Estanterías inteligentes: cómo multiplicar los metros cuadrados

Con un poco de ingenio y los materiales adecuados se puede convertir una pequeña oficina, taller o depósito en un lugar confortable y moderno

Una disposición inteligente de los elementos puede tener grandes beneficios en el trabajo y el hogar. (iStock)
Una disposición inteligente de los elementos puede tener grandes beneficios en el trabajo y el hogar. (iStock)

Tarde o temprano, una gran empresa, una pyme o un freelancer en busca de un espacio propio de trabajo van a enfrentan el mismo dilema: ¿cuál es la mejor forma de organizar el lugar disponible?

Sean libros, cajas con documentación, herramientas industriales, una vidriera o góndolas de supermercado, la disposición y el aprovechamiento de los espacios pueden ser la diferencia entre crear un paraíso del trabajo o un lugar de caos y confusión.

La funcionalidad en el lugar de trabajo no es un concepto nuevo. Después de la Segunda Guerra Mundial, empresas italianas, francesas y alemanas se vieron obligadas a cambiar de rubro y comenzaron a trabajar en pos de la unificación de criterios, creando medidas universales de espacios de almacenamiento, herramientas y superficies de trabajo. Por su parte, en los albores del siglo XX en los Estados Unidos, Henry Ford fue pionero en la instauración de las primeras líneas de montaje y las piezas intercambiables, alcanzando números impensados de ventas y producción.

Pero la organización del espacio de trabajo es un tema que abarca mucho más que las ganancias o la producción: un estudio reciente de la multinacional Steelcase asegura que: "Los entornos de trabajo deben contribuir a mejorar el bienestar físico, cognitivo y emocional del trabajador, ya que así será más productivo, creativo e innovador". Por su parte, un artículo titulado Calidad de vida y trabajo: algunas consideraciones sobre el ambiente laboral en la oficina, publicado por Acimed, el boletín del Centro de Ciencias de la Salud de Cuba, advierte que una mala organización y disposición del lugar de trabajo es también una fuente de estrés para los trabajadores.

Espacios mal utilizados o sobrecargados pueden ser una causa de malestar para toda la empresa. (iStock)
Espacios mal utilizados o sobrecargados pueden ser una causa de malestar para toda la empresa. (iStock)

Made in Argentina

Storage Compat, una empresa familiar de nuestro país, se inspiró en estos modelos históricos de funcionalidad para crear una línea de estanterías que pueden ser fácilmente montadas y desmontadas en ámbitos industriales, personales o pequeñas oficinas y depósitos.

Su línea de estanterías UNINORM se caracteriza por ser fácil de colocar, sin más herramientas que las propias manos. Los módulos intercambiables y multiuso hacen que el lugar de trabajo tenga la capacidad de convertirse en un espacio dinámico y adaptable.

Las estanterías UNINORM de Storage Compat tienen partes intercambiables, soportan gran cantidad de peso y son fáciles de montar y desmontar.
Las estanterías UNINORM de Storage Compat tienen partes intercambiables, soportan gran cantidad de peso y son fáciles de montar y desmontar.

Sin necesidad de tornillos, martillos ni bulones, este tipo de estanterías puede ser un aliado formidable para aprovechar mejor el espacio: de hecho, su capacidad de carga y resistencia (hasta 350 kilos por plano) las hace capaces de formar entrepisos y pasarelas, algo que puede ser de gran utilidad en obras en construcción o lugares reducidos de trabajo.

Los módulos intercambiables y multiuso hacen que el lugar de trabajo tenga la capacidad de convertirse en un espacio dinámico y adaptable

Tips para aprovechar espacios

Ideas y conceptos sencillos para tener espacios confortables y prácticos de trabajo.

1- Aprovechar las alturas: este tipo de estantería es fácil y segura de ensamblar hacia arriba gracias a su superficie reforzada.

2- Menos es más: calcular previamente los espacios a utilizarse. Cuando no hay espacio todo lo que sobra puede convertirse en una molestia.

3- Utilizar elementos apilables e intercambiables: esto hace mucho más fácil adaptarse a futuros cambios en casa o el lugar de trabajo.

4- No utilizar muebles pesados: un viejo armario de madera puede ser pintoresco, pero en una mudanza o reforma en el lugar de trabajo puede convertirse en un gigantesco obstáculo.

5- Materiales adecuados: los metales y el plástico de calidad son fáciles de mantener limpios, livianos y extremadamente duraderos.

6- Cada cosa en su lugar: definir los espacios de almacenamiento y respetarlos.

Es posible contar con ambientes funcionales sin necesidad de hacer inversiones desmesuradas. Sólo hace falta un poco de planificación, sentido común y la ayuda de productos pensados para ese propósito.