Hoy 6 millones de chicos debieron arrancar las clases (Télam)
Hoy 6 millones de chicos debieron arrancar las clases (Télam)

Se puso en marcha el ciclo lectivo y también comenzó el paro docente nacional convocado por CTERA, que se extenderá hasta el viernes. De acuerdo a los primeros datos relevados por el gobierno nacional, el acatamiento al paro fue bajo y afectó a menos del 30% de la matrícula.

Ayer debían comenzar las clases más de 6 millones de chicos que asisten a jardines y a escuelas primarias. Según los registros oficiales, menos de 2 millones se quedaron sin clases. El número es altísimo y preocupante porque ningún chico debería quedarse sin clases, pero mucho más bajo que lo que vaticinaban los sindicatos que sucedería. En el desglose por provincias se ve también una merma en la adhesión con respecto al año pasado.

Por caso, en la provincia de Buenos Aires, donde suele estar el foco de conflicto por ser el sistema educativo más grande del país, el acatamiento fue del 38 por ciento; algunos puntos por debajo de la cifra promedio que se registraba el año pasado.

"Luego de relevar 9.838 escuelas públicas a través de 135 Inspectores Distritales, 1.770 inspectores areales y más de 9.000 directores de escuelas, registramos un acatamiento al paro en el día 6 de marzo del 38% y 98 servicios educativos cerrados", puntualizaron desde la administración bonaerense.

CTERA convocó a un paro hasta el viernes (Gustavo Gavotti)
CTERA convocó a un paro hasta el viernes (Gustavo Gavotti)

Horas antes, el gobierno provincial había ratificado una decisión que viene tomando desde 2015: descontar el día a los maestros que adhieran a la huelga. "No es una novedad, ha sido así y así será mientras estemos a cargo. Tiene que ver con dos razones. No es lo mismo ir a trabajar que no ir a trabajar, no puede tener el mismo tratamiento. En segundo lugar, no podemos pagar un servicio que la comunidad no recibió", señaló Marcelo Villegas, ministro de Trabajo bonaerense.

Ya con el ciclo lectivo en marcha, solo seis jurisdicciones lograron llegar a un acuerdo con sus docentes: Mendoza, Misiones, Santiago del Estero, Tucumán, Neuquén y la ciudad de Buenos Aires, donde pese a la firma mayoritaria, 2 de los 16 sindicatos -UTE y Ademys- convocaron a huelga. En el territorio porteño, la adhesión rozó el 30 por ciento, similar a las cifras de 2018.

En algunas provincias el paro apenas se sintió. Tal es el caso de Mendoza, que registró un 99,6% de asistencia docente. Lo mismo sucedió en Córdoba, Corrientes, San Luis y Catamarca donde el acatamiento al paro fue menor al 5%. En Salta, en cambio, la adhesión alcanzó el 35%.

Como suele pasar, los números que maneja el Gobierno ni se parecen a los que sostienen los sindicatos. Según los dirigentes de CTERA, el acatamiento al paro volvió a ser casi total, cercano al 90 por ciento.

Al igual que CTERA, el gremio de los maestros privados Sadop también convocó una huelga para el inicio del ciclo lectivo, pero en estas escuelas el acatamiento siempre es muy bajo. De igual modo, las dos principales centrales de docentes universitarios -Conadu y Conadu Histórica- están en paro, aunque la medida se siente con menor fuerza ya que en muchas facultades todavía las clases no arrancaron.

Seguí leyendo: