Nueva baja en el consumo: en junio tuvo una caída de 3,2%, la mayor desde que comenzó la cuarentena

Luego de los picos que se dieron en marzo y abril, marcado por el inicio del aislamiento. El descenso fue más importante en los autoservicios independientes que en las cadenas

xcasas@infobae.com
infobae-image

El consumo masivo tuvo durante el mes de junio una caída de 3,2% en comparación con el mismo mes del año anterior, según los datos de la consultora Scentia. Esto muestra que, después de dos meses de picos de ventas, el sector está nuevamente con números en caída.

“Luego de los crecimientos importantes que se dieron por el comienzo de la cuarentena, el consumo cayó 0,5% en mayo y ahora 3,2% en junio. Creemos que el consumo se va a seguir deteriorando en lo que queda del año. Estamos con 2% de inflación mensual cuando la economía está parada”, señaló Osvaldo del Río, titular de Scentia.

El consumo se va a seguir deteriorando en lo que queda del año. Estamos con 2% de inflación mensual cuando la economía está parada

Los números del consumo en la primera mitad del año muestran una caída de 4% en enero, una leve suba de apenas 0,1% en febrero (que puede atribuirse a que el mes tuvo 29 días, uno más que el año anterior) y a partir de ahí dos fuertes subas: 16,2% en marzo y de 4,1% en abril, por los efectos de la cuarentena y el abastecimiento preventivo que hicieron los consumidores. A partir de mayo, en cambio, volvió a tener números negativos, con una caída de 0,5% que se intensificó en junio, cuando llegó a 3,2%.

Con todo, las caídas fueron más fuertes en el canal de autoservicios independientes (donde están los supermercados de origen asiático) y en los mayoristas. En junio, la caída fue de 1,5% para los supermercados más grandes y cadenas, pero alcanzó una baja de 4,5% para los autoservicios independientes.

(Scentia)
(Scentia)

“En los supermercados están los precios congelados. Siempre hubo una brecha de precios entre los grandes supermercados y los independientes, pero esa diferencia de precios entre canales es ahora más grande”, advirtió Del Río.

Otro canal que muestra números en caída es el de los supermercados mayoristas. En ese caso, la baja en junio fue de 5,8%. Se puede atribuir a que menos consumidores se están abasteciendo a través de este canal. Pero, el principal motivo, es que los pequeños almacenes y autoservicios, que se abastecen en los mayoristas están vendiendo mucho menos. “Los principales clientes de los mayoristas son los autoservicios y los almacenes”, señaló el especialista de Scentia.

(Scentia)
(Scentia)

El estudio también analizó los niveles de ventas en las cadenas de farmacias. En este caso, la caída del consumo llegó en junio al 12,2%, incluyendo las ventas de medicamentos con y sin recetas. “Las personas están yendo cada vez menos al médicos o abandonan tratamientos. Esto impacta en la venta de medicamentos. Hay menos emisión de recetas”, alertó Del Río.

De acuerdo con las categorías de productos, las principales bajas en el consumo —entre super y autoservicios— en junio se dieron en bebidas sin alcohol (-13,4%), productos impulsivos (como las golosinas, con -9,6%), higiene y cosmética (-5%), bebidas con alcohol (-3,8%) y perecederos y congelados (3,6%).

La posibilidad de que el año cierre “empatado”, sin caída con respecto al anterior, es vista como cada vez más lejana

¿Cómo seguirá el consumo en lo que queda del año? Los especialistas trabajan en varios escenarios, pero la posibilidad de que el año cierre “empatado”, sin caída con respecto al anterior, es vista como cada vez más lejana. Si la tendencia a la baja no se modifica, 2020 sería el quinto año consecutivo de caída para el sector, que ya tuvo números en rojo en los cuatro años anteriores.

La variación de precios acumulada en los supermercados y autoservicios durante la primera parte del año es de 10,2% y entre mayo y junio fue del 0,3%. La variación de precios entre diciembre de 2019 y junio de 2020 fue de 7,1% para las cadenas, 12% para los autoservicios independientes y 6,6% para los mayoristas.

El efecto de las fuertes subas de marzo y abril en el consumo se fue diluyendo
El efecto de las fuertes subas de marzo y abril en el consumo se fue diluyendo

“Es muy difícil hacer pronósticos. Hoy no hay modelo matemático que se pueda aplicar porque estamos en una situación que nunca antes sucedió. Si los períodos de caída son suaves, puede ser que el año termine en cero, pero es poco probable. Las variables que hay que tener en cuenta son la reducción de los salarios, la pérdida de empleo, con más gente sin ingresos, y la inflación. El efecto de marzo y abril comenzó a diluirse”, anticipó Del Río.

El relevamiento de Scentia se realizó durante todo el mes de junio en 2.800 sucursales de grandes cadenas, 19.200 autoservicios, 200 mayoristas y 14.000 farmacias a través de un sistema de scanning.

Seguí leyendo:

Deuda: el Gobierno estudia los cambios legales que proponen los acreedores y una nueva prórroga del plazo de negociación

Hot Sale 2020: precios y ofertas en el primer día de descuentos para comprar online

MAS NOTICIAS
COTIZACIÓN PRINCIPALES MONEDAS