Guzmán dejó que el 4% de las tenencias en pesos de fondos offshore salgan del país: qué costo pagó el Tesoro y qué beneficios obtuvo

El canje de deuda orientado al fondo PIMCO aumentó la deuda del Tesoro en USD 208 millones. Ayuda a descomprimir el dólar contado con liquidación, pero la duda es si fue suficiente

El fondo Pacific Investment Management Co (PIMCO) es uno de los principales inversores no residentes "atrapados" en posiciones en pesos
El fondo Pacific Investment Management Co (PIMCO) es uno de los principales inversores no residentes "atrapados" en posiciones en pesos

El ministro de Economía, Martín Guzmán, concretó el primero de sus dos canjes de deuda en pesos por títulos en dólares con los que aspira a dar salida a fondos internacionales atrapados en colocaciones en pesos de manera tal que no tengan que demandar dólares al contado con liquidación y ensanchar la brecha en el proceso. La estrategia del funcionario supuso un costo, el endeudamiento del Tesoro aumentó USD 208 millones según cálculos de mercado, que se pagó a cambio de la posibilidad de extender la calma cambiaria que ya transita su tercera semana. Sin embargo, las estimaciones de especialistas indican que sólo el 4% o 5% del total de las tenencias en pesos de fondos extranjeros encontraron salida ayer y la incógnita es si los canjes serán suficientes para contener la presión que pueda generar el resto.

El Tesoro entregó ayer USD 750 millones en bonos Bonar 2030 (AL30) y 2035 (AL35) a cambio de deuda en pesos, de un total de siete títulos elegibles que podían entrar al canje. Recibió 370 ofertas, por las que adjudicó un total equivalente en pesos de $43.038 millones por conversión de USD 500 millones del AL30 y USD 250 millones del AL35.

Orientada a fondos como PIMCO, Templeton y otros tenedores extranjeros de deuda en pesos que -según la hipótesis de Guzmán- empujaban al alza a tipos de cambio paralelos como el contado con liquidación con sus intentos de vender a sus títulos en moneda local para comprar dólares en el mercado financiero, la operación intentó ser una válvula de escape para esas tenencias. En los hechos, implicó permitir a esos inversores salir del mercado local a un costo de $147,70 por dólar.

“Los bonistas entregaron títulos en pesos que tienen un valor de mercado total de $40.300 millones y recibieron a cambio USD 750 millones de nominales de Bonares 30 y 35 que tienen un valor de mercado conjunto de USD 273 millones. De la división entre lo que entregaron ($40.300 millones) y lo que recibieron (USD 273 millones) llegamos al tipo de cambio implícito en la operación, que resultó ser prácticamente igual al contado con liqui de hoy”, analizó un informe de la consultora 1816.}

El dólar contado con liquidación cayó 18,7% desde su máximo del mes pasado, $181,06, hasta los $147,20 a los que cerró ayer. Las tenencias en pesos de fondos extranjeros son tan grandes y el mercado local tan chico, argumenta Guzmán, que cada intento de PIMCO y compañía por dolarizarse generaba un salto en esa cotización financiera del dólar por pequeña que fuera la operación.

El costo que pagó Guzmán por aliviar la presión cambiaria fue el aumento del endeudamiento en moneda extranjera. La deuda pública creció en USD 208 millones ya que el valor de los títulos en peso entregados en canje se podía calcular en USD 542 millones y recibieron USD 750 millones.

Suponiendo que en la subasta participaron sólo extranjeros, hoy se le dio salida a aproximadamente el 4% de las tenencias totales de pesos de no residentes (1816)

La pregunta, entonces, ayer era si el beneficio obtenido justificó el costo. En medio de un tono positivo del mercado como resultado del buen clima global resultado de los avances de la vacuna de Pfizer y una mejora de las condiciones locales, analistas y operadores se inclinaban por darle la derecha a la operación, aunque aseguraban querer ver los efectos que tendrá en el corto plazo.

“El costo es que los vencimientos de los próximos meses se pagaron hoy, de los $43.000 millones, eso tiene un valor de mercado menor, que da un costo del 7%. Básicamente le adelantaron el pago. No es grande”, dijo Fernando Marull de FMyA.

“Es más el beneficio que el costo. El costo es bajo porque les diste salida a los fondos, les vendiste como USD 270 millones al contado con liqui. Y vas descomprimiendo. Falta todavía pero la ecuación no es mala, para mi”, agregó Marull.

Hoy la alternativa de esta operatoria frente a inversores que quieren dolarizar cartera era emitir y convalidar mayor presión en la brecha o reperfilar compulsivamente, costos que hoy hubiesen sido definitivamente más altos que los que se terminaron pagando en esta operatoria (Furiase)

Pera Federico Furiase de EcoGo, mientras tanto, la alternativa que eligió Guzmán no es poco onerosa, pero las alternativas de las que disponía el ministro eran aún más costosas.

“Se quemaron cartuchos en términos de bonos y reservas para bajar el tipo de cambio contado con liquidación antes del canje y, con el canje, se dolarizó una parte de la deuda en pesos tomada a valor técnico entregando bonos en dólares que valen en el mercado USD 37 por cada USD 100 nominales y tienen un rendimiento del 16%. La deuda aumento en USD 750 millones de dólares y a cambio se tachó deuda en pesos por $43.000 millones, lo cual implica un aumento relativo de la deuda del 38% tomando el tipo de cambio oficial, y eso tiene que ver con las paridades de los bonos en 37 y la tasa en 16%”, dijo Furiase.

“Pero bueno, hoy la alternativa de esta operatoria frente a inversores que quieren dolarizar cartera era emitir y convalidar mayor presión en la brecha o reperfilar compulsivamente, costos que hoy hubiesen sido definitivamente más altos que los que se terminaron pagando en esta operatoria”, agregó el director de EcoGo.

Las incógnitas que quedan para adelante son dos. La consultora 1816 puso el foco en que todavía quedan muchas más posiciones de fondos extranjeros en activos en pesos. Ayer, sólo el 4% de esos fondos que presionan a los tipos de cambio paralelos encontró salida.

El costo es que los vencimientos de los próximos meses se pagaron hoy, de los $43.000 millones, eso tiene un valor de mercado menor, que da un costo del 7%. Básicamente le adelantaron el pago. No es grande (Marull)

“Hay que tener presente que hoy salieron de sus posiciones en pesos bonistas con tenencias por USD 542 millones, cuando según el INDEC los extranjeros tienen deuda denominada en moneda local por casi USD 13.700 millones (principales medidos al tipo de cambio oficial: son algo más de USD 7 mil millones si medimos al contado con liquidación). En otras palabras, suponiendo que en la subasta participaron sólo extranjeros, hoy se le dio salida a aproximadamente el 4% de las tenencias totales de pesos de no residentes, que incluyen deuda soberana, pero también provincial y corporativa”, señaló en un informe que lleva la firma de Adrián Rozanski, Mariano Skladnik y Martín Defilippo.

Y, por otro lado, puso un signo de interrogación en lo que pasará en las próximas ruedas con los bonos recientemente emitidos, ya que PIMCO, Templeton y otros tenedores pueden optar por mantener esos títulos en dólares en sus carteras, irlos vendiendo en forma gradual para proteger su precio o, la peor opción, apurarse por transformarlos en dólares.

“No hay que perder de vista que el no residente que tenía pesos y quería dólares, hoy no tiene dólares sino Bonares. Veremos en las próximas semanas cuán apurados están por convertir los Bonares en dólares. De eso en parte dependerá la capacidad del Gobierno argentino de repetir estas licitaciones el año que viene”, concluyó 1816.

Seguir leyendo:

Aumento de jubilaciones: qué cambia y cómo impacta en los haberes la nueva fórmula que impulsará el Gobierno para 2021

Sin cambio de diagnóstico por el triunfo de Joe Biden en EEUU, comienza hoy la misión del FMI para negociar un nuevo acuerdo con el Gobierno

La soja en máximos de cuatro años: ¿cuáles son los factores que impulsan el precio internacional de la oleaginosa?

COTIZACIÓN PRINCIPALES MONEDAS