El uso de la capacidad instalada de las fábricas volvió a caer en junio 2,7 puntos porcentuales respecto del mismo mes del año pasado. La cifra se ubica en el 59,1%, nivel inferior al registrado en el mismo mes de 2018, 61,8 por ciento.

La información, que llega con el rezago habitual de dos meses, podría incrementarse de aquí en más luego de la devaluación de ayer lunes. Con todo, junio ya mostraba una caída respecto a subas consecutivas en abril y mayo.

Según informó el Indec, el rubro automotriz fue nuevamente el más afectado con una actividad de sólo 34% sobre el potencial. En el otro extremo, el mayor uso se registró en metales básicos y refinanciación de petróleo, con 80,2% y 73,8%, respectivamente.

Fuente: Indec
Fuente: Indec

"Los bloques sectoriales que presentan, en junio de 2019, niveles de utilización de la capacidad instalada superiores al nivel general son: industrias metálicas básicas (80,2%), refinación del petróleo (73,8%), papel y cartón (68,7%), productos minerales no metálicos (67,1%) y productos alimenticios y bebidas (59,8%). El bloque correspondiente a edición e impresión registra un nivel de utilización similar al nivel general (59,1%)", detalló el Indec.

En tanto, los bloques que se ubican por debajo del nivel general son: sustancias y productos químicos (57,2%), productos del tabaco (54,6%), productos textiles (53,5%), productos de caucho y plástico (50,1%), la industria metalmecánica excepto automotores (48,2%) y la industria automotriz (34,0%).

Con respecto al sector alimentos, el organismo estadístico especificó que "registra un nivel de utilización de la capacidad instalada de 59,8%, en junio de 2019, superior al de junio de 2018 (59,1%). El mayor nivel de utilización del bloque se explica por el incremento registrado en la molienda de cereales y oleaginosas".

Seguí leyendo: