Cómo avanzan las obras de la que será la torre más alta de África

Será parte de un complejo de usos mixtos que combina oficinas, locales comerciales, mezquitas, escuelas, hotelería y viviendas. Cerca del desierto y de una de las capitales principales del continente negro

El complejo superará los 7 millones de metros cuadrados y habrá varios edificios que combinarán lo corporativo, organismos públicos y lo residencial
El complejo superará los 7 millones de metros cuadrados y habrá varios edificios que combinarán lo corporativo, organismos públicos y lo residencial

En una apuesta urbanística por renovar y ampliar la oferta de oficinas e inmuebles de lujo, avanzan las obras del complejo donde se construye el rascacielos más alto de África. Se trata de la Iconic Tower, un desarrollo que se edifica en la llamada Nueva Capital Administrativa de Egipto, a 50 kilómetros de El Cairo y al este del simbólico río Nilo.

Fue planeado e inspirado en la forma de un obelisco faraónico con el exterior de vidrio que representa la corona Shuty del dios egipcio Amón.

El propietario es el Ministerio de Vivienda, Servicios Públicos y Comunidades Urbanas de Egipto, mientras que el diseño lleva la firma de Dar al-Handasah Shair & Partners.

La edificación está a cargo de la Corporación de Ingeniería de Construcción del Estado de China (CSCEC), uno de los contratistas más grandes del mundo, según informó el portal Inmobiliare.

Ya se completó la estructura de 385 metros de altura de la torre y sus 80 pisos, que forman parte de un proyecto que incluirá un complejo integrado de todos los servicios, que superan los 7.100.000 metros cuadrados.

El trabajo de hormigón en las torres de oficinas está completo y el trabajo de la fachada está terminado en un 70%, mientras que las obras básicas en los edificios residenciales y hoteles aún están en progreso. También gran parte de la infraestructura, como agua y energía eléctrica que abastecerá la zona, ya está casi culminada.

En la Iconic Tower ya se completó la estructura de 385 metros de altura del edificio y sus 80 pisos.

Iconic Tower será la obra más alta de los 20 rascacielos que están planeados para el nuevo distrito y de todo el continente negro, dejando atrás a la Gran Mezquita de Argel, también conocida como Djamaa el Djazaïr (en Argelia), de 264 metros, y The Leonardo”, con 234 metros (ubicado en Sudáfrica).

Así se ve en el horizonte como avanzan las obras de la nueva capital administrativa de Egipto (REUTERS/Mohamed Abd El Ghany)
Así se ve en el horizonte como avanzan las obras de la nueva capital administrativa de Egipto (REUTERS/Mohamed Abd El Ghany)

La inversión del proyecto está calculada en unos USD 3.000 millones y por el momento emplea a 5.000 trabajadores de la construcción, aproximadamente. Generó un gran movimiento la obra que estima inaugurarse a fines de 2023 o principios de 2024.

La constructora prevé que 40 de las 80 plantas se destinen para oficinas, 10 para departamentos de lujo y 30 para un hotel de cinco estrellas.

En las oficinas que habrá de distintos metrajes (desde 500 m2 en adelante) se ubicarán organismos estatales y empresas privadas.

Además, en la planta 74 se ubicará un punto de observación para contemplar la vista de la nueva ciudad a unos 360 metros de altura.

En las cercanías de la Iconic Tower se ubicarán dos hoteles más, uno de 5 estrellas y otro de 7 estrellas que completarán la mega obra.

Apuesta para el futuro

Por otro lado, la Nueva Capital Administrativa de Egipto, donde se ubicará la Iconic Tower, contará con 2.000 escuelas, más de 1.200 mezquitas e iglesias, 600 hospitales y clínicas, 100.000 unidades residenciales y algunos barrios de lujo, un lago artificial, un distrito financiero y estará cerca del nuevo aeropuerto egipcio.

Están bastante avanzadas las obras de la estructura de lo que será el rascacielos más alto de África (REUTERS/Mohamed Abd El Ghany)
Están bastante avanzadas las obras de la estructura de lo que será el rascacielos más alto de África (REUTERS/Mohamed Abd El Ghany)

Además, contará con un sector administrativo donde el gobierno egipcio y sus ministerios dirigirán el país, así como la nueva zona diplomática.

Otro dato llamativo es que el edificio más alto de África contará con con 60 ascensores y un sistema de control que monitorizará en tiempo real la ubicación de estos elevadores para ayudar a optimizar su rendimiento.

El Cairo seguirá siendo la mayor ciudad de Egipto (actualmente su población supera los 10 millones de habitantes), pero la construcción de esta nueva capital es un proyecto del gobierno para descongestionar la zona y de paso intentar posicionarse como un nuevo centro de referencia dentro del continente africano y el mundo moderno.

Seguir leyendo: