Las acciones argentinas treparon 10% en dólares en la semana y alcanzaron sus precios más altos en un año

El panel Merval rozó los 74.000 puntos, un máximo nominal. Los títulos privados y también los bonos en dólares descontaron todo el efecto negativo por el “standalone”

En la última semana hubo más interés por activos financieros de Argentina
En la última semana hubo más interés por activos financieros de Argentina

Avanza el calendario de 2021, con las elecciones de medio término cada vez más cerca, y la última semana se presentó particularmente positiva para las acciones argentinas.

Los indicadores de la Bolsa porteña renovaron el viernes niveles máximos históricos y algunas acciones y ADR que cotizan en el exterior registran en lo que va de agosto una recuperación excepcional, de hasta 38% en dólares.

El índice accionario S&P Merval de Buenos Aires rozó por primera vez los 74.000 puntos (marcó un récord intradiario de 73.975 unidades el viernes), para anotar una ganancia de 42,9% en pesos y de 13,5% en dólares en lo que va de 2021.

Solo en la última semana el panel líder de la Bolsa porteña acumuló una ganancia de 7,9% en pesos y de 10,2% en dólares, en es último caso mayor dada la baja del tipo de cambio implícito del “contado con liquidación”.

El mercado ve al ‘riesgo argentino’ barato y obviamente la velocidad de la recuperación puede estar asociada a un mercado que está con mucho flujo afuera y con el volumen muy contraído y cuando empieza a entrar algo de volumen, rápidamente se disparan los precios porque sale de la media que viene llevando. Es posible que la tendencia de suba continúe y la Argentina tenga margen para seguir subiendo”, dijo a Infobae el analista financiero Ruben Ullúa.

“En medio de crecientes expectativas sobre progresos en las negociaciones con el FMI, los activos locales ensayan una fuerte reacción alcista -con mayor decisión en los ADR- ya que los avances hacia un acuerdo resultarían una señal positiva para los inversores, mientras en simultáneo se monitorean de cerca las encuestas dentro del ‘modo electoral’”, evaluó Gustavo Ber, titular del Estudio Ber.

En 2021, el panel líder de la Bolsa porteña anota una ganancia de 43% en pesos y de 14% en dólares

Esta mejora también se trasladó aún a las cotizaciones de los bonos soberanos, a la espera de una definición más concreta sobre un acuerdo con el Fondo Monetario Internacional pasadas las elecciones del 14 de noviembre.

Los títulos Globales subieron un 4% en promedio desde el viernes anterior, con un riesgo país de JP Morgan que restó más de 60 unidades, para quedar en los 1.530 puntos por primera vez desde que MSCI degradó a categoría de “standalone” al mercado de capitales argentino el pasado 24 de junio.

Otro dato relevante de la semana, y que tuvo influencia tanto en el movimiento de las cotizaciones financieras como en la estabilidad cambiaria, fue la recepción de unos USD 4.334 millones provenientes de la asignación de Derechos Especiales de Giro (DEG) del FMI.

Aunque lo que se recibió no fueron dólares en sí, sino DEG, que es la moneda que usa el organismo (canasta de monedas), este capital implicó un considerable aumento de las reservas en el Banco Central, y potenció la suba de precios para la deuda soberana y una marcada estabilidad cambiaria en todos los segmentos.

Con la inyección de los DEG, las reservas internacionales del Banco Central volvieron a superar los USD 46.000 millones, su monto más grande desde octubre de 2019.

El economista Nadin Argañaraz, del IARAF (Instituto Argentino de Análisis Fiscal) puntualizó que “el Gobierno registra un ingreso fiscal corriente extraordinario del orden de 1,1% del PIB”.

“El otro efecto destacado es que el monto de DEG que quedan en el BCRA implica un aumento de reservas netas. Este aumento inicial irá disminuyendo en la medida que se hagan los pagos de vencimientos, básicamente en septiembre y diciembre. Es decir que las reservas aumentan inicialmente en unos USD 4.334 millones. Es un aumento de reservas netas, pero no de reservas líquidas”, apuntó Argañaraz.

Los DEG del FMI reforzaron las reservas, pero es probable que este capital deba utilizarse para cumplir compromisos con el propio organismo

El Gobierno tiene pensado abonar con esos fondos recibidos el primer pago de capital al propio FMI de USD 1.880 millones el próximo 22 de septiembre, algo autorizado por los estatutos del organismo. Y en el caso de no alcanzarse un acuerdo antes de fin de 2021 (el mercado estima que podría llegar después de las elecciones legislativas), también podrían pagarse intereses en noviembre por unos USD 389 millones y el segundo pago de capital el 22 de diciembre de 1.880 millones de dólares.

Despejado el cumplimento de los principales vencimientos de deuda en moneda extranjera en lo que resta de 2021, los bonos en dólares capturaron esta solvencia con subas de precios de los Globales a sus máximos desde junio.

El mercado cambiario atravesó en todos sus segmentos una de las etapas de mayor estabilidad del año, un dato a destacara a solo dos semanas de las PASO. El dólar libre terminó ofrecido a $182, el mismo valor del viernes anterior, mientras que el mayorista ganó escasos 25 centavos o 0,3%, a $97,56, con una brecha de 86,6% respecto del “blue”.

En el mismo sentido, las cotizaciones bursátiles quedaron en la zona de los $170 mediante la operatoria de bonos donde interviene el Banco Central, mientras que en el Senebi (Segmento de Negociación Bilateral) y acciones, donde pactan privados sin intervención, el dólar estuvo operado en un rango de 174 a 177 pesos.

SEGUIR LEYENDO:

Información provista porInvertir Online