Julio María Sanguinetti dijo que la expropiación de Vicentin es una mala señal

El ex presidente de Uruguay analizó la decisión del Gobierno argentino de intervenir y expropiar la compañía agroexportadora. Además, recordó la relación traumática que tuvo su país con el gobierno de Cristina Kirchner

Julio María Sanguinetti
Julio María Sanguinetti

Desgraciadamente hay una mala señal”. Sin pelos en la lengua y con la lucidez que lo caracteriza, el ex presidente de Uruguay Julio María Sanguinetti analizó la decisión del gobierno argentino de intervenir y expropiar Vicentin, una de las principales compañías del sector agroexportador.

Hoy tenemos este enorme signo de interrogación que anhelamos, deseamos fervorosamente que pudiera despejarse. Ojala que esta empresa santafesina, en esta zona agrícola tan querida para nosotros, pueda salir a flote, pero desgraciadamente hay una mala señal”, remarcó en diálogo con el periodista Carlos Pagni en el programa Odisea Argentina, que se emite por la señal LN+.

Sanguinetti hizo hincapié en la repercusión internacional que provocó este avance del Estado sobre la propiedad privada. “No es buena”, dijo. Y le recomendó a la administración del presidente Alberto Fernández que vuelva “a la normalidad” y no convoque de nuevo “a los fantasmas”.

Esos fantasmas a los que aludió el mandatario están asociados a los peores años de las dos gestiones de Cristina Kirchner que los uruguayos vivieron en carne propia con relaciones bilaterales muy complejas en el plano comercial y en el plano político, con el conflicto desatado en torno al Río Uruguay por la instalación de dos plantas productoras de celulosa. Con la puesta en funcionamiento de un tercer emprendimiento, ese sector se convirtió en uno los principales motores de la economía uruguaya.

“Yo tenía la razonable esperanza de que la Argentina no cayera en lo peor de aquellos gobiernos kirchnristas que, para los uruguayos, fueron realmente negativos porque ‘entrancaron’ el comercio, agredieron la actividad portuaria y fue una situación realmente muy penosa, muy compleja", recordó.

Para el ex jefe de Estado integrante del Partido Colorado, los gobiernos de Cristina Kirchner representaron “un tiempo muy triste” para las relaciones entre Buenos Aires y Montevideo, pero remarcó que con la llegada de Alberto Fernández se generó cierta “esperanza”, ya que se trata de alguien que “fue crítico en aquel momento” de la administración de la ahora vicepresidenta y “de los excesos que se habían cometido”.

Desde el punto de vista político, calificó a Alberto Fernández como un hombre informado, con capacidad jurídica, pero que “evidentemente está envuelto en una situación política de la cual no tiene su contralor total o mayoritario”. “Responde a un poder en una estructura política del cual la señora Kirchner es importante y ambos representan una línea muy distinta”, puntualizó.


El avance sobre Vicentin provocó una señal negativa sobre el gobierno de Alberto Fernández
El avance sobre Vicentin provocó una señal negativa sobre el gobierno de Alberto Fernández


Las principales frases de Sanguinetti

“Todos tuvimos esa razonable esperanza de que no recayéramos en lo peor de los gobiernos Kirchner que para nosotros, Uruguay, fueron muy negativos porque trancaron el comercio, agredieron la actividad portuaria. Fue una situación realmente muy penosa, muy compleja".

“Recordemos lo que pasó con las fábricas de celulosa. Fue un momento muy triste de las relaciones entre la Argentina y Uruguay a nivel de gobiernos, no a nivel de la gente porque las sociedades nunca se enemistaron ni aún en los peores momentos”.

“Uno veía (por Alberto Fernández) un presidente que fue crítico en su momento de la propia presidenta (por CFK), de muchos excesos que se habían cometido y todos abrevamos alguna esperanza que en algunos aspectos uno todavía mantiene. Uno ve en el doctor Fernández un hombre bien informado, con capacidad jurídica, pero evidentemente envuelto en una situación política de la cual, es un hecho objetivo, no tiene su contralor total ni quizás mayoritario”.

Es evidente que Alberto Fernández responde a un poder en la estructura política en el que la señora Kirchner es evidentemente importante y desde ya representa una línea política muy distinta a la que expresa el doctor Fernández y a la que expresamos nosotros. Yo diría que es aun distinta a la que en su tiempo representó el Frente Amplio porque, entendámonos, los grandes conflictos del kirchnerismo con Uruguay fueron bajo el gobierno de Mujica".

“Mujica pensaba que los temas se resolvían con una conversación amistosa, de camaradería más o menos populista, y lejos de resolverse los problemas se agravaban”.

“Hoy tenemos un enorme signo de interrogación que anhelamos, deseamos fervientemente, pueda despejarse”.

“Esta nota de esta empresa santafesina, en esta zona agrícola tan querida para nosotros, ojalá pueda salir a flote... Desgraciadamente hay una mala señal”.

“Uruguay no está haciendo una política para atraer argentinos, Uruguay tiene una política general con la cual trata, desde una economía muy pequeña que no es por sí misma atractiva, atraer inversores”.

“La celulosa es hoy nuestro segundo producto de exportación y en pocos años va a ser el primero. La forestación es el principal complejo industrial del Uruguay y es una política que se inició en nuestra Presidencia y felizmente se transformó luego en política de Estado y nadie lo ha cambiado. Esa es una gran lección: lo bueno que se ha logrado es por la continuidad”.

“Espero que volvamos a la normalidad y no convoquemos de nuevo a los viejos fantasmas”.

Seguí leyendo:

Últimas Noticias

Suba del precio de los granos: cuánto le queda realmente a los productores del campo argentino

Si bien las actuales cotizaciones son altas en términos históricos, el productor argentino percibe en algunos casos menos de la mitad del precio mundial y la suba de costos le come rentabilidad

Hoteles porteños: reclamo por la reducción de la ayuda a un sector que sigue en estado crítico

Mediante una resolución, el ministerio de Trabajo pasó a considerarlos sector “no crítico” y redujo de $ 22.000 a $ 9.000 el aporte por empleado, pese a que la ocupación es de apenas 23,6%, menos de la mitad del umbral para cubrir costos

Feletti: “Estamos ante un capitalismo que quiere ganar mucho y producir poco, y la Argentina no es la excepción”

Según el secretario de Comercio Interior, es imprescindible “desacoplar” los precios internos de los internacionales. “El pueblo tiene que saber qué pensamos los funcionarios”, dijo además, en réplica al ministro Matías Kulfas, que le había reprochado “pensar en voz alta”

Guzmán en la Academia Pontificia: espaldarazo político, prestigio científico y contactos de alto nivel

Además de fortalecerlo internamente, la designación pone al ministro como par, por ejemplo, de Mario Draghi, actual jefe de Gobierno italiano y expresidente del Banco Central Europeo

Fin de las cuotas para viajar al exterior: en qué consiste la medida y qué alternativas existen para financiar

La decisión del BCRA también limita servicios de turismo internacional como alojamientos, excursiones y alquiler de transporte, entre otras. Opciones de pago
MAS NOTICIAS
Información provista porInvertir Online