Los emprendedores en el escenario de la Gala de Endeavor (Nicolás Stulberg)
Los emprendedores en el escenario de la Gala de Endeavor (Nicolás Stulberg)

Endeavor, la red de emprendedores global que nació en la Argentina, cumplió 20 años y lo celebró con una fiesta que se realizó ayer en El Cubo, el coqueto salón de eventos del complejo Al Río, en Vicente López.

Allí, se dieron cita unos 50 empresarios de los 178 que esta fundación eligió a los largo de estos años, muchos otros integrantes del ecosistema emprendedor local y hombres de negocios "tradicionales" que son espónsores de la entidad, como Carlos Miguens Bemberg; Enrique Cristofani, presidente de Santander; Gastón Remy, de Vista Oil & Gas; y Gustavo Grobocopatel, de Los Grobo, entre otros. También hubo funcionarios del "palo", como Mariano Mayer, secretario de Pymes y Emprendedores de la Nación, y Juan Pablo Trípodi, titular de la Agencia Argentina de Inversiones y Comercio Internacional.

El clima fue distendido, pero la coyuntura fue protagonista de cada una de las charlas de cocktail previo, entre canapés boutique y una nutrida barra de tragos provistos por el catering del Hotel Faena. Confianza en lo que viene, pero mucha preocupación por lo que pasa por estos días, bien podría ser el resumen del "termómetro Endeavor" de anoche.

Guibert Englebienne, presidente de Endeavor y cofundador de Globant; María Julia Bearzi, Directora Ejecutiva de Endeavor; y Martín Migoya, CEO y cofundador de Globant (Nicolás Stulberg)
Guibert Englebienne, presidente de Endeavor y cofundador de Globant; María Julia Bearzi, Directora Ejecutiva de Endeavor; y Martín Migoya, CEO y cofundador de Globant (Nicolás Stulberg)

Mauricio Macri es fan de Endeavor y sus emprendedores. Lo dice cada vez que puede y lo demuestra: a poco de asumir, en 2016, visitó Mercado Libre y Globant. Cerró su primer Foro de Inversiones –el famoso "mini Davos" para esperar la "lluvia de inversiones" que finalmente llegó en cuentagotas– hablando en un panel con los cuatro "unicornios" locales, las empresas que valen más de USD 1.000 millones: las dos mencionadas más Despegar y OLX. No sólo los pone como modelo de emprendedorismo, sino también como bandera de los empresarios –aggiornados, dinámicos, acostumbrados a las buenas prácticas para hacer negocios– que quiere para la Argentina.

El sentimiento presidencial es recíproco, claro: la mayoría de los emprendedores de Endeavor hablan bien de su gestión y muchos se declaran públicamente como macristas. Sin embargo, algunas críticas y dudas resonaron fuerte ayer en El Cubo.

Enrique Cristofani, de Santander, y Gastón Remy, de Oil (Nicolás Stulberg)
Enrique Cristofani, de Santander, y Gastón Remy, de Oil (Nicolás Stulberg)

Palabra de emprendedor

"Yo a Macri ahora lo veo más tranquilo, bien. La coyuntura es difícil, pero con pasitos diarios estamos volviendo a tener un país lógico que gaste lo que le ingresa. Eso tiene un valor incalculable para el futuro de la Argentina", dijo Martín Migoya, CEO y fundador de Globant, quien el día anterior había recibido el Konex de Platino por su labor como empresario. A varias cuadras de allí, en el Congreso, los senadores comenzaban a cerrar la votación del presupuesto 2018.

"En el medio hay transiciones dolorosas, con gente y empresarios pyme que están sufriendo, y nadie quiere eso. Tenemos que mirar más lejos y proyectarnos porque vamos a salir: hay gente que ya está pensando en volver a invertir al país", aseguró Migoya.

Confianza en lo que viene, pero mucha preocupación por lo que pasa por estos días, bien podría ser el resumen del “termómetro Endeavor”

A pocos metros de allí, Gustavo Grobocopatel, presidente de Los Grobo, reconoció que tuvo expectativas de que "rápido y fácil" se iba a salir de una crisis "que estábamos incubando y este año nos dimos cuenta que no. Nos dimos un baño de realidad". "Va a ser duro y más con un contexto internacional en contra. Contrariamente a lo que se piensa, Macri no es un representante de la clase empresarial clásica argentina. Apuesta más a los emprendedores. Cuando se habla de que en el Gobierno hay CEOs, en realidad hay mucho más vínculo con los emprendedores. Los empresarios clásicos lo critican más", afirmó el hombre de Carlos Casares.

Nicolás Szekasy, co fundador de Kaszek Ventures, Englebienne y Luciano Nícora (Nicolás Stulberg)
Nicolás Szekasy, co fundador de Kaszek Ventures, Englebienne y Luciano Nícora (Nicolás Stulberg)

Dos ex socios y fundadores de Bumeran en los '90, Santiago Pinto Escalier y Nicolás Tejerina, hablaban en un rincón de tasas y economía. "Como empresario, las tasas de 60-70% me duelen porque hacen inviable casi cualquier proyecto, pero tampoco había muchas alternativas. Insulto la mitad de mis días y la otra mitad sigo insultando, pero Venezuela es una realidad, y estábamos cerca", describió Pinto Escalier, hoy CEO del sitio de venta de autos online Motormax e inversor. Además, agregó: "Macri cometió errores, pero hay cosas que se están solucionando, cosas que son necesarias. Yo creo que este Gobierno va a sacar adelante las cosas.Lo que dice la oposición espanta a los inversores".

Yo a Macri ahora lo veo más tranquilo, bien. La coyuntura es difícil, pero con pasitos diarios estamos volviendo a tener un país lógico que gaste lo que le ingresa (Migoya)

Tejerina, en tanto, cree que Macri está piloteando un momento "difícil". "A este Gobierno le está costando crear un clima en el que la gente se entusiasme, pero cuando acomodemos los sueldos va a repuntar la actividad", expresó el actual CEO y fundador de Navent, el holding regional dueño de ZonaProp y ZonaJobs, entre otras marcas. "En nuestro sector, inmuebles y empleos, vemos que las transacciones se cayeron un 30%, luego de un primer trimestre récord. No vemos despidos, pero no hay contratación. El año que viene va a haber rebote en construcción, ya lo vemos en compra de terrenos, y sectores que van a exportador muy bien. Prefiero ser optimista", dijo.

Minutos antes de pasar al salón principal, donde en medio de discursos y en livings montados para la ocasión todos degustaron un menú de causa peruana de langostinos, un principal de cochinillo, puré de arvejas, salsa de cerveza y miel; y postre de marquise de chocolate, Max Cavazzani, CEO de Etermax –la creadora de Preguntados–, adelantó que acaba de comprar la empresa de inteligencia artificial Cognitiva. "Es un año complicado, por lo que pasa en el mundo… y acá está picante, con un horizonte complicado y algo incierto", detalló.

Carlos Miguens Bemberg, Bearzi y Englebienne (Nicolás Stulberg)
Carlos Miguens Bemberg, Bearzi y Englebienne (Nicolás Stulberg)

Gastón Remy, CEO de Vista Oil & Gas, no es "emprendedor Endeavor", pero está cerca de la entidad y no duda en definir a la petrolera que controla, y que fundó Miguel Galuccio, ex presidente de YPF, como una startup. "Estamos en una transición. Desde lo político y lo económico aún no hay mucha claridad, pero los empresarios tenemos que ser dueños de nuestro propio destino. Creo mucho en los emprendedores, hay que asumir riesgos y buscar", aseveró.

Gastón Parisier, CEO de BigBox, y Nelson Duboscq, CEO y Cofundador de Digital House, hablaron con Infobae mientras apuraban el paso para llegar al salón principal. "El contexto es muy desafiante, hay mucha incertidumbre. Argentina es una maestría para los empresarios. Esperamos que se acomoden las variables", opinó Parisier. Dubosc también cree que "con esta tasa de interés la economía no es sustentable", pero confía en que se puede converger hacia la normalidad. "Somos el 0,8% del PBI mundial, tenemos al otro 99% para venderle. Hay que generar proyectos y exportar tecnología, servicios y conocimientos para proyectos globales, nos sólo commodities", aseguró.

Antes del baile final, Guibert Englebienne, otro de los fundadores de Globant y presidente de Endeavor, contó que la entidad los rechazó la primera vez que quisieron ingresar, y también casi la segunda. Resaltó la persistencia de los emprendedores y dijo que "Endeavor es al emprendedor lo que la cabina telefónica es a Superman. Te pone un traje que hay que llenar. Por eso el compromiso de generar historias éticas, intachables, dignas de ser contadas".

Después, insistió que como organización prefieren celebrar esfuerzo y no el éxito, y lo puso en números: para que Globant se convierta en uno de los cuatro "unicornios" locales se necesitaron 5,8 millones de días si se suma todo el trabajo de todas la personas involucradas en los 12 años que demoraron para lograrlo. Unos 15.890 años.

Seguí leyendo: