La reunión paritaria en el Palacio Sarmiento (NA)
La reunión paritaria en el Palacio Sarmiento (NA)

Dos años después de la última paritaria nacional docente, se volvieron a reunir los funcionarios del gobierno nacional con los representantes de los gremios docentes. En el primer encuentro, que se extendió por dos horas en el Palacio Sarmiento, no hubo una propuesta salarial concreta, pero sí se conformaron diez comisiones para darle continuidad al diálogo.

Ahora, la paritaria nacional docente pasó a cuarto intermedio y todavía no está fijada la fecha del próximo encuentro.

Una señal de ese buen diálogo que por ahora mantienen las partes fue la conferencia de prensa final, que compartieron los ministros y los sindicalistas. Allí, el ministro de Educación Nicolás Trotta señaló: “Iniciamos una nueva etapa que pretende institucionalizar el diálogo con las distintas organizaciones docentes. Fue una reunión muy positiva. Hemos manifestado nuestro compromiso de poder empezar a construir un gran acuerdo educativo, que permita que tracemos una agenda común. Asumimos el compromiso de federalizar las políticas educativas”.

Según supo Infobae, fue una reunión de acercamiento, en el que los cinco gremios de alcance nacional –Ctera, Uda, Amet, Cea y Sadop– plantearon sus inquietudes. Al final, se armaron diez comisiones: 1) formación docente continua; 2) salud, bienestar y condiciones de trabajo; 3) inversión educativa 6%; 4) políticas de evaluación y producción de información; 5) 2.020 escuelas; 6) prioridades político-pedagógicas; 7) política salarial; 8) educación pública de gestión privada; 9) interpretación normativa; 10) comisión previsional.

Dirigentes de los cinco gremios docentes con representación nacional (Foto: Télam)
Dirigentes de los cinco gremios docentes con representación nacional (Foto: Télam)

La reunión marcó el regreso de la paritaria docente nacional. A principios de 2018, Mauricio Macri había derogado por decreto la mesa de negociación. Por entonces, el argumento fue que eran las provincias, como empleadores, quienes debían acordar los salarios. Por eso, no fue casual que, horas antes de la paritaria, Trotta se haya reunido con los ministros de Educación provinciales para establecer pautas en común.

Al respecto, Agustina Vila, ministra de Educación de la provincia de Buenos Aires, remarcó: “La reunión de hoy ha sido muy importante porque, además de volver a institucionalizar el diálogo en el marco de las paritarias nacionales, hemos definido los temas que serán abordados en distintas comisiones de trabajo con el fin de alcanzar acuerdos que nos permitan avanzar sobre los grandes desafíos del sistema educativo”.

En lo estrictamente salarial, los gremios piden dos puntos. Subir el piso del salario docente, que hoy está en $20.250 pesos, en primer lugar. “Sobre un total de un millón de maestros, 250 mil cobran el mínimo. Es decir, son pobres. No se puede tener un sistema educativo dinámico si tenés docentes en la pobreza. Se necesita empezar a igualar un sistema que está muy fragmentado por provincias”, planteó Sergio Romero, secretario general de UDA.

Por otro lado, los sindicatos centrarán la discusión fuerte en el Fondo Nacional de Incentivo Docente (FONID), el único componente del salario que paga el gobierno nacional. El FONID está congelado en $1.210 por cargo desde 2016. Según un cálculo que hace Sadop, entre 2015 y 2020, el FONID cayó un 32,4% en términos reales. Para recuperar el poder de compra que tenía cinco años atrás, aseguran que se necesitarían $12.655 millones adicionales sobre el presupuesto asignado.

Roberto Baradel, secretario adjunto de Ctera (Télam)
Roberto Baradel, secretario adjunto de Ctera (Télam)

Por otra parte, Ctera llevó un documento con una serie de pedidos. Además de lo salarial, exigieron que se cumpla con la meta de inversión del 6% del PBI que marca la ley y que tanto la Nación como provincias deben empujar. El año pasado la inversión fue del 4,9%.

En el temario también se menciona la necesidad de que se refloten los programas de formación docente, de que se avance en infraestructura, de que se retome el plan Conectar Igualdad, de que la educación sexual integral llegue a todas las escuelas y que se suspendan los acuerdos firmados con ONG educativas.