Por el coronavirus, se aceleró la inflación en marzo y se ubicó cerca de 3%

Pese al plan de precios máximos, hubo importantes aumentos en alimentos y bebidas. Los productos estacionales lideraron los incrementos. La cuarentena afectó la medición por el cierre de los comercios relevados

ndonato@infobae.com
Ante la fuerte demanda que registraron los supermercados durante marzo, se encontraban muchas góndolas semi vacías
Ante la fuerte demanda que registraron los supermercados durante marzo, se encontraban muchas góndolas semi vacías

Marzo fue un mes claramente atípico en términos de inflación. La llegada del coronavirus al país no sólo provocó la aceleración de algunos precios producto de la fuerte demanda y de la escasez de algunos artículos, sino que también generó problemas de medición. Las consultoras tuvieron dificultades para captar los registros, y lo mismo le pasó al Indec, que hacia mediados de mes tuvo que modificar la metodología de recolección de los datos debido al cierre de todos los comercios por la cuarentena.

Así y todo, las consultoras económicas hicieron sus números, que tuvieron igualmente una gran dispersión unas de otras, con números que van desde el 2,3% al 3,5%. Varias de ellas coincidieron en que el rubro alimentos y bebidas, que había mostrado una tendencia de desaceleración en febrero, volvió a subir más que el promedio, a pesar de la medida que obligó a los comercios a retroaer los precios a los vigentes al 6 de marzo, con valores máximos.

De esta manera, el primer trimestre habría cerrado con un incremento en los precios menor al 8%, un valor bajo respecto de la tendencia que tenía la inflación hasta fines del año pasado, aunque mayor al esperado por el Gobierno. De todas maneras, el coronavirus cambió el escenario hacia adelante y muchos analistas sostienen que el freno en el proceso de desaceleración de los precios llegó para quedarse.

Según la consultora Elypsis, que cerró anoche su informe, la inflación de marzo se ubicó en 2,3% respecto de febrero, levemente por encima del 2% de febrero, producto del impacto de la pandemia en los últimos 10 días del mes. De acuerdo con el informe, “la aceleración estuvo explicada por productos estacionales como verduras, carnes o azúcar, que debido a restricciones de oferta o desabastecimiento” aceleraron el ritmo de aumento.

Los precios de los alimentos volvieron a acelerarse, especialmente por productos estacionales
Los precios de los alimentos volvieron a acelerarse, especialmente por productos estacionales

Para esta firma, el resto de los alimentos y bebidas continuó desacelerando levemente y ubicándose en el promedio del índice. Pero el rubro trepó 2,5% en el mes. Los mayores incrementos se produjeron en la última semana de marzo y estuvieron influenciados por “algunos problemas de abastecimiento".

“Los mayores controles al movimiento de camiones generan demoras en las entregas y los precios sienten esa presión. En los hipermercados, que tienen más precios online, los productos se mantuvieron más estables que en los comercios chicos, donde los controles son manuales”, precisó la consultora. Las demás variedades del IPC, con excepción de Educación, continuaron contribuyendo a la baja.

Los números de la consultora Seido muestran una inflación general del 2,8%, con una inflación núcleo de 2,5%, un 3,2% de aumento para los precios regulados y un 3,4% para los productos estacionales. La analista Florencia Suárez precisó que el rubro alimentos y bebidas subió por encima del registro general (3,5%) y dentro de este sector, las carnes (4,8%). A su vez, los aceites y grasas aumentaron 3,4% y el azúcar y otros dulces, 4,6%.

“En la última semana de marzo los precios comenzaron a aumentar más producto del aislamiento social y demás medidas tomadas por el gobierno. Lo único que hacemos es comer; se dificulta la logística por todos los controles de la cuarentena y en los supermercados de barrio o de cercania (que es hasta donde te dejan ir) se aprovechan y suben los precios”, remarcó la analista de Seido.

También influyó en la inflación de marzo el rubro educación por el comienzo de las clases, aunque luego fueran suspendidas
También influyó en la inflación de marzo el rubro educación por el comienzo de las clases, aunque luego fueran suspendidas

Los números de EcoGo son similares (2,7%), aunque para esta consultora los precios de los alimentos subieron menos que el promedio general (2,5%). También se ubicó cerca la medición de Ecolatina, con un número para marzo del 2,6%, explicado por los rubros educación, indumentaria y alimentos y bebidas.

Por su parte, Orlando Ferreres & Asociados se mostró algo más pesimista, con las particularidades de medición que tuvo marzo. Para esta consultora, el IPC del tercer mes del año mostró un alza del 3,6% y una suba interanual del 52,5%. En cuanto a los principales rubros, alimentos y bebidas avanzó 3,8% mensual a raíz de las subas tanto en frutas y verduras como productos cárnicos. Asimismo, dice el informe, transporte y comunicaciones creció 5,8%, explicado principalmente por el incremento en los abonos de celulares y algunas subas en los precios de vehículos, en tanto que Educación creció 10,7% por las matrículas, cuotas y otras subas vinculadas con el inicio escolar.

Para abril, las consultoras también prevén una inflación en torno al 3% y muchas ya están incluso modificando las estimaciones anuales. Ecolatina, por ejemplo, la elevó de 40% a 45% en los últimos días, ya que “es probable que haya una aceleración de la inflación, en parte por el corrimiento del dólar de las últimas semanas y otro por la cuarentena que aumenta por los precios por expectativas”.

Seguí leyendo:

El plan del Gobierno para rescatar empresas de la pandemia: qué sectores y trabajadores se beneficiarán con las medidas

Por las medidas de aislamiento no sólo aumentó la demanda de alimentos: también la de pesos





COTIZACIÓN PRINCIPALES MONEDAS