Aunque subieron las acciones y los títulos públicos, nada desvía la atención del dólar

La expectativa de los operadores está puesta en que se acelere el ritmo de la devaluación del tipo de cambio oficial tras las señales oficiales en ese sentido

Nada desvía la atención del dólar
Nada desvía la atención del dólar

La volatilidad siguió a pesar de que fue un buen día para los mercados. Nada desvía la atención por el dólar que se mantiene firme en los distintos mercados más allá de alguna caída circunstancial. Por caso, el MEP que el miércoles había bajado, ayer subió $ 3 a 203,33 en el segmento oficial donde se opera contra el AL30D y se negoció a $ 205 (+$ 1,50) en el Senebi, la plaza libre donde las transacciones se hacen entre privados sin que los precios no figuran en pantalla. Contra el bono GD30D, donde no hay limitaciones de volumen, subió 73 centavos a $ 204,21.

La contracara fue el contado con liquidación, que tuvo una notable caída tras la fuerte suba del miércoles. En la plaza del GD30C, que es donde realmente opera, perdió $3,29 y cerró en $ 218,71. Un precio similar al que logró contra acciones.

El “blue” cedió 50 centavos y cerró en $ 201. El dólar que el Gobierno dice ignorar le dio una buena noticia, pero no es un mercado que mueva el amperímetro por los escasos negocios diarios.

El mercado mayorista fue el que concentró las miradas de los inversores, tras los anuncios del titular del Banco Central, Miguel Pesce, en los que sugirió que se podría acelerar el ritmo de la devaluación. De hecho, el dólar mayorista aumentó 8 centavos a $ 101,10. Si sigue este ritmo, la devaluación será de $ 2,40 mensuales que equivalen a 2,30%. En otras palabras, si aceleran será por debajo de las tasas de interés para evitar que los exportadores se financien en el mercado interno para retener las ventas al exterior.

Más allá del precio del dólar, el BCRA tuvo que vender USD 70 millones que hicieron bajar las reservas USD 96 millones a USD 41.444 millones. La suba de 0,40% del oro quedó neutralizada porque el dólar aumentó 0,10% contra las principales monedas del mundo y afecta la valuación de las reservas. Pero esto se verá, en los próximos días cuando se hagan los ajustes contables.

Los bonos de la deuda extranjera subieron, pero de manera moderada. El riesgo país bajó 7 unidades a 1.818 puntos básicos. El problema es que parecen haber llegado al techo tras la advertencia de Moody’s que dijo que con el acuerdo con el FMI no alcanza porque el riesgo país, que está en 1.800 puntos, puede tener una notable baja, pero será insuficiente para conseguir nuevos créditos en el exterior para cubrir los vencimientos de deuda.

Los operadores recordaron el caso de Ecuador que salió del default en setiembre de 2020 al restructurar USD 17.000 millones y después, en abril pasado triunfó en las elecciones presidenciales Guillermo Lasso, un hombre que agrada a los mercados. Con esos datos a favor, el riesgo país bajó 300 puntos y se ubicó en un nivel cercano a los 800 puntos básicos. En síntesis, Ecuador tras salir del default y con un presidente que no es populista, sigue sin acceso a los mercados internacionales. Y este es el talón de Aquiles de la Argentina. Por eso, las grandes manos descreen que el acuerdo con el FMI sea la pócima mágica que solucione los vencimientos de la deuda. La calificadora de riesgo, calificó a los bonos de la deuda argentina un escalón por encima de default.

La cobertura volvió a los bonos que ajustan por el precio del dólar (dollar linked). El TV22 subió 0,37% y el TV23, 0,37%. El cambio de tendencia se debió a que se alejó la posibilidad de desdoblamiento del mercado cambiario y se apuesta a una aceleración de la devaluación diaria.

En el mercado de futuros, tras los vencimientos de noviembre, el Banco Central recuperó parte del cupo para intervenir y lo está aplicando a los plazos más cortos. Fin de diciembre bajó 0,09% a $ 104,33, fin de enero cedió 0,30% a $ 110,12 y fin de febrero cayó 0,22% a $ 114,55.

La demanda de bonos que indexan por la inflación, creció. Lo mejor pasó por el TX23 (+1,53%).

La Bolsa pudo sostener el alza del día anterior. Con negocios por $ 2.526 millones, un volumen que duplica al habitual, el S&P Merval, el índice de las acciones líderes, aumentó 2,68%. Lo más destacado fue BYMA (+8,55%), YPF (+7,66%) y Aluar (+5,03%).

Los ADR’s -certificados de tenencia de acciones que cotizan en las Bolsas de Nueva York- operaron $ 3.749 millones y tuvieron una rueda casi perfecta porque solo un certificado terminó en rojo, el de IRSA (-3,3%). Lo mejor pasó por BBVA (+9,5%), YPF (+7,9%) y Banco Supervielle (+7,8%).

Los mercados de riesgo están perdiendo fuerza y es probable que haya toma de ganancias en la última rueda de la semana con un aumento de la cobertura en dólares. Lo que es una realidad es el retorno de los dollar linked, alejado el peligro de desdoblamiento del mercado cambiario. Esta situación puede hacer que la Secretaría de Finanzas los coloque en un lugar privilegiado en las próximas licitaciones de deuda en pesos para financiar al Tesoro.

SEGUIR LEYENDO:

Información provista porInvertir Online