Impresionantes imágenes de las lluvias en Santa Fe y Córdoba: pérdidas en las ciudades y en el campo

El exceso de precipitaciones afectó Buenos Aires, Santa Fe y Córdoba y afectó tanto el campo como zonas urbanas. Los pronósticos para los próximos días. Después de una campaña afectada por la sequìa, el agua complica ahora la cosecha

El primer video corresponde a un corte sobre la Ruta Nacional 34, entre San Genaro y Centeno, dos localidades del Departamento San Jerónimo, en el sudoeste de la provincia de Santa Fe. Cuatro camiones quedan atrapados en el agua luego de errarle a una ruta ya invisible.

Centeno está 100 kilómetros al norte de Rosario y unos 150 kilómetros al sudoeste de la capital provincial, Santa Fe, también azotada por las lluvias de las últimas horas. Allí cayeron más de 200 milímetros en dos días y complicaron enormemente la ciudad. En base a fotos y videos de los pobladores, el diario El Litoral informaba cortes y anegaciones en distintos puntos de la ciudad. La fecha no es muy propicia: hace 18 años, en abril de 2003, el desborde del río Salado dejó casi un tercio de la ciudad bajo el agua, afectó a más de 100.000 vecinos (muchos fueron evacuados en lanchas y canoas), dejó un cuantioso saldo de pérdidas humanas y materiales y una postal de aquella calamidad: el estadio de Colón, el club más popular, casi completamente inundado.

Lluvias en Córdoba

En tanto, en Marcos Juárez, al sudeste de Córdoba, unas 15 familias habían sido evacuadas este sábado al cabo de un temporal que en algunas partes acumuló hasta 250 milímetros de agua e inundó varias viviendas. Los evacuados están en en un gimnasio donde es posible mantener los protocolos de distanciamiento e higiene por coronavirus, dijo el intendente de la localidad, Pedro Dellarosa, al diario cordobés La Voz. El Gobierno provincial envió dos bombas para extraer el agua, activó el fondo de catástrofes y entregó víveres y colchones a las familias afectadas.

Pérdidas urbanas

“Hay gente que perdió heladeras, lavarropas, autos con agua hasta la mitad de la carrocería. Los vecinos fueron muy solidarios”, dijo Dellarosa, que aportó como consuelo que las lluvias en las regiones productivas aledañas no fueron tan severas como en la zona urbana. “Las pérdidas van a ser mínimas. El tema es si esto continúa por 15 o 20 días. Ahí las condiciones del campo se agravarían”, dijo el intendente.

Otro camino rural afectado
Otro camino rural afectado

Como sea, el agua complica la cosecha de los cultivos de verano. Según la Bolsa de Comercio de Rosario, en la zona núcleo ya se cosechó el 37% del área de soja, con rindes inferiores a lo proyectado al inicio de la campaña, salvo en Córdoba donde sí llovió durante el ciclo de reproducción de la oleaginosa. En maíz, se cosechó el 48% del área sembrada y buenos rendimientos en el este de Córdoba y el centro-sur de Santa Fe.

Jueves non sancto

Las lluvias empezaron el jueves, con epicentro en el centro y sur de la provincia de Buenos Aires y registros en promedio superiores a los 70 milímetros. El viernes fue el turno del centro y sur de Santa Fe, el centro y este de Córdoba y también en el este y sur de Entre Ríos.

La Bolsa de Cereales de Córdoba señaló que en algunas zonas en cuestión de horas llovió más que el promedio de todo un mes, en especial en el sudeste de la provincia.

Tanta agua en tan poco tiempo es inevitablemente dañina, tanto en las ciudades como en el campo. En Marcos Juárez cayeron más de 250 milímetros en 2 horas y anegaron zonas productivas y urbanas. Franco Bianchi, contratista rural, le dijo a Infobae que en la zona de Noetinger y San Marcos, también en Córdoba, entre las 22 del jueves y las 7 del viernes, en apenas 9 horas, cayeron unos 145 milímetros, dañando lotes con alfalfa, soja y maíces que tenían agua a la altura de la espiga.

  Imagen de la acumulación en una localidad cordobesa
Imagen de la acumulación en una localidad cordobesa

Pronósticos

El pronóstico para las próximas horas indica que durante el sábado y la madrugada del domingo las lluvias volverían a la provincia de Buenos Aires y a La Pampa. También gay pronósticos de precipitaciones para el norte del NOA y Chaco, Formosa y áreas del Litoral. Y para el martes y miércoles las lluvias se desplazarían hacia la Patagonia.

El exceso de lluvias en plena cosecha no deja de ser una ironía. La campaña agrícola pasó momentos críticos por falta de agua, gentileza del fenómeno climático conocido como “La Niña”, que afectó en especial al trigo y la soja.

El gurú climático de la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR), José Luis Aiello dijo que la Niña está en retirada y para junio sería neutral, un buen augurio para la siembra y la próxima campaña de trigo.

Pero ahora agua y problemas son lo que sobra.

SEGUIR LEYENDO:


Últimas Noticias

MAS NOTICIAS
Información provista porInvertir Online