Siete consejos para construir un placard funcional y moderno: qué materiales usar y cuáles son los costos

El perfecto estado de la pared es el primer paso para un buen resultado final y duradero. El costo del m2 ronda $40.000. La melamina es lo más empleado para que los vestidores ofrezcan un diseño destacado y de fácil mantenimiento

Un buen diseño permite optimizar la superficie y la prolijidad para acomodar las prendas
Un buen diseño permite optimizar la superficie y la prolijidad para acomodar las prendas

Al tomar la decisión de construir un placard, las paredes deben estar aplomadas, revocadas y bien terminadas. Solo en el caso que se elija hacelo con fondo se puede obviar la pintura y dejar el revoque crudo bien terminado.

Alexia Barousse, arquitecta e interiorista, docente de la Facultad de Arquitectura, Diseño y Urbanismo (FADU) de la Universidad de Buenos Aires, dijo a Infobae, que, “es frecuente ver obras con problemas de escuadra o alteración de plomos. En estos casos, es importante que el carpintero haga una minuciosa medición y prepare piezas de ajuste a fin de lograr una adecuada solución técnica y estética. Si la falsa escuadra es muy visible, se recomienda directamente corregir el plomo antes de instalar el placard”.

“Es frecuente ver obras con problemas de escuadra. En estos casos, es importante que el carpintero haga una minuciosa medición y prepare piezas de ajuste a fin de lograr una adecuada solución” (Barousse)

Voces especializadas contaron a Infobae que entre los primeros pasos, es ideal ver el espacio con el que se cuenta, establecer una charla con el cliente donde se establezcan cuáles son las costumbres y deseos personales (cuanto espacio de colgado o de guardado a la vista y en cajones son necesarios).

“Los cajones de ropa interior se construyen con divisiones y son más angostos que el resto, así como los de las medias. Colgado corto, colgado largo y pantaloneros. Sectores para carteras y bolsos, cajones con llave para objetos personales, entre otros. Cada uno tiene medidas distintas. El secreto es aprovechar al máximo la superficie con la que se cuenta. Por lo tanto, es muy importante detenerse en el diseño”, remarcó a Infobae, la arquitecta Marcela Rodríguez, socia de Estudiopqr.

Preparación del espacio

Las paredes no deben tener humedad, y si la tienen, hay que repararla previo a la instalación del placard, ya sea con una aislación hidrófuga o solucionando el foco que la provoca. Lo primero que hay que hacer es buscar de dónde proviene la falla (rotura de caño, humedad de medianera o de cimientos), picar la zona dañada, aplicar hidrófugo, luego cerrar y nivelar la pared con yeso y pintura.

Antes de iniciar la construcción del placard es vital saber como está la pared, y si hay problemas, debe repararse
Antes de iniciar la construcción del placard es vital saber como está la pared, y si hay problemas, debe repararse

Es conveniente modular los interiores para poder trasladarlos. La vida es muy dinámica y con un buen diseño que permita contemplar los cambios de la vivienda se pueden ahorrar gastos futuros, puesto que cada vez más las nuevas construcciones cuentan sólo con el espacio para instalar el placard.

La tendencia de quienes diseñan y construyen vestidores, es no dejar nada librado al azar. Cada objeto en su lugar.

Barousse contó que “hay que tener una mirada estratégica y customizar los espacios de guardado según el estilo de vida de cada persona; no es lo mismo un placard para un joven ejecutivo que para un niño o una adolescente. A partir del boom de Marie Kondo (de origen nipón, especializada en el diseño, profesa aquello que en el hogar siempre debe organizarse por categorías, no por lugar), se empezó a guardar la ropa con doblados compactos. La tendencia es reemplazar los tradicionales estantes por cajones de diferentes medidas y bandejas móviles”.

La tendencia es reemplazar los tradicionales estantes por cajones de diferentes medidas y bandejas móviles
La tendencia es reemplazar los tradicionales estantes por cajones de diferentes medidas y bandejas móviles

En algunos casos se opta también por dejar rejas de ventilación en las puertas, hoy en las casas de herrajes hay modernas propuestas que contribuyen a evitar que se genere humedad interior.

Lo más utilizado actualmente en la fábrica de placares es la melamina con diferentes terminaciones: lisas, texturadas, terminación laca o símil madera. “Estos materiales aseguran un acabado óptimo, durable en tiempo y de fácil limpieza. En cuanto a los herrajes, si las puertas son corredizas, elegir los kits completos de guías de fácil colocación. Si se opta por abrir puertas, elegir bisagras acordes al peso y la altura de los paños. Es muy importante que los herrajes sean adecuados al tipo y tamaño de puerta donde se va a instalar. Una falla en este punto puede traer muchos problemas a futuro”, precisó Rodríguez.

Valores

Los costos de los placares varían según el tipo de material. Las placas melamínicas lisas de color blanco son las más económicas, en tanto que las texturadas o con colores son un poco más costosas. Barousse, detalló, que, “una buena opción es realizar los interiores en melamina blanca y en puertas colocar materiales de láminas con color, texturas o bien placas con espejo. El valor de los herrajes también influye en los costos, las puertas corredizas en general son más económicas que las de abrir y los estantes tienen un costo menor que los cajones. Otro elemento a tener en cuenta a la hora de presupuestar, es optimizar el rendimiento del tamaño de las placas evitando desperdicios. En general los tableros vienen de medidas 1,83 x 2,75 metros”.

El costo por m2 ronda $40.000, calculando materiales y mano de obra. Es decir que un placard estándar de 2 metros de ancho por 2 de alto puede costar $160.000, aproximadamente. Si se eligen materiales de acabado especial, el costo puede elevarse un 20 por ciento.

Los herrajes son fundamentales, también vienen rejas para colocar en las puertas y que los placares tengan ventilación
Los herrajes son fundamentales, también vienen rejas para colocar en las puertas y que los placares tengan ventilación

Rodríguez destacó: “Los precios varían según la cantidad de cajones que tiene el proyecto, porque las correderas son costosas. Creo que utilizar buenos herrajes marca la diferencia, como correderas y bisagras apropiadas. Tanto en cocinas como en placares, este es el punto en donde no hay que ahorrar. Ya que tanto las puertas como los cajones se abren y cierran todos los días. Y es fundamental la calidad. Los vestidores suelen ser una inversión pero si los herrajes son malos al poco tiempo comienzan a tener problemas. Para tomar un cálculo aproximado, un módulo de colgado y dos cajones de 1 metro de ancho por 1 de alto, se podría estimar en 35.000 pesos”.

“Creo que utilizar buenos herrajes marca la diferencia, como correderas y bisagras apropiadas. Tanto en cocinas como en placares, este es el punto en donde no hay que ahorrar” (Rodríguez)

Funcionalidad

Voceros de Easy informaron a Infobae que la profundidad de un placard no puede ser inferior o los 55 centímetros si se quiere que la ropa se conserve planchada. Debe tenerse en cuenta que las prendas guardadas en cajones o cajas se conserva mejor que en un estante. El espacio mínimo que ocupa una prenda colgada es de 48 centímetros.

Los cajones más profundos son ideales para la ropa interior, pañuelos, sábanas, por ejemplo, pudiendo seleccionar aquellos con frente plano, para cosas que requieren mayor resguardo. Los cajones con frente de vidrio permiten ver, al instante los objetos guardados.

En los estantes altos se guarda la ropa fuera de temporada o la que no se usa habitualmente.

Las medidas de los percheros recomendadas son de entre 1,40 y 1,50 metros de alto para las prendas largas, como tapados, vestidos o sobretodos y 1 metro para colgar sacos, camisas y pantalones.

Lugar del calzado

El guardado de los zapatos tiene sus secretos: si se guardan en cajas no es fácil identificarlos, si los dejan sueltos, provocan desorden y suciedad. En cambio un botinero, posibilita tener el calzado organizado, limpio y a la vista, con la ventaja de que optimiza el espacio que nunca es suficiente en un placard.

Hay ciertos criterios que pueden variar a lo largo del tiempo pero en general los hombres necesitan más espacios de colgado para trajes y camisas que las mujeres
Hay ciertos criterios que pueden variar a lo largo del tiempo pero en general los hombres necesitan más espacios de colgado para trajes y camisas que las mujeres

También se pueden construir tabiques, revestimientos y cielorrasos de placas de yeso (oscilan entre $ 800 y 1.200 por unidad) que se utilizan con perfiles de chapa galvanizada Nº24 (promedian los 350 pesos), de 2,60 metros de largo, tipo montante, solera y perfiles de terminación ($ 250 por unidad).

Preferencias

Se aconseja “determinar previamente qué porcentaje de ropa se destina a barral y cuánto se ubica en estantes o cajones. Apostar por un orden simple y eficiente. Hay ciertos criterios que pueden variar a lo largo del tiempo pero en general los hombres necesitan más espacios de colgado para trajes y camisas que las mujeres. La mujer, se interesa más por los cajones, estantes y espacios de guardado para zapatos. En ambos casos, siempre es útil reservar un cajón de poca profundidad con divisiones chicas para accesorios”, dijo Barousse.

Otro punto a tener en cuenta son los accesorios. “Existe una gama muy completa e innovadora tales como espejos móviles, cestas organizadoras extraíbles, corbateros, cinturoneros o pantaloneros extraíbles que aportan flexibilidad y funcionalidad”, concluyó Alexia Barousse.

SEGUIR LEYENDO:

Información provista porInvertir Online