La recaudación de noviembre aumentó 36,7% y encadenó tres meses por arriba de la inflación

Los ingresos alcanzaron los $648,976 millones, lo que muestra un incremento en términos reales respecto de los $474,870 millones de noviembre de 2019; si el dato se compara contra la inflación acumulada hasta octubre, muestra una caída en términos reales

Crecen los ingresos por encima de la inflación
Crecen los ingresos por encima de la inflación

La recaudación impositiva en noviembre alcanzó los $649.976 millones, con una suba del 36,7% frente al mismo mes del año pasado, cuando alcanzó los 474.870 millones de pesos. El impulso responde a la paulatina mejora en el nivel de actividad y a los tributos asociados a la Ley de Solidaridad.

Aunque el Ministerio de Economía, que en los últimos meses pasó a difundir los datos de la recaudación en lugar de la AFIP, destacó que este resultado muestra un crecimiento real por tercer mes consecutivo, la conclusión es otra si, como ocurre tradicionalmente, se compara el dato de los ingresos con el IPC del mes anterior; en este caso, el de octubre, cuando la inflación mostraba una suba del 37,2% interanual.

Si se tomaran las proyecciones de inflación de los analistas para noviembre, el resultado podría darle levemente la razón al Palacio de Hacienda: con una suba de precios del 3,5% el mes pasado, la inflación interanual habría llegado al 36%; si, en cambio, el IPC llegó al 4%, el resultado sería del 36,7% en 12 meses, similar al de la recaudación.

Los impuestos ligados al mercado interno crecieron 43,5% interanual y explicaron más del 60% de la mayor recaudación, explicaron desde el Ministerio de Economía. Agregaron que “la recaudación de Bienes Personales y del impuesto P.A.I.S. explicó el 15% de la mayor recaudación, realzando así la importancia estratégica del reordenamiento tributario de diciembre de 2019″.

Si se observa el acumulado anual de 2020 versus el mismo período de 2019, la recaudación presenta una baja de 9 por ciento en el año.

El gráfico de elaboración propia muestra una diferencia respecto de los datos del Ministerio de Economía. Esto se debe a que Economía observa un aumento real porque toma inflación de noviembre a noviembre en el orden del 36%, pero el consenso de los economista toma la del mes previo, por el desfase entre el momento en que se genera el impuesto e ingresa a la AFIP, unos 20 días IVA y 10 a 12 días Anses, por ejemplo. En esta diferencia metodológica se explica que en el gráfico surja una baja real de 0,6% y corte una racha positiva de dos meses

Los tributos asociados a la Seguridad Social se vieron afectados por la reducción de contribuciones patronales a sectores afectados por la pandemia y por el natural rezago en la recuperación del empleo. La recaudación de tributos ligados al comercio exterior creció 18,5% en términos interanuales, debido al adelantamiento de exportaciones en noviembre del año pasado. Excluyendo este impuesto, el crecimiento fue de 53,8% interanual.

Según explica el comunicado del Ministerio de Economía, en el conjunto de tributos ligados al mercado interno (Ganancias DGI, IVA DGI, Créditos y Débitos, Combustibles e Internos), la recaudación nacional avanzó alrededor de 43,5% respecto a igual mes de 2019.

La recaudación del impuesto a las Ganancias creció 78,3% contra el mismo mes de 2019. Desde Economía explicaron que esto fue consecuencia principalmente del ingreso del saldo de las declaraciones juradas de las sociedades con cierre de ejercicio en el mes de junio y de los ingresos por los regímenes de retenciones y percepciones. “Cabe destacar que, por segundo mes consecutivo, el componente de retenciones de ganancias ha crecido a un ritmo mensual superior al 15%, indicio de la recuperación económica”, explica el informe.

infobae-image

En lo que se refiere a la recaudación del impuesto sobre Créditos y Débitos aceleró su crecimiento en el margen (27,2% interanual), a pesar de la menor cantidad relativa de días hábiles.

Si bien la tasa de crecimiento de la recaudación de IVA (17,7%) resultó 5 puntos porcentuales inferior a la del bimestre inmediato anterior, Economía destacó su crecimiento respecto de la registrada entre abril y julio (2,1% interanual en promedio) en un contexto de desaceleración de la inflación de los últimos 12 meses.

En realidad, los ingresos por IVA sobre la producción nacional cayeron en términos reales 13,4%, considerando la tasa de inflación anualizada de octubre, por el desfase de 20 días en la percepción del monto imponible, mientras que aumentó 20,3% lo ingresado por IVA sobre los productos importados, dado que el dólar mayorista subió 35,7% en un año.

Si se pondera que la producción nacional representa el 80% del consumo interno, la combinación de ambas variaciones arroja una caída de la demanda agregada de 6,6%, aproximadamente.

Se trata de una caída real parecida a la que acusó el cobro del Impuesto al Cheque, un 7,4%. Los tributos internos se vieron impulsados por el aumento de los cigarrillos.

Los indicadores que toma la nueva jubilación perdieron frente a la inflación
Los indicadores que toma la nueva jubilación perdieron frente a la inflación

La recaudación del impuesto a los Bienes Personales fue de $19.511 millones (+1.762,2%) mientras que el impuesto PAIS recaudó $8.480 millones. Ambos tributos fueron centrales para sostener el nivel de recaudación en medio de la crisis sanitaria sin una afectación de los sectores de menor capacidad contributiva.

Los impuestos de la seguridad social registraron una suba de 20,6%, explicada por subas de Aportes Personales y Contribuciones Patronales de 22,9% y 21,1% respectivamente. En cuanto al segundo, incidió la reducción del 95% para las actividades afectadas en forma crítica por la pandemia. Si se corrigiera por este factor, la recaudación habría crecido alrededor del 40 por ciento.

Por último, los tributos ligados al comercio exterior registraron un aumento de 18,5% y estuvieron afectados por la caída de la recaudación de Derechos de Exportación (-25,1%) producto del adelantamiento de operaciones registradas en igual período de 2019 y la reducción de las alícuotas para diversos bienes y servicios anunciada en octubre último.

La mala noticia que tiene el dato de recaudación es para los jubilados, ya que los componentes tributarios de los ingresos de la Anses subieron muy por debajo de la inflación; IVA DGI, Cheque, Monotributo, que son los que van a representar la mitad de la nueva fórmula que se prepara para tratar el Congreso.

Seguí leyendo:

La mayoría de los empresarios prevé un 2021 complicado y con una inflación bastante superior

AUH: cómo se cobrará este mes el bono de $ 12.000 que otorgará el Gobierno


COTIZACIÓN PRINCIPALES MONEDAS