Derrumbe en 24 horas: por qué la familia más rica del mundo perdió USD 19.000 millones

El patrimonio de los Walton, los dueños de Walmart, cayó luego de que se recortaran las perspectivas de ganancias de la empresa que controlan. Fue la peor caída registrada en un solo día de la fortuna familiar desde 1987

Jim Walton de Walmart (Rick T. Wilking/Getty Images)
Jim Walton de Walmart (Rick T. Wilking/Getty Images)

La fortuna de la familia Walton se desplomó casi 19.000 millones de dólares después de que Walmart Inc. recortara sus perspectivas de ganancias. Se trata de la peor caída registrada en un solo día de la fortuna familiar desde 1987.

Walmart, controlada por la familia, cayó un 11% en la bolsa de Nueva York después de que la empresa con sede en Bentonville, Arkansas, informara de unos beneficios que quedaron por debajo de las estimaciones de los analistas. El aumento de la inflación presionó los márgenes de beneficio del gigante minorista en el primer trimestre, poniendo a prueba el apetito de la empresa por subir los precios.

El difunto patriarca de la familia, Sam Walton, centró el negocio en torno a un espíritu de descuento que en el pasado ayudó a levantar sus acciones en tiempos de recesión. Los tres hijos de Walton, Alice, Jim y Rob, la nuera Christy y el hijo de ésta, Lukas, poseen algo menos de la mitad del minorista, lo que les proporciona un patrimonio neto combinado de unos 212.000 millones de dólares, según el Índice de Multimillonarios de Bloomberg.

La familia, que posee su participación a través de varios fideicomisos, ha intensificado sus ventas de acciones en los últimos años. El año pasado se deshicieron de 6.200 millones de dólares en acciones, lo que, según la empresa, forma parte de una estrategia para mantener la participación de la familia por debajo del 50% en medio de las recompras.

Rob, Alice y Jim Walton
Rob, Alice y Jim Walton

Esas ventas han ayudado a los Walton a acumular una riqueza significativa fuera de su participación en Walmart. Una empresa de inversión de la familia invierte sobre todo en fondos cotizados de bajo coste y tenía unos 5.100 millones de dólares en acciones estadounidenses y fondos cotizados al final del primer trimestre.

Eso les ha proporcionado amplios fondos para adquisiciones. Se dice que Rob Walton está pujando por los Broncos de Denver, el primer equipo de la Liga Nacional de Fútbol Americano que se pone a la venta en cuatro años. Se espera que se venda por más de 4.000 millones de dólares.

Walmart bajaba en las operaciones previas a la apertura del mercado después de recortar su perspectiva de ganancias debido a las presiones inflacionarias, especialmente en los alimentos y los combustibles.

Pérdida de beneficios

El gigante minorista ahora estimó que la ganancia por acción caerá alrededor de un 1% este año, en contraste con la estimación anterior de un aumento en torno al rango medio de un dígito, señaló Walmart el martes en un comunicado. La ganancia ajustada descendió a USD 1,30 por acción durante el primer trimestre que finalizó a fines de abril. La cifra fue inferior a la estimación promedio de USD 1,48, según proyecciones de analistas compiladas por Bloomberg.

La compañía con sede en Bentonville, Arkansas, que durante décadas ha defendido los “precios bajos todos los días”, está compitiendo por más clientes a medida que la inflación hace que los compradores busquen más ofertas. Pero el aumento de los costos de las mercancías, el transporte y la mano de obra representan una amenaza creciente para la rentabilidad. Esto está aumentando las apuestas a medida que Walmart y otros minoristas deciden qué porcentaje de los aumentos de precios de los proveedores traspasarán a los consumidores.

“Los niveles de inflación en EE.UU., particularmente en los alimentos y combustibles, crearon más presión en la combinación de márgenes y costos operativos de lo que esperábamos”, dijo el director ejecutivo de Walmart, Doug McMillon, en un comunicado. “Nos estamos ajustando y equilibraremos las necesidades de valor de nuestros clientes con la necesidad de generar un crecimiento de las ganancias para nuestro futuro”.

La compañía con sede en Bentonville, Arkansas, que durante décadas ha defendido los “precios bajos todos los días”, está compitiendo por más clientes a medida que la inflación hace que los compradores busquen más ofertas
La compañía con sede en Bentonville, Arkansas, que durante décadas ha defendido los “precios bajos todos los días”, está compitiendo por más clientes a medida que la inflación hace que los compradores busquen más ofertas

Las acciones se hundieron un 7% en las primeras operaciones de ayer. Walmart había ganado un 2,4% en lo que va del año hasta el lunes, resistiendo a una venta masiva de acciones estadounidenses.

Para el trimestre actual, Walmart dijo que ahora espera que las ganancias sean “planas o aumenten ligeramente”, en comparación con la estimación anterior de un aumento en el rango bajo a medio de un dígito.

Los decepcionantes resultados subrayan la presión sobre los consumidores en EEUU, ya que el alza de los precios ha hecho que la confianza se ubique en el nivel más bajo en una década. Walmart y otros minoristas también están lidiando con la ausencia de pagos de estímulo del Gobierno después de beneficiarse a principios de 2021 de una inyección de gasto federal para ayudar a los hogares a capear la pandemia de coronavirus.

Las ventas comparables de Walmart en EEUU durante el trimestre aumentaron un 3%, excluyendo el combustible, lo que superó las estimaciones de los analistas de un crecimiento del 2%. Los ingresos se elevaron un 2,4% a USD 141.600 millones, también por encima del consenso de Wall Street de USD 139.100 millones.

La empresa minorista también está tratando de desarrollar negocios en publicidad digital, servicios financieros y atención médica, y está realizando importantes inversiones en ventas en línea. El comercio electrónico creció un 1% en el trimestre. El negocio en línea recibió un impulso sustancial durante los cierres por la pandemia, pero la demanda se ha ralentizado a medida que los compradores regresan a las tiendas.

Con información de Bloomberg

SEGUIR LEYENDO: