Viviana Alva Hart, de BID Argentina, Erika Molina, de BID Lab; Alejandro Cosentino, de Afluenta, y Diego Zorzoli, de Accenture, en la presentación del estudio (Adrián Escandar)
Viviana Alva Hart, de BID Argentina, Erika Molina, de BID Lab; Alejandro Cosentino, de Afluenta, y Diego Zorzoli, de Accenture, en la presentación del estudio (Adrián Escandar)

"Ni una moda, ni una tendencia pasajera", así define al ecosistema fintech local –el grupo de empresas 3.0, incipientes e innovadoras, que mezclan tecnología de punta con finanzas– un reciente estudio que el Fondo Multilateral de Inversiones del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y Afluenta, el sitio de préstamos digitales pionero en el rubro en la Argentina, le encargaron a Accenture y que contó con la colaboración de la Cámara Argentina de Fintech.

El trabajo, primer mapa de la actividad en el país, destaca que son 133 compañías de este tipo y casi todas son pymes –el 80% tiene menos de 50 empleados–, pero ya facturan en conjunto unos $5.800 millones por año (con la salvedad de que en el grupo está Mercado Pago, la plataforma de pagos online de Mercado Libre, un grande del sector que absorbe una parte importante de ese monto). Además, se destaca el rol importante que el sector puede tener en cuanto a inclusión financiera en un país que sólo el 49% de los adultos está bancarizado o semibancarizado (con una cuenta bancaria), según datos de 2017, en comparación a otras economías regionales, como Chile y Brasil, donde este porcentaje llega al 74% y 70%.

A los que estamos en este negocio las cifras no nos sorprende: el ecosistema es pequeño, pero crece de manera constante. Hay mucho interés de todos (Cosentino)

"Las Fintech locales consolidan su posicionamiento y demuestran su capacidad para competir con los actores incumbentes del mercado", detalla el relevamiento. "Estas empresas se apalancan en los bajos niveles de acceso al crédito y en el amplio campo del que disponen para impulsar la educación financiera y fomentar la inclusión, pilares clave para el desarrollo".

"A los que estamos en este negocio las cifras no nos sorprende: el ecosistema es pequeño, pero crece de manera constante. Hay mucho interés de todos. Un tema que sí me llama la atención es que estamos mal en temas de género; no hay fundadoras mujeres y en staff sólo un 25%, eso tiene que ser una llamada de atención. Hay que lograr más balance. Claro, en los bancos tampoco hay CEO mujeres", detalló Alejandro Cosentino, CEO y fundador de Afluenta y vicepresidente de la Cámara.

"Empezamos a ver reconversión, con casos de empresas tradicionales que se pasan 100% al mundo digital, como caso de Wenance, o fuertes adaptaciones, como la que llevan adenate Gire o Pago Fácil. Se está formando un cluster muy importante de empresas", destacó en la presentación del estudio, de la que Infobae fue media partner.

Más del 59% de las empresas han obtenido fondos del exterior y la mitad de las Fintech espera invertir más de un millón de dólares en los próximos 3 años (Bruzzo)

Viviana Alva Hart, jefe de Operaciones del BID en la Argentina resaltó la importantancia de la fintech en mejorar los datos de inclusión financiera. "Por su alta penetración de Internet móvil las fintech tienen el potencial de usar innovaciones tecnológicas para hacer llegar los servicios financieros a la población hasta ahora desatendida por el sector financiero", dijo.  Juan Pablo Bruzzo, presidente de la Cámara, afirmó pro su parte que la Argentina comienza a ser un actor clave para la mirada de los inversores internacionales: "Más del 59% de las empresas han obtenido fondos del exterior y la mitad de las Fintech espera invertir más de un millón de dólares en los próximos 3 años".

La investigación destaca ocho grandes categorías para el sector. Préstamos –la más grande con unas 32 compañías–, Pagos y transferencias, Servicios fintech B2B, Inversiones, Insurtech (seguros) Blockchain y Crypto, Financiamiento colectivo y Seguridad Informática.

Los detalles del estudio

Modelo de Negocios. Se identificaron cinco: honorarios de licenciamiento y otros servicios digitales, intereses por financiamiento, honorarios y comisiones de brokering/trading, honorarios por soluciones as-a-service y comisiones por uso de plataforma tipo e-commerce y/o marketplace.

"Casi todas las empresas se caracterizan por cobrar comisiones y honorarios por la utilización de sus plataformas digitales. Este tipo de modelo de negocios es relativamente nuevo y se ha potenciado con la digitalización y con las soluciones as-a-service, como muchas Fintech destacan ofrecer", se detalla.

Facturación e Inversión. Menos del 25% de las Fintech encuestadas proyecta un techo de facturación de USD 500.000 en los próximos tres años, en comparación con un 50% que reportó ingresos menores a esa cifra en 2017. O sea, "las compañías esperan seguir creciendo de manera exponencial en el futuro cercano, en coincidencia con la tendencia general de la industria global".

Además, casi el 70% con al menos cuatro años de antigüedad facturaron más de un millón de dólares en 2017, mientras que el 82% de las fundadas a partir de 2015 obtuvieron menos de 250.000 dólares en el mismo período. El 29% dice haber invertido más de un millón de dólares en 2017 y el 60% proyecta un crecimiento de usuarios superior al 100% durante los próximos tres años.

Empleados. El 80% asegura tener hasta 50 empleados y sólo un 10%, más de 100. No obstante, la gran mayoría (88%) espera haber incrementado su planta permanente para 2018.

Clientes. "Casi un 50% de las Fintech tiene como público objetivo a los usuarios finales. De éstas, el 65% apunta a un consumidor con ingresos mensuales por debajo de los 50.000 pesos argentinos. El 76% son adultos jóvenes de entre 25 y 40 años", asegura el texto.

Por otro lado, abrazan la colaboración entre los distintos integrantes del ecosistema y "consideran a sus pares, a los bancos y a las aseguradoras como sus mayores socios colaborativos".

Principales conclusiones

– "El ecosistema es incipiente, pero demuestra solidez y fertilidad de cara al futuro. Durante los últimos cinco años se ha expandido de manera significativa, aunque aún necesita encontrar la forma de consolidar su posición en el mercado".

– "El primer desafío que enfrenta el ecosistema, y que puede perjudicar su desarrollo, es que, a pesar de surgir y desarrollarse de forma independiente, muchas empresas dependen de las instituciones financieras tradicionales para operar".

– "Argentina presenta grandes retos en materia de inclusión financiera. El porcentaje de acceso a cuentas bancarias es sumamente menor al de países desarrollados, aunque el mayor problema resulta ser el acceso al crédito, muy por debajo de otros países de la región".

– "Otro de los grandes desafíos del ecosistema es la baja cantidad de mujeres que consumen sus servicios y que trabajan en las empresas que lo conforman. Se observa que, a mayor cantidad de mujeres dentro de los equipos de trabajo, las empresas tienden a alcanzar un mayor número de clientes mujeres".

– "Algunas de las empresas que conforman el ecosistema consideran que la implementación de una regulación específica que clarifique las reglas de juego puede facilitar la disponibilidad de capital en el país. Sin embargo, los entes gubernamentales optaron por no aplicar ninguna, debido a la baja participación de las Fintech en el mercado".

Seguí leyendo: