Se frena la industria del etanol de maíz y la crisis afecta a 4.800 trabajadores (Crédito: Bio4)
Se frena la industria del etanol de maíz y la crisis afecta a 4.800 trabajadores (Crédito: Bio4)

A través de un comunicado de prensa, las autoridades de la Cámara de Bioetanol de Maíz advirtieron que la crisis provocada por la menor demanda de naftas a raíz de la cuarentena obligatoria para prevenir el coronavirus, podría derivar en un cierre total o parcial de sus plantas, que emplean a más de 4.800 personas de manera directa e indirecta, en las provincias de Córdoba (Alejandro Roca, Villa María y Río Cuarto), Santa Fe (Avellaneda) y San Luis (Villa Mercedes).

La Cámara de Bioetanol de Maíz está compuesta por 5 plantas que tienen una capacidad instalada de 830.000 metros cúbicos anuales, en las cuales se invirtieron 550 millones de dólares, y abastece el 50% del alcohol destinado a la mezcla con las naftas. Hoy publicaron un documento titulado: “Por desplome de la demanda, y con tanques llenos, el Bioetanol de maíz para sus plantas”.

El director ejecutivo de la entidad, Patrick Adam, manifestó en el comunicado: “La inédita caída en la demanda del biocombustible obligará a los productores a un cierre total o parcial de sus plantas. Esperamos una caída de más del 70% en los requerimientos de etanol de abril y tenemos los tanques de almacenaje llenos. Ante semejante panorama no nos va a quedar otra que parar”.

En medio de este escenario tan complicado para toda la cadena, Adam sostuvo: "La industria, que tiene una capacidad instalada ociosa de 30% en tiempos normales, solicita al gobierno que otorgue un aumento inmediato del corte de las naftas del 12% actual al 15%, y una actualización del precio de al menos 10%”.

A todo esto, el Director Ejecutivo de la Cámara, manifestó: "No sabemos a qué ritmo se va a recuperar el consumo, pero lo más probable es que sea en forma gradual, por lo que tenemos por delante un año muy malo, tanto en volumen como en precio, ya que desde diciembre, además, nos han congelado el valor del litro de bioetanol en menos de 30 pesos”.

Más reclamos

La menor demanda de naftas también complica el panorama de la producción de bioetanol a base de caña de azúcar. Los representantes del sector reclamaron la semana pasada medidas a las autoridades nacionales que permitan apuntalar el empleo en la región del NOA.

La industria sucroalcoholera instalada en el Norte Argentino reclamó “medidas indispensables” para mantener la actividad vinculada a la producción de bioetanol, tras la caída en la demanda que reporta el mercado de las naftas. El sector pide acciones gubernamentales que permitan sostener las fuentes laborales, que actualmente registra casi 190 mil puestos de trabajo directos e indirectos.

Representantes de la producción de bioetanol, en base a caña de azúcar, también pidieron medidas al gobierno para enfrentar la crisis REUTERS/Paulo Whitaker.
Representantes de la producción de bioetanol, en base a caña de azúcar, también pidieron medidas al gobierno para enfrentar la crisis REUTERS/Paulo Whitaker.

El pedido fue cursado a la Casa Rosada a través de una carta remitida por el Centro Azucarero Argentino y la Cámara de Alcoholes, dirigida al ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, y con copia a sus colaboradores Sergio Lanzini (secretario de Energía) y Juan Carbajales (subsecretario de Hidrocarburos).

Más allá de informar al gobierno nacional del “grave impacto” que tendrá la situación de emergencia sanitaria en la economía y finanzas de la producción sucraalcoholera nacional, desde el sector se indicó que “los stocks de alcoholes, la producción en curso y lo que sucederá con el próximo comienzo de la zafra, permiten asegurar que la demanda para uso medicinal y desinfectante será atendida sobradamente”.

Por este motivo, la Cámara de Alcoholes y el Centro Azucarero Argentino solicitaron la promoción de “algunas medidas indispensables para que las industrias del sector, que producen bioetanol, puedan subsistir y de esta manera mantener la planta laboral activa, que totaliza 60.000 puestos directos y 126.000 indirectos”.

Seguí leyendo: