Funes de Rioja: “Los impuestos son el 40% del precio de un alimento, ¿el problema es el costo o la presión fiscal?”

El líder de las empresas alimenticias dijo que aspira a que el Gobierno retome el diálogo. También dijo que todavía no tiene mandato de las empresas para una acción judicial

Daniel Funes de Rioja, presidente de Copal
Daniel Funes de Rioja, presidente de Copal

El presidente de la Coordinadora de las Industrias de Productos Alimenticios (Copal) y número uno de la Unión Industrial Argentina, Daniel Funes de Rioja, dijo que las empresas productoras de alimentos no son la causa de la inflación sino la consecuencia. Dijo que todavía aspira a que el Gobierno opte por el diálogo más allá de haber impuesto el congelamiento de más de 1.400 precios y le respondió al secretario de Comercio, Roberto Feletti, en la polémica por la inclusión de bebidas alcohólicas entre los precios congelados: “Si vamos por la canasta básica no pueden estar los champagnes, los whiskies, los vinos”.

En declaraciones a Radio La Red, el líder empresario aseguró que tanto la cámara que preside como las empresas continúan intentando conversar con el Gobierno para conseguir mejoras en la iniciativa de congelar precios por 90 días. Y aseguró que siempre fue la voluntad del sector colaborar con los programas de precios.

“Hemos intentado convencerlos de que no es el camino. El año pasado desde el 20 de marzo con efectos al 6 de marzo de 2020 hubo un congelamiento, nosotros desde Copal dijimos no compartimos pero toleramos por la sencilla razón de que estábamos arrancando una pandemia de proporciones difíciles de calcular. Esto se fue ampliando con el tiempo, hubo protestas de Copal por el retraso de los precios respecto de los costos, pero se continuó”, dijo Funes de Rioja.

“Hemos intentado convencerlos de que no es el camino”

”Cuando se decide la finalización del programa de Precios Máximos nosotros ofrecimos reforzar precios cuidados, canasta básica. Bueno, esto se hizo además con el compromiso de que los precios que ya no quedaban en precios máximos se iban a ir normalizando escalonadamente. Esto se llamaba pautas para compensar el retroceso del pasado. El año pasado una inflación del 50% y los alimentos procesados tuvieron un incremento del orden de la mitad de la inflación”, detalló.

“Nosotros no somos la causa de la inflación, somos consecuencia de inflación debida a problemas estructurales y macroeconómicos”, concluyó el líder empresario, que pasó a quejarse por el rol del propio Estado en los precios de los productos.

“Los impuestos sobre un alimento son del orden del 38%. Es decir, el impuesto sobre un alimento es casi 40% y una bebida casi el 50%. Acá hay otros caminos. ¿Es el problema del costo del alimento o de la presión fiscal?”, se lamento.

Por el momento, sin embargo, dijo que la alternativa de actuar en la justicia contra el congelamiento no es una decisión tomada.

“Si vamos por la canasta básica no pueden estar los champagnes, los whiskies, los vinos”

“Todavía aspiro a que mis exhortaciones al diálogo para que hablen con cada una de las empresas, si no se dialoga tenemos claramente un conflicto”, dijo. “Pero judicializar la medida es una decisión que tienen que tomar las empresas. [El congelamiento] es una medida cuestionable desde el punto de vista técnico y es discrecional porque elige equis número de compañías, no a toda la actividad. Habrá que escuchar a las empresas para ver si van por acciones judiciales”, comentó.

“Acá no se trata de un congelamiento, acá se trata de ir para atrás con los precios”, agregó.

Funes de Rioja también se refirió a la polémica por la inclusión de cerca de un centenar de bebidas alcohólicas en la lista de 1.400 productos. Algo que Feletti defendió hoy: “¿El trabajador no tiene derecho a tomarse un vinito?”.

“Si vamos por la canasta básica no pueden estar los champagnes, los whiskies, los vinos”, dijo el líder empresario.

SEGUIR LEYENDO:

Últimas Noticias

Información provista porInvertir Online