Distanciamiento entre butacas y entradas online: cómo es el protocolo que presentaron los cines

Los complejos de cine prevén trabajarán a un máximo del 50% de su capacidad. Los espectadoras se distribuirán entre las butacas con un esquema similar a un tablero de ajedrez. Todavía no tienen fecha de reapertura

Espectadores protegidos con barbijos en una sala de cine de Barcelona (EFE/Alejandro García/ Archivo)
Espectadores protegidos con barbijos en una sala de cine de Barcelona (EFE/Alejandro García/ Archivo)

Las salas de cine aun no tienen una fecha estimada para volver a la actividad en la ciudad de Buenos Aires. En el esquema de etapas que diseñó el Gobierno porteño la actividad estaría habilitada en la quinta etapa, con tope en la cantidad de asistentes.

Sin embargo, desde el sector, tienen ya listo el protocolo con las medidas sanitarias que deberán tomar para la reapertura de los complejos de cine. Las autoridades de la Cámara Argentina de Exhibidores Multipantallas (CAEM) y de la Federación Argentina de Exhibidores Cinematográficos (FADEC) están trabajando con los funcionarios de los ministerios de Salud y Cultura, tanto a nivel nacional como en las distintas jurisdicciones.

¿Cuáles serían las medidas que se podrían implementar en la reapertura?

- Las salas trabajarán con por lo menos un 50% de su capacidad con un esquema de distanciamiento entre butacas similar a un tablero de ajedrez. Quedarán una butaca vacía adelante, una atrás y una a cada costado de cada persona, salvo que sean del mismo grupo familiar.

Los cines de Hong Kong fueron unos de los primeros en reabrir sus salas (EFE/EPA/JEROME FAVRE/ Archivo)
Los cines de Hong Kong fueron unos de los primeros en reabrir sus salas (EFE/EPA/JEROME FAVRE/ Archivo)

- La venta de entradas y comida se realizará 100% de forma online y se podrían reemplazar los tickets en papel por un código digital.

- Habrá intervalos más largos entre las funciones, para sanitizar las salas, y un cronograma de horarios para evitar que se concentre gente a la entrada y salida de las proyecciones.

- Se instalarán espacios de sanitización en cada complejo.

“Es importante aclarar que si bien existe un plan de reapertura, aún no hay una fecha concreta. Desde la cámara, estamos trabajando en un plan para volver a abrir las salas y que el público pueda volver a disfrutar de los estrenos”, comentó Martín Álvarez Morales, presidente de la Cámara Argentina de Exhibidores Multipantalla (CAEM) y CEO de Cinemark-Hoyts en un comunicado.

La venta de entradas y comida se realizará 100% de forma online y se podrían reemplazar los tickets en papel por un código digital.

“Hasta ahora hemos tenido la ayuda del ATP y no mucho más. La actividad fue exceptuada del 95% del Sistema Integrado Previsional Argentino (Sipa) por ser de las más golpeadas, pero sin embargo la AFIP aún no nos incluyó para poder aplicar la reducción”, detalló Gabriel Feldman, CEO de la cadena Multiplex y miembro de la Federación Argentina de Exhibidores Cinematográficos (Fadec).

“Estamos trabajando en el protocolo. Sabemos que va a costar volver a un nivel de concurrencia suficiente para cubrir los gastos. Seguramente vamos a necesitar apoyo incluso aún después de abrir”, agregó.

Las salas tienen una capacidad promedio de entre 120 y 130 personas y con los cambios quedaría reducida a la mitad, con 60 o 65 espectadores por función. “Creemos que con la distancia de 1,5 metros es suficiente, porque la gente está sentada mirando hacia adelante y no hablan entre ellos”, señaló Rolando Bevilaqcua, director de la cadena Atlas, con siete complejos de salas. El ejecutivo destacó que a pesar de permanecer cerrados desde el 16 de marzo, con ingresos cero, la actividad no recibió ayuda especial, más allá del pago de salarios a través del ATP.

Las ventas de entradas y pochoclos pasarían a realizarse en forma online (REUTERS/Benoit Tessier)
Las ventas de entradas y pochoclos pasarían a realizarse en forma online (REUTERS/Benoit Tessier)

Se estima que en el país hay unas 700 pantallas de exhibición de cine y que la industria emplea a 7.000 personas en forma directa. “Tenemos algunos casos de salas del interior, que no pertenecen a una cadena, que están en riesgo de cerrar. Y no descartamos que pase lo mismo con las cadenas. Con ingreso cero, es difícil mantener una empresa”, señaló Bevilacqua.

Además del tema sanitario, otra de las dificultades que tendrá la reapertura de los complejos de cine es que la falta de confianza de los espectadores para volver a los cines y que los grandes estudios cinematográficos están demorando los estrenos de sus películas más importantes, a la espera de que se normalice la concurrencia a las salas.

“Los estrenos se fueron postergando. La mayoría para 2021. No queremos repetir la experiencia de otros países, como China o España, donde las salas abrieron y luego tuvieron que cerrar. Es lo peor que puede pasar”, agregó el directivo.


Seguí leyendo

Reapertura de locales: entre la expectativa de recuperar ventas y los riesgos de cierre definitivo

La ruptura de la cadena de pagos deja a las empresas al borde del colapso

MAS NOTICIAS
COTIZACIÓN PRINCIPALES MONEDAS