“Tareas pendientes”, el libro que plantea una profunda reflexión sobre el rol del Estado en la educación

El autor Agustín Porres expone sus conversaciones con 31 ex ministros de esa cartera de diferentes países. Esteban Bullrich y Daniel Filmus participan por Argentina

“Tareas pendientes”, el libro que plantea una profunda reflexión sobre el rol del Estado en la educación
“Tareas pendientes”, el libro que plantea una profunda reflexión sobre el rol del Estado en la educación

“¿Cuántos recursos, cuánta energía, cuánto tiempo podríamos ahorrarnos con solo tener un panorama de los grandes aprendizajes y errores de la humanidad?”, con esta pregunta abre su libro Agustín Porres, director regional para América Latina de la Fundación Varkey, organización dedicada a celebrar y empoderar la profesión docente en el mundo.

“Tareas pendientes. Aciertos y errores de 31 exministros para pensar el futuro de la educación”, es el nombre de la publicación que Porres presentará este jueves, con páginas que ofrecen datos, conceptos y experiencias que sugieren pistas concretas sobre cómo ir hacia una ‘nueva educación’.

Se trata de una publicación en la que el profesional argentino plantea diálogos con ex ministros de Educación de 31 países, con seis preguntas que funcionan como disparadores: ¿Cómo mejorar concretamente la educación? ¿Por dónde empezar? ¿La pandemia representa un momento bisagra? ¿Cuáles son las grandes oportunidades? ¿Cuáles son los principales obstáculos para lograr esos cambios? ¿Existe una voluntad política real para impulsar un cambio educativo?

Entre los funcionarios que ocuparon alguna vez un cargo al frente de Ministerios de Educación en sus países, se encuentran dos argentinos: Daniel Filmus y Esteban Bullrich. Filmus supo estar al frente de la cartera entre 2003 y 2007, durante la presidencia de Néstor Kirchner, en tanto que Bullrich ocupó el cargo desde 2015 y hasta 2017, años en los que Mauricio Macri fue mandatario.

En mayo de 2020, mientras comenzaban los primeros pasos de la pandemia, el educador argentino decidió poner esas preguntas sobre la mesa. En esa búsqueda empezó a conversar con ex ministros de Educación de todo el mundo, a quienes conoció por su trabajo en la Fundación Varkey.

“Los entrevistados fueron ex ministros de todo el mundo que lideraron reformas, cambios en sus países. Y lo hicieron en contextos muy diversos, con historia, condiciones y culturas diferentes. Sin embargo, en esa diversidad encontramos muchos puntos en común”, le dijo Porres a Infobae.

“La pregunta común que desvelaba a muchos ex ministros era: ¿cómo hacemos para que existan políticas a largo plazo, para que las reformas sucedan y se sostengan en el tiempo?, ¿cómo hacemos para que las políticas no queden supeditadas a lo partidario?”, detalló el escritor.

Porres nació en Buenos Aires, en 1984, y estudió Filosofía en la Universidad Católica Argentina, donde también realizó un posgrado en Política, Gobierno y Administración. Trabajó en el ministerio de Educación de la Ciudad de Buenos Aires y en la Administración Nacional de Seguridad Social.

En sus charlas con ex funcionarios de la Educación de distintos países, el profesional argentino intentó profundizar en las batallas que no lograron ganar en sus gestiones, además de los obstáculos, las reformas que quedaron pendientes y las decisiones que no volverían a tomar. Por otro lado, Porres buscó comprender qué oportunidades concretas se estaban presentando en este escenario postpandemia. “El resultado: un libro imprescindible con 31 conversaciones francas con los líderes mundiales de la educación”, detalla el comunicado de prensa que anuncia la presentación del libro. “De eso se trata el libro: escuchar, establecer vínculos, incorporar nuevas miradas, reflexionar y ser capaces de transformar las tareas pendientes de la educación en acciones concretas”, agrega el texto.

“Si logramos que la educación sea una demanda pública, las decisiones políticas no podrán eludir los asuntos críticos que atañen a ella”, le dijo a este medio Porres. En ese sentido, reflexionó: “Para que la educación esté en boca de todos, es necesario dar una batalla cultural y crear incentivos para que la ciudadanía demande y apoye los cambios a pesar de su complejidad. Una sociedad que diluye la importancia de la educación, que no asume su propia responsabilidad y simplemente descansa en el ministro o en los docentes, podría representar su propia gran barrera. La mejora educativa es una tarea colectiva”.

“Sin una base educativa consolidada, sin este cambio cultural en donde todos los ámbitos de un país reconozcan el rol transformador de la educación, será muy difícil asegurar la sostenibilidad de reformas técnicas que implementan los ministros y que motorizan la verdadera transformación de la educación”, completó Porres.

Los entrevistados fueron: David Coltart (Zimbabue), Armin Luistro (Filipinas), Androulla Vassiliou (Comisión Europea), Nuno Crato (Portugal), Rosalía Arteaga (Ecuador), Esteban Bullrich (Argentina), Gloria Vidal (Ecuador), Otto Granados (México), José Weinstein (Chile), Leonardo Garnier (Costa Rica), Jorge Ferrão (Mozambique), Steve Maharey (Nueva Zelanda), Jozef “Jo” Ritzen (Países Bajos), Arne Duncan (Estados Unidos), Julio María Sanguinetti (Uruguay), Silas Lwakabamba (Ruanda), Ju Ho Lee (Corea del Sur), George Werner (Liberia), Luis García de Brigard (Colombia), Srdjan Verbić (Serbia), Stefania Giannini (Italia), Daniel Filmus {Argentina), George Papandreou (Grecia), Cecilia Vélez (Colombia), Claudia Costin (Brasil), Sabri Saidam (Palestina), Jaime Saavedra (Perú), Rossieli Soares (Brasil), Gustav Fridolin (Suecia), Maja Zalaznik (Eslovenia) y Julia Gillard (Australia).

SEGUIR LEYENDO

TE PUEDE INTERESAR