La variedad y dispersión de precios que tiene el dólar en los mercados desregulados es cada vez más amplia

Para dolarizarse, se utilizan desde títulos públicos hasta acciones de Apple, lo que cada vez trae más cotizaciones a las pantallas, en especial cuando no hay intervención oficial

Foto REUTERS/Jose Luis Gonzalez
Foto REUTERS/Jose Luis Gonzalez

Los dólares financieros siguen demandados, aunque sus precios no registraron grandes variaciones. El contado con liquidación que se negoció contra acciones del Banco de Galicia que cotizan en Nueva York cerró a $ 194,50, los valores contra las demás opciones no variaron. Cuando se negociaron en el Senebi, el mercado donde el operador trata directamente con el cliente y su precio no aparece en la pantalla, contra Letras de Descuento al contado que vencen a fin de mes, se mantuvo en $192.

El dólar MEP, en la plaza libre operó contra el GD30 a $ 180 y en el Senebi se pagó a $ 182.

La variedad y dispersión de precios que tiene el dólar en los mercados desregulados es cada vez más amplia porque se utilizan hasta las acciones de Apple. Lo que no cede es la brecha entre el dólar MEP y el contado con liquidación libre, que marca el costo de girar dólares al exterior (cable) y se mantiene por encima de 6%. La restricción de operar dólar contado con liquidación hace que la oferta de MEP en el mercado oficial sea superior y eleve el costo.

Cuanto más alto es el precio del cable, más elevada es la salida de dólares al exterior por parte de particulares, ya que son muchos los que buscan mejor destino para sus divisas. Por caso, los que invierten en departamentos en Uruguay o Paraguay obtienen rentas al alquilarlo de entre 6 y 7% anual en dólares contra 1% de la Argentina. Casi todos los departamentos que se consiguen vender -que son un porcentaje bajo respecto de la oferta- se transforman en dólar contado con liquidación y van a cuentas del exterior.

En la plaza oficial, donde el Gobierno trata de mostrar una realidad calma para la divisa, los dólares financieros terminaron con leves alzas tras una fuerte intervención del Banco Central de USD 33,8 millones en el MEP. En esta plaza, el contado con liquidación que cerró en $ 174,02 (+53 centavos) es inexistente en cuanto al volumen de negocios. El dólar activo es el MEP que por la fuerza de las ventas de bonos AL30D del Banco Central cerró a $ 173,92 (+39 centavos).

El “blue” acompañó el movimiento con una suba de 50 centavos a $ 186,50 pero, a diferencia de las ruedas anteriores, no fue un precio indicativo sino real porque se hicieron muchas operaciones. El valor comprador aumentó $ 2 y ese es el que hay que observar porque es el que empuja las cotizaciones.

En la plaza mayorista, el ajuste del dólar fue irrisorio porque ignoró el sábado y domingo y subió 5 centavos a $ 98,64. Lo habitual es que los lunes se devalúe al equivalente de tres días o sea que el dólar debería haber subido 15 centavos. Lo más destacado fue que el Banco Central pudo comprar UDS 10 millones y elevar las reservas a USD 42.618 millones.

En tanto, en el exterior la realidad se rindió ante la desaceleración de los mercados de Estados Unidos, porque está por llegar a su fin la luna de miel con la Reserva Federal que, a fuerza de comprarle bonos de la deuda a las empresas, las mantuvo cubiertas de la pandemia. Los inversores norteamericanos se inclinaron por los activos de menor riesgo, por eso la tasa de los bonos del Tesoro a 10 años rinde 1,48% y el oro está a USD 1.750 por onza. La salida de capitales de emergentes es un hecho. Por eso se derrumbaron los bonos argentinos y el riesgo país aumentó casi 1% (16 unidades) a 1.631 puntos básicos el más alto desde el 9 de marzo pasado.

Los bonos de la deuda bajaron hasta 12% después de la suba que tuvieron tras las PASO. Hoy los inversores prefieren comprar bonos corporativos antes que títulos de la deuda argentina.

Las acciones tuvieron una buena rueda producto del atraso de los precios después de la caída de la semana pasada. Los negocios sumaron $ 731 millones, un volumen escaso y muestra la aversión al riesgo que predomina en el mercado interno. El S&P Merval subió 2,09% y cerró muy cerca de los máximos del día. Los de mejor performance fueron Edenor (+4,75%), BBVA (+4,06%) e YPF (+3,93%).

Los ADR’s -certificados de tenencia de acciones que negocian en las Bolsas de nueva York- también operaron un monto reducido. Negociaron $ 2.330 millones. Los certificados tuvieron una rueda positiva donde se destacaron Edenor (+12,06%), Banco Supervielle (+4,07%) e IRSA (+3,8%).

Para hoy se seguirá con atención la licitación de Letras del Tesoro porque su resultado es clave. En el mercado no guardan esperanzas porque las tasas no satisfacen y son inferiores a las que se negocian en el mercado secundario.

Salvo que se presenten los bancos de manera importante, será difícil alcanzar los $ 167 mil millones que necesitan para renovar los vencimientos del mes. En las dos licitaciones anteriores se recaudaron $ 121.500 millones. En esta oportunidad la Secretaría de Finanzas ofrece 3 Letras que indexan por el CER con sobretasas de 5,25% y otra que ajusta por tasa Badlar privada -la que pagan los bancos por depósitos superiores a $ 1 millón a 30 días- más una sobretasa de 5,25% anual que conforma una tasa final de 39,38% nominal y 55% efectiva anual.

Será difícil que estos rendimientos conformen a los fondos del exterior (offshore) como Templeton y Pimco, que tienen títulos en pesos por más de USD 1.000 millones. Los inversores creen que la presión del dólar tras el evento de hoy se mantendrá con la misma o mayor intensidad.

SEGUIR LEYENDO:

Información provista porInvertir Online