Banco Central (NA)
Banco Central (NA)

El Fondo Monetario Internacional no liberará las manos del Banco Central para intervenir en el mercado de cambios. Deberá pedir autorización, cada vez que decida vender reservas para controlar el precio del dólar.

De hecho, para colocar USD 301 millones en el primer día de esta semana, hubo que llamar a Washington. La intervención del Central fue de tal magnitud para un mercado tan chico, que superó a los negocios de los privados.

En otras palabras, la plaza mayorista negoció USD 567 millones, pero 301 millones los puso la entidad que preside Luis Caputo. Los dólares del sector privado fueron 266 millones. Se necesitó mucha agua para apagar tan poco fuego.

El Central deberá pedir autorización, cada vez que decida vender reservas para controlar el precio del dólar

Por eso la divisa abrió a $40,20 y a las 10.45 cuando el Central vendió 50 millones se negoció a $39,60. Pero como el dólar no cedía, la mesa de dinero de la entidad que preside Caputo, siguió derramando billetes norteamericanos sobre el mercado hasta que consiguió que cierre a $39,53, pero con una demanda exacerbada que se rindió solo cuando los dólares que llovieron del Central le parecieron suficientes. El precio del final marcó una caída de 34 centavos respecto al viernes. Poco, para tanto esfuerzo.

Pero no hay que olvidar que en el mercado todos estaban pensando en el día siguiente. Será clave para el Banco Central ver la aceptación que tienen sus Letras del Tesoro en pesos porque si la colocación es elevada, podrá vender menos reservas.

El precio del final marcó una caída de 34 centavos respecto al viernes. Poco, para tanto esfuerzo

Las tasas no parecen astronómicas. Por caso las Lebac a 30 días se negociaron en el mercado secundario a 60,25% anual, cuando el día anterior ese rendimiento estaba en 66%.

Luis Caputo (Martín Rosenzveig)
Luis Caputo (Martín Rosenzveig)

En cambio, las Letes que el Central colocará a 132 días que vencen el 31 de enero de 2019 pagan una tasa de 4% mensual, capitalizable cada 30 días. Esto le da al inversor que una ganancia al final del período de 18%. Para que el dólar iguale ese rendimiento, el mayorista a fin de enero debería cotizar a $46,54 y el dólar al púbico a $47,36. A cada uno de estos precios habría que agregarle un peso por el costo de entrada y salida de la divisa (se compra a precio vendedor, el más alto, y se vende a precio comprador, el más bajo).

Si se opta por las Letes a 374 días que vencen el 30 de setiembre de 2019, el rendimiento es de poco más de 50%. Acá el tenedor de dólares para igualar esa renta deberá esperar a que el dólar dentro de un año cotice a $50,34, en el caso del mayorista y a $60 el que se vende al público. Cabe aclarar que en el mercado de futuros, el dólar mayorista cotiza a $46,80 al 31 de enero próximo y a $46,80. A fin de agosto de 2019 (no hay cotización a setiembre) está en $56.

Claramente, los rendimientos en pesos superan a la inflación esperada para 2019 que si bien no será de 23% como dice el nuevo Presupuesto que el Gobierno va a mandar al Congreso, tampoco se cree que será superior a 50%.

El precio del dólar cerró a $39,53 (Adrián Escandar)
El precio del dólar cerró a $39,53 (Adrián Escandar)

El tema es si el mercado, evaluando todas estas situaciones, se desenamora del dólar. Hasta ahora, se ha dado un paso importante al volver a los bonos en dólares. Esto se puede leer que para grandes inversores se está alejando la probabilidad de default. De hecho, en plena baja del dólar, El Bonar 2024 subió 0,63%, el 2020 lo acompañó con 0,12% y el Discount con ley argentina con 2,46%. El hecho de que se esté normalizando la curva de rendimientos, es decir que la renta de los bonos más largos sea mayor a la de los más cortos, muestra una plaza más normal y de menos riesgo. Por eso el riesgo país bajó 1,51% a 651 puntos. Desde los 800 puntos que alcanzó hace una semana, el riesgo bajó 18% pero todavía le falta un largo camino para alcanzar los 400 puntos necesarios para ser aceptado en el mercado internacional de capitales para pedir financiamiento.

El hecho de que se esté normalizando la curva de rendimientos, es decir que la renta de los bonos más largos sea mayor a la de los más cortos, muestra una plaza más normal y de menos riesgo

De todas maneras, la Argentina ese problema lo tiene resuelto no solo porque el FMI aceptará darle USD 15.000 millones más para garantizar el pago de las obligaciones en 2019, sino porque también estaría sobre la mesa un arreglo verbal con el Gobierno de Estados Unidos de que, en caso de ser necesario, la Reserva Federal le extendería un swap, como lo hizo con México en la crisis 2009 conocida como "efecto Tequila".

La Argentina pondría pesos de garantía por una cifra a determinar contra dólares que la Reserva Federal mantendría en su poder y le entregaría al país cuando los necesite. Este swap se podría contabilizar como reserva si se hiciera la operación, algo que nadie desea porque sería una urgencia extrema.

La Argentina pondría pesos de garantía por una cifra a determinar contra dólares que la Reserva Federal mantendría en su poder y le entregaría al país cuando los necesite

A pesar de estas concesiones, el FMI autoriza un rango de intervención de entre USD 1.500 y 2.000 millones a usar en etapas. Antes de intervenir, se deberá pedir autorización. De esta manera, el FMI se garantiza el monitoreo del destino de los dólares que le presta a la Argentina. De allí vendría la frase de Christine Lagarde cuando en uno de sus últimos comunicados habla de "claridad y transparencia" en la política monetaria.

Fuente: Rava
Fuente: Rava

La Bolsa, de la mano de los bancos y compañías de energía, volvió a subir. Esta vez con un buen monto de negocios -$ 1.142 millones- el índice Merval de las acciones líderes ganó 3,25%. Mirgor (+13,25%) fue lo sobresaliente de la rueda. Central Costanera (+10,84%), Banco Frances (9,13%), Grupo Galicia (+9,02%) y Transportadora Gas del Sur (+8,42%) le siguieron en importancia.

En Wall Street, los ADR's argentinos, certificados de tenencia de acciones que cotizan en dólares, tuvieron una excelente rueda. Galicia subió 10,42% y transportadora Gas del Sur, 9,47%.

Martes y miércoles serán días tensos. En el mercado creen que el Central no podrá calmar al dólar en una sola rueda. Con estas intervenciones que permite el FMI, tendrá que bajarlo por etapas, salvo que la licitación de Letras del Tesoro en pesos (Letes) tenga un suceso que permita absorber todos los pesos que quedarán liberados tras la licitación de Lebac. No parece probable, pero tampoco imposible.

Seguí leyendo: