaurante Torre de Sande, en Cáceres
Restaurante Torre de Sande, en Cáceres

Torre de Sande, en Cáceres, es el otro restaurante de Toño Pérez y José Polo, un proyecto que trata de complementar a Atrio, el buque insignia del chef y uno de los pocos restaurantes españoles con tres estrellas Michelin. En Torre de Sande cocinan una oferta “más casual y divertida”, un complemento al restaurante de alta cocina que se ubica cercano a este, en pleno centro antiguo de la ciudad. Quienes se sienten en sus mesas podrán disfrutar de un entorno único, pues este restaurante se encuentra en un antiguo palacio del siglo XV, con espacios tan mágicos como su romántica torre cubierta de hiedra.

Aquí, brillan los guisos de siempre, los bocados sencillos y el producto regional, todo ello reunido en una carta formada por entrantes, pescados y mariscos, guisos y carnes al carbón y postres. Este menú tiene el beneplácito de la Guía Michelin, que lo incluye en su lista de recomendaciones. “Aquí ofrecen platos más tradicionales y regionales, con embutidos ibéricos y quesos de la zona, deliciosos guisos, carnes al carbón, algunos platos de fusión, apetecibles postres...”, señala la guía francesa sobre el restaurante.

Te puede interesar: La churrasquería de un chef con dos estrellas Michelin que fue una antigua ferretería: carnes a la brasa, chacinas y pizzas

Palacio Torre de Sande, en Cáceres
Palacio Torre de Sande, en Cáceres

La carta de Torre de Sande rezuma tradición, aunque también demuestra toques de la originalidad propia de Atrio. Brillan los ingredientes de la tierra, realzados con el delicioso sabor de la brasa del Josper. De su selección de platos, destacan clásicos de Extremadura como el zorongollo (16€), la sopa de tomate (18€) o el embutido ibérico, así como cortes de carne como la pluma o el secreto ibérico. Esto se suma a opciones clásicas hechas a la manera de Toño, entrantes como las croquetas de jamón (16€) o la ensaladilla rusa (15€) que se unen a opciones menos conocidas para el paladar tradicional, como es el brócoli frito con salsa de kimchi y canela (17€).

En su carta se encuentra también su Tortilla vaga con patata y jamón (26€), elaborada con patatas chips, servida enrollada y que destaca por su textura jugosa y su combinación de sabores. Se trata de un homenaje a la famosa tortilla vaga que creó el cocinero Sacha Hormaechea. Su nacimiento se produjo por un “encargo” del arquitecto Rafael Moneo, que le pidió una tortilla que le recordara a la que le hacía su abuela, que tuviera el sabor de la parte de la tortilla que se cuaja en contacto con la sartén por una parte y también la del revuelto. El resultado es una tortilla hecha solamente por un lado, combinando ambas texturas.

El día que el Tribunal Superior de Justicia de Madrid confirmó la condena a 15 años de cárcel a César Román, El Rey del Cachopo (Europa Press)

Sus guisos, de clara influencia extremeña, y sus carnes al carbón (pluma, secreto, presa...) completan su carta. Además, Torre de Sande cuenta con su propio menú degustación, con lo que es posible probar un poco de todo por 50,50 euros por persona. Esta oferta incluye unas croquetas de jamón, su ensaladilla rusa, unos langostinos en tempura en salsa cremosa, el plato principal de pescado del día, una ración de presa ibérica y un postre, la tarta de chocolate.

Guardar

Nuevo